PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 25/08/2019


Tenemos votos, no democracia

El voto no es suficiente elemento constitutivo de la democracia pese a que es la fuente de legitimidad y poder. De hecho, los gobernantes totalitarios llegaron al poder a través de las urnas y lo usaron para reproducirse en el poder. Por ejemplo, el Partido Nacionalsocialista de Adolfo Hitler, el Führer (líder o jefe en alemán), obtuvo poco más del 37% de los votos en 1932, cuando se realizaron las últimas elecciones con garantías democráticas en Alemania.

Socialistas y comunistas tenían más votos, pero por ambiciones que relegaron el bien mayor no lograron una alianza estratégica y terminaron nombrando canciller a Hitler, que aceptó tener solo dos ministros nazis para inocularse en el poder y aplicar su táctica de romper el Estado democrático desde adentro.

En marzo de 1933, después del incendio del Reichstag, armado por el nazismo para culpar a los comunistas y justificar la suspensión de las libertades civiles para perseguir a sus adversarios políticos, Hitler convocó a nuevas elecciones y logró un 44%. Como no alcanzó mayoría absoluta, ilegalizó mediante decreto presidencial al partido socialista alemán. Esta arbitrariedad le permitió su objetivo, después, disolvió ‘legalmente’ el propio Estado democrático.

La misma historia

El Partido Nacional Fascista de Italia también llegó al poder constitucionalmente. El rey Víctor Emmanuel III entregó el mando el 28 de octubre de 1922 a Benito Mussolini, tras “la marcha sobre Roma”, organizada por los fascistas para obligar a dimitir al primer ministro de entonces, Luigi Facta.

Ya en el mando, Mussolini suprimió la libertad de información y ordenó controlar todo medio difusor de ideas. Para lograr el control total, reformó la Ley Electoral, persiguió a sus adversarios y organizó en 1924 unas elecciones generales en las que obtuvo dos tercios.

Hitler y Mussolini salieron muertos del poder.

Los dictadores jugaron al voto

‘El jefe’, ‘El generalísimo’, ‘El benefactor’, ‘El padre de la patria nueva’, Rafael Leónidas Trujillo Molina, el dictador sangriento de República Dominicana, gobernó el país caribeño durante 31 años montado en el discurso de que era amado por su pueblo. Sus ‘llunkus’ convirtieron el culto a su persona en la base de su permanencia en Palacio.

Como resultado de ello, el Congreso aprobó por abrumadora mayoría el cambio de nombre de la capital Santo Domingo por Ciudad Trujillo. No solo eso, casi a todas ‘sus obras’ pusieron su nombre, incluso a una provincia y a un cerro. Para hacerlo más excelso, sus ‘súbditos’ articularon un lema para reproducirlo en cada acto: “Trujillo en la tierra, Dios en el cielo”, tramitaron ante las universidades distinciones (Doctor Honoris Causa) y lo recomendaron para el Premio Nobel de la Paz.

El dictador ganaba elecciones con más de dos tercios de voto. Las masacres, persecuciones y encarcelamientos de dirigentes sindicales y políticos no le restaban ni un voto. Trujillo cambiaba en el Congreso las reglas cuando quería. Participó por primera vez en elecciones en 1931; en 1934 se volvió a hacer habilitar como candidato. En 1947, ante fuertes críticas internacionales, ordenó dejar participar a tres partidos, pero igual terminó ganando con el 90%.

‘El jefazo’, perdón ‘El jefe’, se declaró defensor del medio ambiente y, en un primer momento, antiimperialista. En situaciones clave buscó llevarse bien con la Iglesia católica. Sus estólidos seguidores repetían que gracias a él había estabilidad política, avances económicos y nadie podía sustituirlo.

Otro dictador que apeló al voto fue Alfredo Stroessner que derrocó en 1954, mediante un golpe de Estado, al presidente Federico Chávez. Como quería ser presidente legítimo de Paraguay, convocó a unas elecciones y ganó.

Llegó a controlar todos los poderes con el Partido Colorado y el Ejército. El dictador aseguraba que su país era democrático, pero perseguía y enjuiciaba a todos los opositores; juraba que había libertad de prensa, pero si escuchaba una crítica, mandaba a callar al osado.

Durante la era Stroessner, la economía creció hasta el 11%. Para ostentarlo construyó escuelas, carreteras, hospitales y centrales hidroeléctricas. A cada obra que realizaba lo bautizaba con su nombre; incluso sustituyó el de Puerto Flor de Lis por Puerto Presidente Stroessner, hoy Ciudad del Este.

El 25 de agosto de 1967, el tirano promulgó una nueva Constitución que permitía una sola reelección presidencial; en 1977, ordenó modificarla para reelegirse indefinidamente. Se quedó 35 años en Palacio; fue ‘reelegido’ en ocho ocasiones, según sus secuaces, “por voluntad del pueblo”.

En Cuba, hay también elecciones, pero no democracia, aunque la dictadura de la isla suele decir que tiene una democracia a su modo.

El Estado Plurinacional

En Bolivia, millones de electores votarán en octubre próximo con la ilusión de resucitar la democracia y el riesgo de legitimar al gobernante totalitario que no quiere dejar el poder. Para sustentar teóricamente mi conclusión de que voto no es sinónimo de democracia, probado con hechos reales líneas más arriba, me basaré en Alain Touraine, Norberto Bobbio y otros estudiosos de la democracia.

Ambos coinciden en que un sistema político para ser democrático debe cumplir al menos cinco requisitos:1) tener un límite al poder; 2) derechos y libertades, garantizados por el Estado; 3) representatividad; 4) pluralismo, y 5) verdadera posibilidad de alternancia.

