OPINIÓN



| 16/07/2017


Seguridad, Policía y prensa

Desde 2011 hasta la fecha, nada menos que siete cumbres nacionales han sido celebradas en Bolivia para garantizar, supuestamente, la seguridad ciudadana y optimizar las acciones de combate a todo tipo de delitos. En los hechos, todo lo visto hasta hoy no pasa de ser un saludo a la bandera. Poco o nada ha mejorado en los siete años que transcurren desde la primera cumbre, como se ha podido comprobar tras lo ocurrido el jueves pasado en la capital cruceña: un violento atraco frustrado por una Policía aturdida, que arrojó un saldo lamentable de cinco personas muertas a tiros y una seguidilla de desaciertos cometidos fundamentalmente por autoridades de Gobierno y no pocos medios de comunicación. 

No se trata de criticar por criticar, como algunas voces han salido a gritar en un intento no del todo honesto de salvar las responsabilidades de la Policía. Se trata de ser capaz de ver una realidad que nos golpea a todos, incluso a los propios uniformados, que son largados a la calle a combatir a delincuentes de toda laya, sin tener las condiciones materiales ni la preparación adecuada para ello. Lo vimos el jueves, muchos en vivo y en directo: no había control de la acción policial, fue una de disparar a mansalva, ignorando protocolos vistos en los casos en los que hay rehenes usados como escudo por los delincuentes. ¿Alguien vio algún policía con megáfono, negociando con los atracadores? Nada. Solo tiros.

Tampoco hubo control en la cobertura informativa del hecho. Muchos medios se dejaron dominar por el caótico accionar de los uniformados, por la absurda guerra de rumores en redes sociales y por las declaraciones oficiales del Ministerio de Gobierno y de la Policía. Faltaron las preguntas necesarias para acercarnos a la verdad de los hechos, la mirada serena pero crítica sobre las versiones oficiales, el convencimiento de que no valen ya las excusas de que se hace lo que se puede con lo que se tiene, esgrimidas tanto en el lado de los policías, como en el de los periodistas. Se debe y se puede hacer más para cumplir de la mejor manera posible con las tareas que competen a cada uno de los involucrados.

Ahora toca pasar a limpio todo lo ocurrido, no con afán de venganza, sino con la urgencia de conocer la verdad histórica y material del hecho (como les gusta repetir a los fiscales), única garantía para seguir adelante, con seguridad y bien informados. No más cumbres al fósforo, no más informes oficiales mentirosos, no más informaciones a medias, no más muertes de gente inocente, no más promesas vacías. Que se acaben las imposturas, a la par del fin de la indefensión. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Si apenas pudiéramos discernir mejor…
Seguridad, Policía y prensa
Seguridad, Policía y prensa
Triada de huérfanos
Ha muerto una Rosa
La justicia, a punta de parches
Cienciología y estupidez
Brasil, un ejemplo a seguir
La salud y su nueva autoridad bumerán
A propósito de las ‘almas podridas’
Obligados a rebelarse y a confrontar
El peligro de estar curados de espanto
Verdades y mentiras sobre la publicidad estatal
El cordón ecológico y los dos arbolitos
Viviendo entre la perplejidad y el descontento
Que resucite el amor…
De la Red Globo a Bolivia TV, ¿por qué no?
El abusivo uso discrecional de las leyes
Atropellos cotidianos, de toco a trono
De la impostura al descaro
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


27/07/2017
No son ningún vende ambaibas
27/07/2017
Esfuerzos estériles
27/07/2017
Libertad de empresa
27/07/2017
Nimiedades
26/07/2017
¿Es justo criticar a la Policía?
26/07/2017
Ana Lorena: un adiós doloroso


EL DEBER
 
Te puede interesar
SANTA CRUZ

Centro policial en San Matías estará conectado con Santa Cruz

Este es el nuevo informe presentado por Forbes
MUNDO

Bill Gates ya no es el más rico del mundo

Foto referencial. Los adhesivos resistentes tienen un amplio rango de aplicaciones
MEDICINA

El moco de babosa inspira un nuevo tipo de pegamento quirúrgico

Diez
Carlos Saucedo fue el goleador de Guabirá en el anterior torneo. Foto. Archivo
LIGA

No lo quieren ver "ni en pintura" a Saucedo

Alejandro Bejarano decidió volver a Universitario de Sucre. Foto. Archivo
LIGA

La ‘U’ gana la pulseada por Bejarano

Los
POTOSÍ

Real debutará con seis refuerzos

Sociales
SOCIALES

Elegí a tus favoritos para ganar el Bailando

SOCIALES

Dalma, la miss de las cuatro coronas

SOCIALES

|Video| Justin Bieber atropelló a un paparazzi