PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 09/11/2017


Potosí: su gente

La Villa Imperial siempre fue una montaña rusa en cuanto a su población. Antes del descubrimiento de sus yacimientos de plata era un cenagal ubicado en territorio qaraqara, después pasó a ser un asiento minero con un crecimiento tan acelerado que a principios del siglo XVII era una de las ciudades más pobladas del mundo.

El censo de 1611 reveló que tenía 160.000 habitantes; es decir, más gente que Londres o Sevilla en esa época. La historia oficial dice que la mayoría de sus habitantes no eran nacidos en la ciudad sino provenientes de otros lugares, incluso de otros continentes.
Para aquel entonces, en Potosí no solo vivían españoles sino también originarios de otros países de Europa, además de una variedad de musulmanes, africanos y hasta asiáticos.

Era, según refieren la totalidad de los autores, una ciudad cosmopolita debido al imán de su riqueza argentífera. La abundancia y alta ley de sus minerales, durante los primeros años de la explotación del Cerro Rico, atrajeron a gente de todo el mundo que llegaba hasta la villa, que primero fue asiento minero, con la ilusión de hacer fortuna fácilmente.

Los más buscaban fortuna en la minería pero quienes no conseguían acceso a los yacimientos, cuyo control estaba en manos de ciertas naciones españolas, se dedicaban al comercio y a un sinfín de actividades que resultaban más o menos lucrativas en una ciudad donde la plata corría, literalmente, a manos llenas.    

Los datos son ciertos pero resultan incompletos.

Llama la atención, por ejemplo, que la población potosina sobrepase la cifra de los 160.000 habitantes en otras fuentes. Ahí está el caso de fray Diego de Ocaña quien señala que, alrededor de 1600, los sacerdotes habían registrado hasta a 200.000 indios en las 14 parroquias existentes en Potosí, con prescindencia de la población europea.

Se trata de un dato poco manejado que, sin embargo, ya es tomado en cuenta por historiadores actuales como Pablo Quisbert, que se ha especializado en el pasado prehispánico potosino y los primeros años de la colonia.

El destino de Potosí estuvo —y, lamentablemente, todavía está— ligado a la actividad minera. Cada vez que la minería prospera, la población de la ciudad aumenta.

Por ello, sus fluctuaciones poblacionales también están vinculadas a esa actividad económica. Cada vez que la población decrece es porque la minería cede terreno a consecuencia de las bajas cotizaciones.
En las cifras oficiales, su población actual no llega a las 200.000 personas. La realidad, como la historia, muestra otra cosa.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Corpus Christi
Zapateros
Primer grito
Billetes
Los dueños de Chile
Antofagasta
Padres
Herejía
Armando Alba
Rally y turismo
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


18/10/2018
Entre la maniobra y la esperanza
18/10/2018
Melchor y Cecilio
18/10/2018
Doble aguinaldo electoral
18/10/2018
Electoralización prematura y polarización
17/10/2018
Dudas electorales
17/10/2018
¡Prepare $us 1.500 para fin de año!


EL DEBER
 
Te puede interesar
Como constructor, asegura que los propietarios jamás perderán sus bienes y que no hay estafa
POLÍTICA

Magistratura pide un informe por el error en el que incurrió DDRR

crónicas

Mario Toñanez (Paraguay), Alissa Azambuja (Brasil), Tiago Santos (Brasil), Elías Serrano y Alejandro Fuentes
ESCENAS

Las 12 cosas que tenés que saber del Festival Internacional de Cine

Diez
POLÉMICA

Periodista argentino pidió disculpas a Lampe y al país

Víctor Hugo Antelo no perdona indisciplina ni bajo rendimiento en Guabirá. Foto. Archivo DIEZ
MONTERO

'Tucho' Antelo dio de baja a dos jugadores más en Guabirá

Edis Ibargüen, jugador de The Strongest.
FÚTBOL

Ibargüen dice que el Tigre demostrará por qué es líder

Sociales
SOCIALES

Mirá cuánto costó el anillo de compromiso de Lady Gaga

SOCIALES

Kendall Jenner confiesa que 'stalkea' a sus ex

SOCIALES

Carla Áñez se va a vivir a España