El primer requisito significa que un gobernante no puede reproducirse ad infinitum en el poder por muy bueno que sea; tampoco puede acumular todo el poder en una sola persona. El límite uno es el voto porque convierte la decisión de los gobernados en un mandato de cumplimiento obligatorio. Organizar otras elecciones para revocar una previa decisión popular, más aún si fue asumida en referéndum (21-F), es romper ese límite porque sobrepone a una persona por encima de millones.

El límite dos es la Constitución Política del Estado, que establece periodos de gestión a un gobernante, fija procedimientos de administración de la cosa pública y establece la distribución de poder para evitar el totalitarismo.

En ningún caso, la Constitución Política del Estado puede ser modificada sin consentimiento del soberano. Si un gobernante rebasa este límite y recurre a un órgano constituido para invalidar la orden del Constituyente, el político que procedió de ese modo habrá impuesto su voluntad en desmedro de la voluntad general.

El gobernante Evo Morales rompió ambos límites; hoy tiene un poder ilimitado, controla los poderes Ejecutivo, Judicial, Legislativo, Electoral, Ministerio Público y Defensor del Pueblo. Es más, controla organizaciones de la sociedad civil.

El segundo requisito tiene que ver con la neutralidad del Estado para garantizar a un ciudadano sus derechos y libertades frente a cualquier funcionario que pretenda violarlos. El Estado Plurinacional es un aparato represor al servicio del Movimiento Al Socialismo (MAS). Las últimas víctimas: Franclin Gutiérrez y Sergio Pampa, presos políticos.

El tercer requisito exige al gobernante defender los intereses de la comunidad y no los de un grupo. En el Estado Plurinacional de Bolivia, hay un grupo privilegiado: los barones de la coca.

El cuarto requisito prohíbe a un gobierno legitimar su poder sobre aspectos como la raza, etnia, clase social, religión para homogeneizar las sociedades. El MAS promueve la supremacía indígena/aymara.

Quinto requisito exige al Estado garantizar elecciones transparentes y la participación de los partidos en condiciones de igualdad. Los siete vocales del Tribunal Supremo Electoral no garantizan elecciones transparentes y libres. El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera usan bienes y servidores públicos como suyos.

En estas condiciones antidemocráticas, seis millones de bolivianos irán a votar sin saber si legitimarán a un dictador o resucitarán la democracia. Si lograrán resucitarla, no tienen la garantía de que el “hermano Evo” respete su decisión.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Duelo departamental por la muerte de los tres bomberos en Concepción
Serginho abrió el arco de Yapacaní con una joya de gol
España anula a Argentina y conquista su segundo mundial
Se inicia la recepción de bovinos cebuinos en Expocruz 2019
El hijo mayor de Carlos Baute demanda al cantante
La modelo que enamora con el poder en Bolivia
A Palmasola cinco de los nueve acusados de ataque a casas de campaña del MAS
Los gigantes del “streaming” le sacan jugo a los viejos clásicos de la TV
Roban un inodoro de oro macizo valorado en US$5 millones del Palacio Blenheim
Qué revela la singular lista con la que Galileo salió de compras en Venecia en 1609
Cómo debes sentarte correctamente para ir al baño y evitar complicaciones para tu salud
Keiko Fujimori hospitalizada por problemas coronarios en Perú 
Incendios en Concepción serán combatidos con aditivo especial
Dos siestas bastan para reducir el riesgo de ataque cardíaco
En hospitales faltan insumos para los laboratorios de emergencias
Video: Un desayuno con Mariano Aguilera, presidente del Ingenio Guabirá
Los otros partidos cuentan con equipos pequeños
Padres, hijos y alcohol
Cochabamba hoy y hacia el futuro
Surge la nueva diplomacia tecnológica
En Facebook


15/09/2019
Surge la nueva diplomacia tecnológica
15/09/2019
Que el cuidado llegue antes que el fuego
15/09/2019
¡A enflaquecer mar!
15/09/2019
Tenía que suceder
15/09/2019
El patrimonio natural cruceño
15/09/2019
“Yo que sentí el horror de los espejos”


EL DEBER
 
Te puede interesar
Las banderas nacional y cruceña se izaron a media asta en señal de duelo por las pérdidas. Foto: Hernán Virgo
SANTA CRUZ

Duelo departamental por la muerte de los tres bomberos en Concepción

De los 13 remates que se realizarán en el marco de Expocruz 2019, 11 serán de razas cebuinas
Economía

Se inicia la recepción de bovinos cebuinos en Expocruz 2019

Familiares de Cristian M. rogaban atención médica al enterarse de su descompensación
SANTA CRUZ

A Palmasola cinco de los nueve acusados de ataque a casas de campaña del MAS

Diez
IMPRESIONANTE

Serginho inauguró el arco de Yapacaní con una joya de gol

María Luz Tesuri a su ingreso al Tahuichi como ganadora de la máxima categoría de damas. Foto. Circulo de Periodistas Deportivo
ATLETISMO

Garibay y Tesuri mandaron en la Corrida Internacional Santa Cruz de la Sierra

Los españoles celebran tras coronarse campeones del mundo. Foto. AFP
BÁSQUET

España gana 95-75 a Argentina y conquista su segundo Mundial de básquet

Sociales
SOCIALES

Paola Fiorillo continúa el legado de la moda

La producción. El vestuario y los accesorios fueron elaborados por Rodolfo Pinto. Álex Rojas se encargó del arreglo personal
SOCIALES

La modelo que enamora con el poder en Bolivia

 Anfitriones. Natalia Irazoque, José Luis Asbún (brand mánager de Mazda Bolivia) y Michelle Noriega
SOCIALES

Los pinceles se rindieron ante el All-New Mazda3