Entrevista

Carla Justiniano ¿funciona la jugoterapia?


Dieta. La nutricionista habla de los jugos que se han puesto de moda y si estos son una opción saludable. Afirma que están cargados de calorías y tienen un alto contenido de azúcar, y además son deficientes en fibras

Profesional. Insiste en que no hay nada mágico contra el sobrepeso, y que además de una alimentación sana se requiere paciencia

14/06/2017

Ella habla sin tapujos de las dietas, estilos y tendencias alimenticias que están de moda y alerta los riesgos que estas encierran y la importancia de cuidar nuestra salud.

¿Por  qué las personas a la hora de bajar de peso o tener su peso bajo control, optan por medidas extremas?
Sabemos que todas las personas somos impacientes, muy pocas tienen la virtud de saber esperar, y que todo llega a su tiempo. Es por ello que, si hablamos de bajar de peso o mejorar nuestro físico, ¡queremos cambios ya!, en cuestión de días.

Lo cual lleva a la persona a tomar medidas drásticas que muchas veces son dañinas para el organismo. Sin embargo, ese debería ser el momento de detenernos a pensar cuál es nuestro objetivo y cómo debe de ser el camino correcto.

¿Qué opinión le merece la dieta a base de ‘jugoterapia’?
Si una persona opta por estos jugos para obtener los nutrientes, porque no puede ingerirlos debido a una cirugía u otros motivos, no está nada mal. Sin embargo, el problema existe cuando comenzamos a creer que estos jugos son mágicos y con tan solo consumirlos, vamos a solucionar nuestros problemas de sobrepeso.

Por el contrario, al ser solo la extracción del líquido de las frutas y verduras, están cargados de calorías, tienen un alto contenido de azúcar proveniente de las frutas y son deficientes en fibra. Y es ahí cuando se vuelve contraproducente para controlar nuestro peso, peligroso para personas que sufren diabetes, e incluso para nuestra salud en general. Debemos recordar que un jugo o zumo jamás sustituye una pieza de fruta en su estado natural.

¿Aporta nutrientes, vitaminas y minerales estos jugos?
Las frutas y verduras son alimentos que aportan bastantes vitaminas y minerales, por consiguiente, el jugo en base a los mismos, es rico en esos nutrientes. Sin embargo, carecen de grasas, proteínas y carbohidratos complejos que nuestro cuerpo necesita.

Por otra parte, para obtener estos jugos, hay distintas formas, el método recomendado y seguro, es el prensado en frío, es el único procedimiento en que el jugo puede ser almacenado durante 72 horas sin conservantes y permanecer con un sabor fresco. Y la calidad de las vitaminas, minerales y aminoácidos permanecen intactas.

  Otro extremo es buscar dietas solo a base de proteínas, como la dieta Atkins, ¿usted la recomienda?
Ambas se basan en eliminar uno o algunos de macronutrientes que necesita el ser humano para su correcto funcionamiento (carbohidratos, proteínas y grasas).

Son las llamadas ‘dietas milagro’, que aseguran bajar de peso, sin basarse en estudios científicos, implicando seriamente nuestra salud. Algunas de las consecuencias de este tipo de dietas deficientes de nutrientes, es que podemos padecer de desnutrición, desequilibrio interno, deficiencia de proteínas, vitaminas y minerales, efectos sicológicos negativos y cambios de humor. En resumen, estas dietas no incentivan buenos hábitos alimenticios y tampoco hábitos saludables de vida.

¿Qué opinión le merece las tendencias alimenticias, como la alimentación vegana, ayurvédica o probiótica?
Son diferentes tipos de dietas, que se basan en sustentos distintos. Por ejemplo, la dieta probiótica se basa en mantener en óptimas condiciones nuestra microbiota intestinal (flora intestinal), siendo la responsable de numerosos procesos que influyen en nuestro sistema inmune. La dieta ayurvédica, más que un método nutricional es una filosofía de vida basada en la medicina de la India. Ayúrveda, significa “ciencia de la vida”, es una forma de concebir la salud como un equilibrio de cuerpo, mente y espíritu.

Y la dieta vegana, se basa en consumir solo alimentos de origen vegetal, excluyendo todos los productos de origen animal. Personalmente pienso que cada una de ellas, así como otras, más que un tipo de alimentación para bajar de peso, es una forma de vida que adopta cada persona, de acuerdo a sus creencias, costumbres. Sin embargo, hay que resaltar que prioridad es el cuidar nuestra salud antes que cualquier moda o estilo de vida.

No obstante, es bueno que cada persona se conozca perfectamente a sí misma, saber qué alimentos le sientan bien, y cuáles son mejor evitarlos. Algo muy importante que no hay que olvidar es que cada persona tiene sus particularidades y diferentes necesidades; entonces lo que me funciona a mí, quizás no le funcione a la otra persona que está a mi lado. 



En esta nota



e-planning ad