OPINIÓN



OPINIÓN | 27/12/2016


Simples mortales… ¡eso somos!

Ha pasado un año más y –haya sido bueno o malo– lo cierto es que tenemos un año menos de vida, aunque pocos reparan en ello. De hecho, muchos no quieren ni hablar de que la vida tiene un inicio y un final, y que tarde o temprano partiremos de este mundo. Ahora... ¿estamos preparados para ver partir a nuestros seres queridos, así como para partir de este mundo, en paz?

Qué distinto sería si estuviéramos plenamente conscientes de esta tríada conceptual, a todas luces inexorable: “1) Todos vamos a morir; 2) La vida es corta; 3) Un día daremos cuenta a Dios de nuestros actos” (Ap. Melitón Rosales). Al desconocer unos tal verdad (ignorancia) o al conocerla e incumplirla otros (negligencia) la consecuencia será el vivir ‘a su manera’, proclives a la desobediencia que –voluntaria o no– no impedirá la nefasta consecuencia del caos y el desorden social, al vulnerarse hasta las mínimas normas básicas de la ética y moral.

¿Por qué hay cada vez más violaciones, ya no solamente de personas mayores, sino también abuso sexual de jóvenes –incluso de bebés– incesto de por medio, y hasta entre personas de igual sexo? ¡Peor que en Sodoma y Gomorra!

¿Por qué el incremento de actos de corrupción, asaltos, asesinatos y suicidios? ¿Por qué la cantidad de divorcios ha subido hasta situar a Bolivia en el deshonroso sitial de ser subcampeona mundial? ¿Por qué la inseguridad ciudadana se ha incrementado al extremo que no solo en barrios residenciales, sino en la periferia los delitos cunden de noche y de día?

Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas, se han multiplicado pese a que la Palabra de Dios dice que quienes practican esto se condenarán eternamente. Pero muchos no lo saben, no lo quieren saber o, sabiéndolo, pasan por alto tal verdad. Por eso el mundo está así.

La familia, la célula básica de la sociedad, está en grave peligro y la sociedad misma está en grave riesgo de anomia. Todos quieren un cambio, pero ¿está dispuesta la gente a cambiar, empezando por las autoridades? Mientras no les afecte una desgracia no querrán, sin saber que cuando lo quieran hacer, tal vez ya sea demasiado tarde.

Para cuántos el dinero, la fama y el poder son el éxito, y están dispuestos a todo por ello cuando como simples mortales nadie tiene la vida comprada. Jesús dijo: “¿De qué le servirá al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?” 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
No quiero que Bolivia crezca al 4,7%
El centavo que nos falta para completar el peso
El derecho a la vida
La valentía de Duberty
Carnaval: sangre, muerte y dolor
El tesoro mejor guardado de América del Sur
Quinua: ¡A ponerse las pilas!
Langostas: ¿Como la plaga de Egipto?
¿Son o no son importantes las exportaciones?
Destacable señal para el agro
Pasado, presente y futuro de la economía
Sobre mojado, llovido…
Cuba dice “sí” a los transgénicos
Una triste realidad en Bolivia…
2016: ¿año para el olvido?
Simples mortales… ¡eso somos!
De la desaceleración a la recuperación
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


29/03/2017
No quiero que Bolivia crezca al 4,7%
29/03/2017
50 memorables
29/03/2017
Cuando se niega la evidencia
29/03/2017
Para armar alboroto, sirve el pírrico triunfo
28/03/2017
El entorno esperado rumbo al 2061
28/03/2017
El Colegio Departamental de Sociólogos


EL DEBER
 
Te puede interesar
SANTA CRUZ

Vecinos bloquean ingreso al túnel El Trompillo

No quiero que Bolivia crezca al 4,7%

SANTA CRUZ

Paro cívico se hace sentir en Charagua

Diez
HUMOR

Mirá los mejores memes que dejó la victoria boliviana

ELIMINATORIAS

Lampe fue una muralla en el arco nacional

ELIMINATORIAS

Martins 'fusiló' a Romero en el segundo de la Verde

Sociales
Helen ganó el miss personalidad en el Miss Mundo 2003 en China
SOCIALES

Helen Aponte pronto tendrá a su quinto corazoncito

Miguel Vargas, Rodrigo Aguilera, Marcelo Trigo, Mauricio Viscarra y Mario Suárez
SOCIALES

Casa Show del BCP mostró sus ofertas

SOCIALES

Duelo de capitanes: ¿Mario del Alcázar o Nelson Gutiérrez?