PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 25/05/2017


‘Peguismo’ y rentismo endémicos

Hace unos días, Fernando Molina se refería a la ‘empleomanía’ como un fenómeno tanto o más antiguo que la República, caracterizado por la apetencia descontrolada de cargos públicos (Página Siete, 13.05.17). Fue provocador al afirmar que el intercambio político y distribución del ‘stock’ de pegas constituirá uno de los resortes clave de la política nacional y causa de la debilidad y baja calidad de las instituciones públicas. 

Temo que semejante afirmación no sea equivocada. En 2015 un estudio sobre la nueva burocracia plurinacional, liderado por la académica Ximena Soruco (Nueva Sociedad, 258), estableció que, entre 2001 y 2013, la burocracia creció un 676%, a razón del 56% anual. Se destacaba el peso del sindicato y de la organización social para definir el acceso y reclutamiento de servidores públicos, siendo un rasgo preocupante la alta rotación y corta permanencia. Concluía que, con el cambio de élites, se había democratizado el acceso al servicio público y la movilidad social intergeneracional impulsada vía burocrática.

El dato más revelador era el relativo a instituciones descentralizadas y empresas públicas cuyo personal se habría incrementado de 5.500 a 193.000. Un stock de cargos públicos distribuidos ciertamente abultado. Confieso haber vivido las tensiones políticas, personales y humanas que alimentan, entre drama y viveza criolla, esta práctica endémica de la política nacional. Cuando una organización política accede a algún espacio de conducción institucional del Estado, la tarea de ‘copar’ y distribuir los cargos públicos disponibles a la militancia quita el sueño y energía; es ineludible pudiendo ser muy ingrata. Es el momento de la pérdida de la inocencia. La máxima aspiración familiar: lograr el ingreso de un hijo a la academia de policías; otro, al colegio militar y un tercero, al magisterio. La meritocracia y las capacidades mínimas requeridas para acceder a un cargo se subordinan a un mal entendido concepto de lealtad política y a dinamizar circuitos de favores recíprocos. Las pegas se convierten en pegamento que cohesiona o en motivo de rupturas y disidencias memorables. 

Esta reflexión me nace cuando comienza la discusión sobre una nueva ley de organizaciones políticas y otras normas colaterales en el país. No es fácil recuperar la confianza ciudadana, como tampoco imaginar mecanismos normativos viables y efectivos para ir desmontando la atávica cultura rentista y clientelar de la política boliviana. En ese marco, tratar la cuestión del ‘peguismo’ es relevante y pertinente. Pese a su popularidad, reconocerlo como problema sería el primer paso. Enfrentarlo, sería un logro. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Octubre, del mar y de la democracia
Cuestión de dignidad y de propuestas
Farsa costosa y desigual
El desafío de rendir cuentas
No y Evo ¡hasta en la sopa!
Más allá de la simulación
Del Evo, su fondo intocable
Corrupción y democracia en declive
Evo, de ignorancia y fobias personales
Evo: ¡Sálvense como puedan!
Un diccionario singular
Autocracia centralista
¿Clase media decadente?
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/10/2018
Ideologías R.I.P.
22/10/2018
Violación del principio de legalidad
22/10/2018
Es ley del cruceño la generosidad
22/10/2018
Los brazos fuertes y solitarios de Alejandro Fuentes
22/10/2018
Nada que confiscar
21/10/2018
Los días pasados y los que vendrán


EL DEBER
 
Te puede interesar
La segunda autoridad nacional anticipa que seguirá defendiendo a los pobres y campesinos I Foto: archivo.
BOLIVIA

"Estoy dispuesto a que me sigan escupiendo, no cambiaré", dice el 'vice'

Zulma Vargas Cortez salió con sus compañeros de trabajo la noche del viernes y desapareció el sábado I Foto: Facebook.
SEGÚN UN INFORME

Heridas de funcionaria de la Presidencia son anteriores a su muerte

El reo pidió a su custodio que le quite las esposas para ingresar al baño y fugo | Foto referencial
LA PAZ

Reo burla a su custodio al saltar por una ventana de una clínica

Diez
Lampe puede disputar su primer partido con Boca este miércoles. Foto: APG
LIBERTADORES

Carlos Lampe lucirá la camiseta 28 en Boca Juniors

Vogliotti, ex jugador de Sport Boys. Foto: Internet
FÚTBOL

FIFA puede castigar duramente a Sport Boys por una deuda

Así fue el momento donde los estudiantes se hundían. Foto: Internet.
ESTADOS UNIDOS

El suelo de una casa no resistió el festejo de unos fanáticos

Sociales
Foto: Facebook Yingo
SOCIALES

Sebastián Putz, sorprendido por su novia en Yingo

SOCIALES

Luis Miguel recibe duras palabras de una enfurecida fan

SOCIALES

Angelina Jolie, la diva de divas, en Perú