PARA ELLAS

Bachilleres desorientados ayudá a tu hijo a descubrir su vocación


Conocer sus capacidades. Descubrir la vocación del bachiller es una tarea que involucra a todos, maestros padres y entorno social. “Nadie se muere de hambre si ama su profesión, se muere de hambre el que estudia una carrera por obligación”, afirma la sicóloga del centro LUÁ

Que no actúe como corderito se trata de que tu hijo pueda darse cuenta de cuáles son sus preferncias o actividades que le apasionan realizar, y no lo que hacen los demás

25/01/2017

Indeciso y confundido. Así está tu hijo porque no sabe qué carrera o formación profesional seguir?, y eso te irrita, no sabes a quién acudir para que lo ayude, o tratás de entenderlo porque también pasaste por la misma situación? No te amargués, por el contario, podés hacer mucho para ayudar a tu hijo a realizar una elección certera y que más tarde esta no se traduzca en una frustración. Según estudios realizados por el Departamento de Orientación de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), a los bachilleres parece costarles mucho tener una decisión clara respecto a elegir su carrera profesional. Pero lo más llamativo y que muchos progenitores quizás desconocían, es que buena parte de los que postulan a la universidad pública elige la misma carrera que piensa estudiar su compañero o amigo. “Estudios nos han llevado a descubrir que los bachilleres no eligen, por ejemplo Derecho, porque su papá es abogado, sino porque su mejor amigo ingresó a estudiar dicha carrera; su par tiene más peso que su entorno”, afirma Katiusha Cirbián, jefa del departamento de Orientación de la Uagrm. Por eso es que, tras vencer el primer semestre, muchos deciden cambiar de carrera y esto puede generar una sensación de frustración, agrega.

Otro ejemplo que pone de manifiesto el problema y que refleja que no siempre la primera elección es la más acertada, o que puede el joven en el camino descubrir otras habilidades, es que el 70% de los que postulan quiere estudiar la carrera de Medicina, y cuando se les consulta por qué? la respuesta es que les garantiza éxito, fama e ingresos, desconociendo el sacrificio que implica formarse como médico, por lo que muchos luego la abandonan.

Seguí esto para ayudarlo
Descubrir e incentivar la vocación del bachiller es una tarea que involucra a todos: padres, maestros y entorno familiar. Las unidades educativas desde el nivel primario deberían desarrollar orientación vocacional y ayudar a que el niño vaya descubriendo sus habilidades. Los progenitores al igual que los maestros pueden ver cuáles son las preferencias del chico, si tiene mayor inclinación por las destrezas y habilidades manuales o intelectuales y motivarlo. Es importante que los padres hagan un acompañamiento durante la etapa escolar. De igual forma cuando ingresa a la universidad, sobre todo los primeros años.

Dos expertas aconsejan

“Desde nuestra experiencia, nadie se muere de hambre, si ama su profesión, se muere de hambre el que estudia una carrera por obligación”, afirma la sicóloga Aldana Fernández del Centro de Orientación Integral LUÁ, agregando que a la persona que realmente le encanta lo que hace, buscará la forma de que  le vaya bien y le irá bien.

Subraya que como mamá lo primero que tenés que hacer es indagar los gustos y habilidades de tu hijo desde pequeño para así orientarlo cuando ya culmine el colegio. Nunca forzarlo a que estudie una carrera por obligación o por conveniencia tuya, recurrir a especialistas para que le brinden una información certera y despeje sus dudas. Que él mismo visite las universidades, no vos, que conozca las opciones de carrera y su campo y desempeño laboral, en qué consiste el sistema, tener bien en claro que elegir una carrera no es algo sencillo, pero sí de suma importancia.  

La pedagoga Betty Arancibia indica que en la orientación vocacional se conjuga una serie de características que son los intereses, aptitudes y habilidades de los hijos, sin embargo, por desconocimiento de esas habilidades, muchas veces los padres buscamos influenciar de diversas maneras para que ellos elijan lo que nosotros quisiéramos, sin darnos cuenta de que la orientación vocacional es un proceso cuyo objetivo es despertar interés en un oficio y ajustarlo a la vida profesional de la persona en el futuro. “La elección tiene que ser verdaderamente al gusto de nuestro hijo, el apoyo e incentivo de los padres es primordial para transmitirle seguridad, trabajar con ellos y especialistas en el campo en el proceso de la elección de carrera con tiempo, lo aconsejable es desde que cursan la pre-promo, para así conseguir un resultado certero”, concluye Arancibia 



En esta nota



e-planning ad