OPINIÓN



OPINIÓN | 29/12/2016


Recordando a Fidel...

Como pasó con muchas personas de mi entorno, también llegué a sentir simpatías por la Revolución Cubana y por el comandante Fidel, que con un puñado de revolucionarios logró “romper la columna vertebral de la tiranía” impuesta por Fulgencio Batista. De alguna manera acostumbraba ligar el triunfo de los fidelistas con el lema “cuando se quiere vencer, se vence”, atribuido a Óscar Únzaga de la Vega y que era como el catecismo para sus pupilos de la Falange.

Cuando aproximadamente en 1961 se inauguró una muestra fotográfica con imágenes de la revolución y sus personajes históricos, yo asistí confundido entre la muchedumbre y escuché con atención el relato de la caída del dictador y de cómo logró fugarse por la puerta trasera con sus amigos gringos con los cuales despedía el año viejo, el último de su dictadura cipaya y corrupta. Fue tal la euforia desatada por la revolución, que la tienda del ‘colla’ Claros, ubicada en la esquina de las calles España y Florida que aún existe en el lugar, hizo su agosto vendiendo recuerdos con las efigies de Fidel y el Che, sobre todo con la venta de las réplicas idénticas de las gorras verde olivo usadas por los guerrilleros barbudos de Sierra Maestra, que el 8 de enero de 1959 entraron en La Habana a paso de vencedores.

Como la moda no incomoda, yo también adquirí la mía, y andaba con ella puesta por todas partes imaginándome cosas, incluso la llevé conmigo a Río de Janeiro, adonde viajé en busca de una ‘vaga’ (beca) para estudiar, y notaba que los cariocas detenían el paso para mirar la emblemática gorra verde olivo que entonces representaba cierto peligro debido al momento político por el que atravesaba Brasil, previo a la caída de Joao Goulart y el ascenso del militarismo en 1964.
Pero no me pasó nada, excepto que perdí la posesión de mi gorra porque mi amigo ‘Picolín’ Ribera, que gustaba de ella, la hizo desaparecer aprovechando mi apuro por abordar el taxi que me llevaría a la Estación para agarrar el tren que me traería de vuelta a Santa Cruz, con las manos vacías, puesto que no pude conseguir la bendita vaga. Ya en el taxi, y cuando este se puso en marcha, Picolín sacó la gorra de donde la tenía escondida y con ella me hizo el saludo de despedida, con la mano en la visera.

Quedé conforme con la transferencia porque lo sabía otro simpatizante de la revolución, por cuanto su padre, el Dr. Pedro Ribera Méndez, había sido cofundador del MNR cruceño y uno de los que metió bala durante la guerra civil de 1949 luchando por el cambio social. Cierto, Fidel ha muerto y sin posibilidades de resurrección, y esa fue una buena noticia para los disidentes de Miami, que el día del duelo se pusieron a bailar frenéticamente como si fuera el 4 de julio. Pero pasada la resaca, caerán en la cuenta de que la rueda de la historia no da marcha atrás, y me parece que Cuba tampoco 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Smartphones Oppo sacuden el mayor mercado de celulares
Joven que saltó de puente se recupera de la caída
Gobierno pide a rectores apoyo para ley judicial
Rescinden contratos a Corsán Corviam y la ABC cobra boletas
Brasil debuta en el festival de Santa Cruz con No Pirex
Dan 30 años de prisión a un feminicida
Lío de competencias por el arreglo de vía a La Guardia
Los activistas y la Alcaldía se movilizan en defensa del cordón
Club contra el maltrato hace frente al bullying en colegio
Dos clanes usaban el nombre de Evo y de ministro para estafar
Un informe revela más de 10 anomalías en tema taladros
Dos muertos en nuevo día de protestas en Venezuela
Macron obtiene apoyos para enfrentar en balotaje a Le Pen
Nuevas voces del teatro están en Panorama Sur
Juan Carlos Aduviri pule su ópera prima
Eduardo León Arancibia: “Fui metido y sacado a golpes de la cárcel de San Pedro”
Ausencia del bien
Iniaf lanza variedad de trigo en zona tarijeña
Separan a 45 jueces por tener procesos disciplinarios
... cara a cara
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


25/04/2017
Robo legalizado
25/04/2017
Ausencia del bien
25/04/2017
Experimento fallido
25/04/2017
Sellando las grietas de la represa del aborto
24/04/2017
Si yo pudiera debatir con el vicepresidente
24/04/2017
Un personaje de literatura


EL DEBER
 
Te puede interesar
En su esencia la obra No pirex es teatro del absurdo, pero también es un espectáculo que está abierto a múltiples lecturas del público.
CULTURA

Brasil debuta en el festival de Santa Cruz con No Pirex

China es el  mayor mercado de teléfonos móviles, con 1.300 millones  de usuarios
CIENCIA

Smartphones Oppo sacuden el mayor mercado de celulares

Claros dijo que ABC cobró boletas
ECONOMÍA

Rescinden contratos a Corsán Corviam y la ABC cobra boletas

Diez
LIGA

Miguel Hurtado es baja en Blooming para el clásico

ESPAÑA

Ramos y Piqué enfrentados dentro y fuera de la cancha

LIGA

Sport Boys paró por falta de pago de la dirigencia

Sociales
SOCIALES

Se disculpa por sus opiniones sobre candidatas a Miss Cochabamba

SOCIALES

Julia Roberts se emociona al conocer a Cristiano Ronaldo

SOCIALES

¡Atención chicas! Zac Efron busca una esposa