OPINIÓN



OPINIÓN | 28/12/2016


Percy tiene razón

Hay que tomar en serio a Percy Fernández, el alcalde de Santa Cruz, por lo menos cuando habla de aviones. A pocas horas de la caída del avión de LaMia, el 28 de noviembre, el permanente alcalde cruceño dijo una frase que equivale a un mea culpa de todos los bolivianos: “Si yo fuera Naciones Unidas, le prohibiría a este país tener aviones”. Algo parecido opina el Gobierno de Colombia. En los días de Navidad, dijo que el Gobierno boliviano no tiene autoridad moral para hablar sobre aquel accidente y que su informe no tiene ningún valor. O sea que de aviones, de los grandes, el Gobierno boliviano tendría que guardar un silencio muy respetuoso, pero sobre todo absoluto. De avionetas quizá tenga algo que decir, ya que ha convertido a Bolivia en el paraíso de todas ellas, que han creado el mayor puente aéreo de que se tenga memoria en Sudamérica desde los tiempos de la guerra de las Malvinas.

Una operadora de la oficina de control aéreo exiliada en Brasil –querían obligarla a mentir sobre lo que precedió a aquel accidente– y un gobierno furioso que quiere repatriarla para cumplir su propósito completaban el panorama. Percy tiene razón. Su idea no es volver al carretón, pero quizá lo esté pensando después del penoso espectáculo que dio el Gobierno cuando decidió, por primera vez, ocupar a sus eficientes burócratas en la tarea de hacer imprimir y luego distribuir las rosetas del Seguro Obligatorio de Accidentes que las empresas privadas solían distribuir sin dificultad. No existen las rosetas suficientes y los valerosos burócratas masistas tienen que improvisar certificados, llenos de sellos, de esos que mandan hacer cuando se han convertido en ‘servidores del Estado’, sobre unos escritorios que acaban de emplazar en medio de otros cientos, en oficinas que ya no dan abasto.

La sentencia de Percy tendría que ser ampliada. NNUU debería aplicar criterios ágiles para dar el certificado de ‘Estado fallido’ cuando se dan esas circunstancias. El problema es que allí también hay una burocracia muy pesada. Algún día los estados tendrán que desaparecer, pero sería mejor hacerlo de manera ordenada y, sobre todo, sin víctimas. Los políticos se van a oponer y quizá hagan resistencia, pero saben que tarde o temprano tendrán que dedicarse a actividades decentes 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Libertad de empresa
A contar los muertos
Un elefante líquido
Desenlaces previsibles
Los chilenos no entienden
Las dudas de Brasil
Las dudas de Brasil
Importar noticias
Nacionalizar la corrupción
¿Qué hacer sin Arce Catacora?
Pecados de frontera
Pecados de frontera
Los honoris causa
YPFB: nuevo error
Solución para Bulo Bulo
Gas, ¿para los bolivianos?
Mensajes para Maduro
Bulo Bulo, en la nevera
Los puertos sin país
El juego del gas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


28/07/2017
La talla de un gigante
28/07/2017
Rehenes y delincuencia
28/07/2017
La obra literaria de Juan Rulfo
28/07/2017
El problema no es el camino, sino lo que viene con él
27/07/2017
No son ningún vende ambaibas
27/07/2017
Esfuerzos estériles


EL DEBER
 
Te puede interesar
EL DEBER estuvo representado por la jefa de Redacción, Cecilia Dorado (cuarta, de izquierda a derecha)
CULTURA

EL DEBER impulsa red de intercambio con China

00:09:28
TECNOLOGÍA

Mira a los robots futbolistas que compiten en Japón

ómer Gutiérrez, según Tito Sanjinez, trabajó 26 meses y cobró Bs 12.500 por cada mes
SANTA CRUZ

Caso Rómer desata conflicto sobre asesores en el Concejo

Diez

La tapa de hoy

Pereyra y Néculman serán las cartas de gol en la academia cruceña ante Nacional. Foto: Archivo
LIGA

Blooming, con una delantera de altura

Rafael Paz, presidente del club Guabirá. Foto. Ricardo Montero
LIGA

Paz: " Ningún jugador de Guabirá es transferible"

Sociales
SOCIALES

Muere la madre de Marc Anthony

SOCIALES

|Video| Ronald Arnez recibe un tortazo y se venga

SOCIALES

James Rodríguez anuncia su separación