OPINIÓN



| 20/07/2017


Un elefante líquido

   Por alguna extraña razón, la Bolivia plurinacional decidió usar la palabra ‘licuificar’ para el caso del gas natural licuado (GNL), como incluyendo en la comparsa de 36 naciones una nación angloparlante. Ahora se sabe que, en esa moda de usar palabras raras pero con intereses más precisos, YPFB decidió instalar una planta para producir GNL, lo que logra después de ‘licuificar’ el gas, es decir, licuarlo, para quienes hablamos español. Lo más importante en esta operación, hecha durante la etapa de febril despilfarro, era saber el precio. Los informes no son claros sobre esto tampoco. Hablan de $us 208 millones, aunque otros informes mencionan cinco veces más.

Lo cierto es que ahora la planta, estrenada el año pasado, por los días del referéndum del 21F, no funciona. No ‘licuifica’ nada. Se paró y no hay quién pueda componerla. Eran los días en que el comprador no se molestaba con detalles de pedir garantía al proveedor. Por lo tanto, según denunció Hugo del Granado, está parada. El negocio, si no fue negociado, incluía, por supuesto, la compra de equipos para ‘deslicuificar’ el producto y devolverle su forma de gas (regasificar), para introducirlo en gasoductos de pequeños centros urbanos alejados de los grandes ductos de exportación. Aquí, los informes conocidos hasta ahora enloquecen, pues se habla de contratos por más de $us 900 millones, lo que sería un delirio.

Las autoridades de la empresa dicen que la planta de ‘licuificación’ de gas fue concebida también para exportar el GNL. Más o menos, si se entiende bien, el GNL boliviano iba a viajar por tierra, a bordo de camiones siempre sospechosos, hasta Bahía Blanca, en Argentina, o Escobar, y, también en camiones, hasta las plantas de regasificación de Brasil, y, esta vez no en camionetas rojas, a Chile. Un negocio medio raro. Más iba a costar el transporte que el producto.

No se sabe cuántas son las poblaciones bolivianas dotadas de equipos de regasificación, ni de ductos urbanos que lleven el gas hasta los domicilios. De esos detalles nadie se ocupó. Lo importante, como estaba de moda en YPFB, era comprar la planta, pagar al contado y resolver urgencias burocráticas. Un elefante blanco ‘licuificado’. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
1917: la URSS
Promesas y deudas
Singapur y Bolivia
Deserciones disimuladas
Arremetida cocalera
Arremetida cocalera
Transnacional de la coca
Transnacional de la coca
Los expresidentes
Cosecha de errores
Una nueva etapa
Una nueva etapa
Populistas impopulares
Nuestros aliados
Nuestras milicias
Un elefante líquido
A 500 metros
Filigranas de gas
Filigranas de gas
Libertad de empresa
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/10/2017
... Cara a cara
21/10/2017
Dictadores tropicales
21/10/2017
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
21/10/2017
80-20: La importancia de invertir en ti mismo
20/10/2017
Serrat, con voz propia
20/10/2017
Nos despojan del don


EL DEBER
 
Te puede interesar
Dirigentes de la subcentral del Tipnis en la marcha del 9 de agosto. Foto: ANF
BOLIVIA

Dirigentes del Tipnis denunciarán al Gobierno

Protestas en Cataluña contra la medida del Gobierno español (Reuters)
x 9
MUNDO

Independentistas toman las calles de Barcelona

El presidente catalán Puigdemont y otras autoridades participan en la marcha (Reuters)
MUNDO

Exigen declarar la independencia en respuesta Rajoy

Diez
El Manchester United sumó su primer derrota de la temporada. Foto: Perú 21
INGLATERRA

Manchester pierde y se aleja de la punta

El fisioterapeuta Deymar Arce junto a Jorge Toco. Foto: Etzhel A. Llanque
CLAUSURA

San José con equipo completo

Andaveris delantero de Real Potosí. Foto: Archivo APG
CLAUSURA

Real con Andaveris en el ataque

Sociales
Las Malcogidas. Aclamada en varios países, pero el filme de Denisse Arancibia tuvo que esperar siete años para poder ver la luz, porque como a muchos, la falta de presupuesto la congeló
SOCIALES

Una tortuosa y larga espera para los cineastas por la Ley de Cine

Creativa al máximo. Tuvo la capacidad de educarse a sí misma en materia de trazos. Artista empírica, sus obras han gustado tanto que ya ha sido invitada a exponer en otros países
SOCIALES

Talento congénito, eso es Verónica Virreira

Emocionada. Sabine Hesselbarth en su agasajo, llevado a cabo en Chinga Decoraciones
SOCIALES

Sabine tuvo un agasajo sorpresa en sus natales