OPINIÓN



| 15/05/2017


Perlas de la libertad de prensa

En la segunda semana de febrero, cuando la administración de Donald Trump aún se instalaba, The Washington Post y The New York Times trajeron la primicia sobre los vínculos extranjeros de un asesor de la Casa Blanca en seguridad nacional. En pocos días, el general (r) Michael Flynn era alejado de uno de los cargos más influyentes del mundo, en un sismo cuyos remezones demolieron el miércoles el mandato del director del FBI, James Comey, y elevaron la adrenalina en la política estadounidense como pocas veces en su historia.

Es raro que un alto funcionario de la inteligencia o, mejor, del espionaje, sea relevado de modo tan sumario y que la noticia le llegue por un ayudante que le dijo que las pantallas a su espalda, en el salón donde dictaba una conferencia, anunciaban un hecho real y no una broma como creía: Trump lo había destituido. 

Solo días antes, el mandatario había elogiado al funcionario, en un zigzag de opiniones desconcertantes en las que Comey pasaba de repente de héroe a villano, y viceversa, de “persona maravillosa” a ineficiente. Al despedirlo, el mandatario dijo que no hacía buen trabajo y que el FBI le había perdido confianza. Para su desazón, el director encargado tras la destitución encomió el trabajo del destituido y ante un subcomité que lo examinaba aseguró que la institución nunca le perdió confianza. Algo más grave parecía rodear el despido. El FBI investigaba, bajo el funcionario despedido, a qué grado habría llegado la supuesta interferencia informática rusa en las elecciones del año pasado en detrimento de Hillary Clinton y en favor de Trump.

Antes que Comey, la procuradora general encargada, Sally Yakes, había tropezado con el mandatario al decidir que los fiscales a su cargo no apoyarían la orden genérica de bloquear el ingreso de ciudadanos de países musulmanes a EEUU porque era ilegal. Más tarde había tratado de llegar a Trump para exponerle el peligro de la presencia en su círculo más estrecho de una persona con fuertes vínculos con Rusia que, además, había trabajado para el Gobierno turco. Le iba a hablar de Flynn. Fue un esfuerzo suicida pues acabó dimitida. Al igual que Comey, Yakes supo de su despido de modo indirecto: por los medios.

Todavía en desarrollo, estos episodios han llegado al público con gran detalle gracias a los medios informativos estadounidenses, que estos meses evidencian su valor en sociedades modernas y abiertas, donde son considerados expresión de un derecho primario. Para los demócratas, la tarea investigativa rigurosa y profesional de los medios es el mejor antídoto contra autocracias, dictaduras y cualquier sistema de naturaleza prorroguista. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Trampolines
La fiscal de allá y los fiscales de acá
Caída libre
¿Publicar mentiras de un presidente?
¿Publicar mentiras de un presidente?
Vueltas de la vida
Vueltas de la vida
Crece la marea
Coletazos de la Guerra Fría
Perlas de la libertad de prensa
Los cien días
Epopeya venezolana
Tiempos de cambio
Enemigos del pueblo
Alarmas encendidas
Arquitecto del caos
La gran batalla
La cuenta regresiva
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/08/2017
La misma chola con la misma pollera
23/08/2017
Ley 247: una puerta abierta al abuso inmobiliario
23/08/2017
El terrorismo golpea otra vez
23/08/2017
El PIB de Bolivia no crecerá 4,7%
22/08/2017
El turismo sostenible como piedra filosofal
22/08/2017
Trampolines


EL DEBER
 
Te puede interesar
00:02:34
PARA ELLAS

Noche especial y de gala en Para Ellas

MUNDO

Netflix perdió un 10% de audiencia por el eclipse

00:02:52
ECONOMÍA

Cinco claves para añadir valor a tu empresa

Diez
FÚTBOL

'Wilster' remonta y golea en Potosí

Campos espera ser de la partida en el duelo ante Perú el 31 de agosto. Foto. DIEZ
SELECCIÓN

Campos llegó ilusionado a La Paz

Mojica (centro) fue felicitado por sus compañeros. Foto: Jorge Uechi
GUABIRÁ

Mojica marcó la diferencia en la ‘Caldera’

Sociales
SOCIALES

Las nuevas top de Leo Ville visitan EL DEBER

Antonella Ulloa
SOCIALES

No te podés perder la invitación de Antonella

 La francesa, Iris Mittenare, actual Miss Universo
SOCIALES

Phoenix será la sede del Miss Universo