OPINIÓN



| 08/07/2017


Se aproxima el final

El final no es en Bolivia, es en Venezuela donde se aproxima furioso, porque Maduro ya ha sobrepasado todo lo que un pueblo puede soportar, desde que permitió el salvaje asalto de sus esbirros a la Asamblea Nacional, perjurando inocencia, y cuando en los últimos tres meses el régimen está haciendo asesinar a una persona cada día. La complicidad de un sector de las Fuerzas Armadas, sumisas y satisfechas, hace posible que la ‘nomenklatura’ chavista pueda todavía disfrutar de un poder cadavérico.

Hace mucho que hemos afirmado que la solución venezolana pasará por el Ejército. O el Ejército, ahora sometido, se subleva decididamente y tumba a Maduro llamando a elecciones inmediatas, o los militares salen a matar más venezolanos y pasan de ser cogobierno disimulado a relevar a Maduro, alineados con la revolución chavista, garantizándoles el pellejo a quienes han destrozado Venezuela. Sin menoscabar el valor de los varones de la oposición, curiosamente puede que sean las mujeres venezolanas, con ira y hambre, quienes activen el explosivo cívico-militar definitivo, porque desde que la fiscal general Luisa Ortega denunció la inconstitucionalidad del Gobierno, se alineó abiertamente con María Corina Machado, Lilian Tintori, Patricia Ceballos y muchas otras valientes que nos hacen recordar a la Santa Cruz de los años 60 y 70 del siglo pasado.

Venezuela está devastada y ya no soporta más la ineficiencia y corruptela de los socialistas del siglo XXI. Con un barril de crudo por debajo de los 50 dólares, nada pueden hacer si cuando estaba sobre 100 ya había que importar desde el pan hasta el agua. Chávez convirtió a su nación en el país de la pachanga, el despilfarro y la farra continua, invitando a su mesa a que se emborracharan gratis todos los caribeños que lo desearan, empezando por Cuba, la más voraz bebedora, ahora tratando de curar la resaca. Los convidados al banquete de Chávez y al ‘coñichi’ de Maduro han evitado que se produzca una censura internacional al régimen, pero eso no va a perdurar. La presión regional más el coraje del pueblo harán que el autócrata tenga que convocar a elecciones inmediatas. Si Maduro se empeña en aferrarse de una entelequia, serán las calles bullentes y la milicia todavía indecisa quienes den fin con esta utopía que tantos males ha causado. Ya es hora de que a los populistas se los instale como ejemplo a no seguir, ante la mirada del mundo.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Cuando la calle ruge…
Las FFAA y una capitulación histórica
Respuesta a una curiosidad del MAS
Sobre abstracciones y demás
Santa Cruz atosigada
¡Ninguno!
El país de la anarquía
¿Alfombrilla o viruela?
El MAS y el gobernador
El MAS, el Tipnis y la Iglesia
Inaceptable postura
Los menonitas se defienden
Vestir dignamente
El oscuro reino del fiscalato
Busch, un cruceño ilustre
Se aproxima el final
Los avasallamientos
Montando a Eymi
Noticias telepoliciales
Desentrañando en la maleza
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


16/10/2017
Recordando a mi brigadier
16/10/2017
Don Hernán, el olvidado
16/10/2017
1917: la URSS
16/10/2017
Ojos bien cerrados
16/10/2017
Reveses
15/10/2017
10 de octubre, Bolivia dijo ¡No!


EL DEBER
 
Te puede interesar
El tráfico fue desviado para evitar accidentes. Foto Cristian Arauz
SANTA CRUZ

Vecinos piden tapar un boquete en la avenida de la radial 13

Productores se beneficiarán de la urea que produce YPFB
ECONOMÍA

Agropecuarios comprarán a $us 335 la tonelada de urea

Un avión militar turco auxilia a heridos que serán tratados en hospitales de Turquía (Reuterse)
x 8
MUNDO

Sube a 315 cifra de muertos por doble atentado en Somalia

Diez
Bulacia Barba levantando el polvo por la ruta de la segunda etapa. Foto: Jorge Gutiérrez
INTEGRACIÓN

Bulacia, no afloja en la Chiquitania

ITALIA

La mujer de Totti protagonizó un polémico beso

INGLATERRA

Holly, cautivada por el City de Guardiola

Sociales
SOCIALES

Yéssica Mouton espera a una niña

SOCIALES

La agrupación Jarana Carnavalera volverá a saltar en las calles en 2018

SOCIALES

¿Qué le preguntarías a Oriana Arredondo?