OPINIÓN



| 16/07/2017


Seguridad, Policía y prensa

Desde 2011 hasta la fecha, nada menos que siete cumbres nacionales han sido celebradas en Bolivia para garantizar, supuestamente, la seguridad ciudadana y optimizar las acciones de combate a todo tipo de delitos. En los hechos, todo lo visto hasta hoy no pasa de ser un saludo a la bandera. Poco o nada ha mejorado en los siete años que transcurren desde la primera cumbre, como se ha podido comprobar tras lo ocurrido el jueves pasado en la capital cruceña: un violento atraco frustrado por una Policía aturdida, que arrojó un saldo lamentable de cinco personas muertas a tiros y una seguidilla de desaciertos cometidos fundamentalmente por autoridades de Gobierno y no pocos medios de comunicación. 

No se trata de criticar por criticar, como algunas voces han salido a gritar en un intento no del todo honesto de salvar las responsabilidades de la Policía. Se trata de ser capaz de ver una realidad que nos golpea a todos, incluso a los propios uniformados, que son largados a la calle a combatir a delincuentes de toda laya, sin tener las condiciones materiales ni la preparación adecuada para ello. Lo vimos el jueves, muchos en vivo y en directo: no había control de la acción policial, fue una de disparar a mansalva, ignorando protocolos vistos en los casos en los que hay rehenes usados como escudo por los delincuentes. ¿Alguien vio algún policía con megáfono, negociando con los atracadores? Nada. Solo tiros.

Tampoco hubo control en la cobertura informativa del hecho. Muchos medios se dejaron dominar por el caótico accionar de los uniformados, por la absurda guerra de rumores en redes sociales y por las declaraciones oficiales del Ministerio de Gobierno y de la Policía. Faltaron las preguntas necesarias para acercarnos a la verdad de los hechos, la mirada serena pero crítica sobre las versiones oficiales, el convencimiento de que no valen ya las excusas de que se hace lo que se puede con lo que se tiene, esgrimidas tanto en el lado de los policías, como en el de los periodistas. Se debe y se puede hacer más para cumplir de la mejor manera posible con las tareas que competen a cada uno de los involucrados.

Ahora toca pasar a limpio todo lo ocurrido, no con afán de venganza, sino con la urgencia de conocer la verdad histórica y material del hecho (como les gusta repetir a los fiscales), única garantía para seguir adelante, con seguridad y bien informados. No más cumbres al fósforo, no más informes oficiales mentirosos, no más informaciones a medias, no más muertes de gente inocente, no más promesas vacías. Que se acaben las imposturas, a la par del fin de la indefensión. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Estrategias envolventes para olvidar lo urgente
Mujeres, de acosadas a acusadas
Una Constitución hecha para ser violada
Sinvergüenzuras al troche y moche
Sinvergüenzuras al troche y moche
María Antonieta, Nellis y Remberto
El Gobierno de la insignificancia aparente
Bolivia, de la utopía a la distopía
Reflexiones subversivas sobre el Che y Bolivia
De García Meza a Morales Ayma
De García Meza a Morales Ayma
El caso Ostreicher, un botón
Por eso es rico...
Por eso es rico...
Un olvido peligroso
Un invento de los gringos
¿De qué guerra habla, señor ministro?
Aullidos por la justicia
Esperando siempre lo peor
Si apenas pudiéramos discernir mejor…
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/11/2017
Gasolinazo sin derecho a pataleo
24/11/2017
Voto nulo
24/11/2017
Cohesión social para una ciudad segura
24/11/2017
Elecciones y democracia
23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores


EL DEBER
 
Te puede interesar
La Fiscalía indica que en lo que va del año se han registrado 92 casos de feminicidio. Foto APG noticias
BOLIVIA

Fiscalía registra más de 28.000 casos de violencia contra la mujer

Para muchos colombianos fue tomado con mucha sorpresa la alianza
MUNDO

Uribe y Pastrana anuncian unión para comicios de 2018

Karina Guzmán, una de las afectadas por el enjambre. Foto Desther Ágreda
SANTA CRUZ

Abejas atacan a ocho personas en Ascensión de Guarayos

Diez
Jenny Daza, esperanza de oro para Bolivia en singles. Foto. Internet
COLOMBIA

Bolivia muestra su poderío en ráquet en Colombia

Carlos Lampe, destaca en el Huachipato, de Chile. Foto. Internet
FÚTBOL

Lampe es candidato a mejor arquero en Chile

Nacional cerró prácticas el jueves en el estadio Víctor Agustín Ugarte. Foto: Archivo Pasión Deportiva
FÚTBOL

Nacional sin cambios ante Oriente

Sociales
Sociales

María Renée Carmona, de miss a medallista

Sociales

Los cambios del Miss Universo pueden perjudicar a las latinas

Sociales

Angelina Jolie y Brad Pitt siguen sin firmar el divorcio