PARA ELLAS

Gabriela Ichaso, rebelde desde siempre


Una vida de luchas. Se declara una mujer plena. Su estilo sin filtros, frontal y honesto, es admirado y criticado pero no pasa desapercibido.

Leer el artículo Pausar Lectura

14/02/2018

Gabriela Ichaso Elcuaz tiene mucha historia como pionera en varios campos de la comunicación, suplementos y revistas y especialmente, desde hace diez años, como bloguera y en el campo de redes sociales y contenido digital. Se destacó como pensadora política y como activista independiente que vivió aciertos y sinsabores por las causas justas. Se declara una mujer plena que salió adelante entre infinitos quehaceres a la par de la crianza de sus cuatro hijos. Aceptó compartir su historia, inclusive la primicia de nuevos proyectos y el sueño de una avanzada juventud, como la llama, literaria. 

 

 ¿Cómo definiría su historia mirando a lo largo de su vida?
Una vida de novela. Muchas vidas en una. He vivido mucho más de lo que hubiera soñado. La maternidad adolescente me forjó una fortaleza que sin saber lo necesitaría en todos los desafíos, duros y decisivos, posteriores.

 

 ¿Alguna vez hubo más preocupación por los ingresos que por la ética profesional?
Esa disyuntiva no forma parte de mi forma de ver el mundo. Para mí el dinero es una cuestión de subsistencia, no un factor de realización a través de bienes materiales. Mi vida es ser y saber, no tener.

 

 ¿Hay diferencias entre las mujeres de la generación de los años 1980 y estos años 2000?
Por supuesto. Este es el siglo de las mujeres libres y no es un dato menor, puesto que es consecuencia de la lucha de generaciones anteriores que fuimos reconquistando el poder de ser nosotras mismas ante un sistema histórico dominante que aún impera en las relaciones interpersonales e institucionales.  Las jóvenes de hoy, a pesar de las cruentas cifras de violencia, tienen opción a mayor libertad que las del siglo pasado, sin duda.

 

 ¿Por qué las mujeres que han logrado escaños políticos casi siempre olvidan su idealismo inicial y sus proyectos, o poco aportan a la causa mujer? 
El hecho de ser mujer no te hace vanguardista, ni apta para la política ni diferente en el sistema político. Una cosa es el compromiso con causas, la convicción de trabajar para cambiar taras y otra cosa es el uso del discurso para alcanzar un cargo por cuota o la preparación para ejercerlo.


   
 ¿Cómo analiza la radiografía de las nuevas rebeldes, como las activistas de los pañuelos rojos, que empiezan a dar muestras de que tienen voz y voto?
Una luz reveladora, después de tanto tiempo, ha sido la movilización de nuevos ciudadanos alrededor del 21 de febrero de 2016 y del 28 de noviembre de 2017.  Tengo muchísima fe en las jóvenes de Resistencia Femenina, son un deja vu de las pocas que estábamos en lucha en la universidad en 1982, lógicamente en otro contexto y en los tiempos de hoy.

 

 ¿Cómo las alienta?
 Las aliento a que nadie se apropie de su libertad, que nadie venga a decirles qué hacer o a encaramarse en el espacio que ellas están construyendo. Los que ya fueron, fueron. Dejen surgir lo nuevo. Es la ley de la vida y de la historia, si realmente se cree en el futuro y en cambios.

 

 ¿Gabriela Ichaso volvería a la política partidaria? 
Hace 10 años que estoy fuera del servicio público esperando la participación de nuevos protagonistas. He sido protagonista de 10 campañas políticas hasta 2005. He visto y vivido de todo, desde la recuperación de la democracia y la conspiración contra el Dr. Hernán Siles Zuazo hasta la conspiración contra el gobierno de Carlos D. Mesa.

 

¿A corto plazo qué piensa hacer en la vida?
Seguir viviendo como si hoy fuera el último día.