OPINIÓN



| 14/11/2017


Reflexiones sobre la intolerancia

Los seres humanos tenemos una tendencia a preferir aquello que se nos parece o nos es familiar y a rechazar lo extraño, lo diferente. La xenofobia, la homofobia, el racismo, el antisemitismo son diferentes manifestaciones de rechazo a lo que es de alguna manera diferente a nosotros. Esta tendencia, no solo se manifiesta a nivel individual, sino también en la organización política y las leyes de un país.

Las persecuciones religiosas que han plagado la historia de la humanidad son un ejemplo extremo de cómo el rechazo a lo diferente puede llegar hasta los más atroces actos. La historia de la humanidad abunda en casos de Estados cuyo fin es el de excluir,  perseguir o explotar a ciertos grupos: las teocracias, la inquisición, el apartheid, el nazismo, el comunismo ateo forman esta historia universal de la infamia.

Un axioma que deberíamos tener los seres humanos es vivir y dejar vivir. Es decir, pueden haber actitudes, características o creencias de otros con las que yo no esté de acuerdo, pero mientras no me perjudiquen o perjudiquen a otros, no tengo por qué prohibirlas. Verbigracia, la creencia religiosa es una cuestión de consciencia y no tenemos por qué prohibir cierta fe, solo por el hecho de que no es la nuestra.

La homosexualidad es otro caso en cuestión. Que dos personas del mismo sexo decidan llevar una vida en común no afecta en nada el derecho de otros a tener una relación heterosexual. Sin embargo a lo largo de la historia, al igual que con el racismo, los seres humanos han hecho cuestión de perseguir y castigar a los homosexuales.

La cultura occidental, madre de la tolerancia y los derechos humanos, ha aplacado esta tendencia. Pero incluso hoy siguen siendo discriminados por muchos Estados en su derecho a tener las mismas prerrogativas de una pareja heterosexual en cuanto a bienes, herencia, patrimonio y el reconocimiento oficial de que son una pareja que hace vida en común. Entre los argumentos que uno escucha para rechazar este derecho es que viola o pone en riesgo “lo más sagrado: la familia”, pero este argumento no tiene sustento, ya que permitir la unión homosexual no quita a nadie el derecho de tener una pareja del sexo opuesto y tener hijos si así lo desea. 

La vida en sociedad abunda en cosas que no nos gustan, en ideas que no compartimos, pero si no interfieren con nuestras vidas, deberíamos tener la sensatez de ser tolerantes y dejar que cada persona elija la forma de vida que vea conveniente. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¿Y la disciplina del elector?
Reflexiones sobre la ignorancia racional
Voto por una mejor justicia
Reflexiones sobre la intolerancia
Reflexiones sobre la humildad y la pobreza
Las armas y la libertad
Las picardías del Banco Unión
Los abusos de la democracia
El vicio contemporáneo
Celebrando la libertad
Poder político y subsidiaridad
El desafío terrorista
Capitalismo y cooperación
Ideología y periodismo
Quebrar en una economía de mercado
Un eufemismo cruceño
El encanto socialista
El precio de la justicia
Ni orgullo ni vergüenza
El valor de Menger
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


17/01/2018
Mandatarios en pie de guerra
17/01/2018
¡Nos falta el amor de Dios!
17/01/2018
Segundo rechazo a la justicia del MAS
17/01/2018
Protesta ciudadana
16/01/2018
Posesión de magistrados
16/01/2018
Un adiós anticipado


EL DEBER
 
Te puede interesar
La autoridad se refirió a un caso registrado en La Paz
BOLIVIA

Ministro recuerda que pueden cerrar colegios por cobro excesivo de pensiones

el 96 % de las compañías colombianas usan internet
TENDENCIA

Colombia apuesta a ser ejemplo en comercio digital

x 7
FOTOGALERÍA

Postales del paro cívico que vivió Trinidad

Diez
Centurión, que era pretendido por Boca, finalmente jugará en Racing. Foto: Internet
FÚTBOL

Racing ficha a Ricardo Centurión

Barcelona cayó por la mínima en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa del Rey. Foto: Reuters
ESPAÑA

Espanyol corta la racha perfecta del Barza

El delantero uruguayo marcó un tanto en la goleada del PSG. Foto: Reuters
PSG

Cavani iguala a Zlatan como goleador histórico

Sociales
SOCIALES

¡Ganadores! Oriana y Bernardo, la pareja favorita

SOCIALES

El jugador Romel Quiñónez será papá de un varoncito

SOCIALES

Camila Lepere revela por qué no estuvo en el Boulevard Carnaval