OPINIÓN



| 25/06/2017


Pecados de frontera

El contrabando nació cuando se inventaron las fronteras. Y seguirá mientras ellas existan. Un libro de Peter Andreas (Smuggler nation) retrata esta situación. Lo que pasó con los nueve bolivianos detenidos en Chile, aparte de los alcances político-electorales que tuvo en cada lado de la frontera, mostró que el contrabando es poderoso. También nueve camiones chilenos cargados de mercadería estaban estacionados junto a la desértica frontera. Sus conductores no fueron a tomar el aire de la cordillera, precisamente. Estaban esperando a los compradores bolivianos.

Sospecho que el episodio de la detención de los nueve bolivianos fue un caso de ‘volteo’, algo que es común en todas las fronteras del país. Que los bolivianos pagaron por la mercadería, probablemente en la moneda de uso corriente en estos casos, droga, y los vendedores chilenos denunciaron a su Policía, seguros de que los compradores no podían atreverse a decir que pagaron. Al cabo de todo el episodio, los contrabandistas chilenos quedaron con la mercadería, que quizá la volvieron a vender en otro punto de la frontera. Varias semanas después, la justicia chilena, que se percató del detalle de la culpabilidad de los contrabandistas de su país, inició un proceso a algunos de ellos, solo para cubrir apariencias.

De este lado la cosa fue un festín político. Algunas escenas patéticas matizaron el caso, como el ‘descubrimiento’ que hizo el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, de que existen ‘trancas’ ilegales en territorio boliviano. Es probable que desde que hizo aquella ingenua ‘denuncia’ se haya enterado de que todo eso forma parte de un amplio aparato de ‘administración de lo ilegal’ que se da en el país. Todo lo que entra y sale tributa a esta ‘administración’ paralela. Se calcula que cada auto chuto paga 800 dólares (200 por ‘tranca’) a este sistema de cobranzas, que tiene una organización piramidal. No hay tarifas conocidas para productos de exportación, de todos ellos sin excepción, pero se sospecha que las hay. La ‘economía canalla’, dice Loretta Napoleoni, se anida en todos los resquicios que los Estados no pueden controlar. Y a veces esa economía está ligada a los que administran los Estados. O forma parte del ‘blindaje’ de la economía formal, a través de un secreto sistema de vasos comunicantes. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El tren cocalero
El tren cocalero
La guerra de Santa Cruz
Calma, presidente
El satélite chuto
La alarma argentina
Negocios y favores
El pecado original
1917: la URSS
Promesas y deudas
Singapur y Bolivia
Deserciones disimuladas
Arremetida cocalera
Arremetida cocalera
Transnacional de la coca
Transnacional de la coca
Los expresidentes
Cosecha de errores
Una nueva etapa
Una nueva etapa
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


11/12/2017
A tus pies Madre India
11/12/2017
El caos poético
11/12/2017
El tren cocalero
11/12/2017
No me arrepiento
11/12/2017
Dilema
10/12/2017
¿Por qué no funciona el nuevo mercado La Ramada?


EL DEBER
 
Te puede interesar
El presidente Evo Morales reiteró su mensaje a través de su cuenta en Twitter
POLÍTICA

Medios chilenos hacen eco del mensaje de Evo a FFAA

La semana pasada los galenos protagonizaron una masiva marcha de protesta en Santa Cruz
SALUD

Médicos dialogarán con el Gobierno el martes

Rueda de prensa de Santa Cruz Para Todos
POLÍTICA

Sigla de Percy dice que fallo del TCP vulnera la soberanía del pueblo

Diez
Mourinho, armó la polémica tras la victoria del Manchester City ante el United. Foto. Reuters
INGLATERRA

Mourinho causó escandalosa pelea en Old Trafford

SANTA CRUZ

Mario Chávez: “Lo están matando a mi hermano”

Gualberto Mojica es uno de los hombres claves en el esquema de
LIGA

Guabirá va por la renovación de Mojica

Sociales
SOCIALES

Anabel Angus debutó como cantante

SOCIALES

Vivian Serrano por la corona del Miss Tourism Queen of the Year

SOCIALES

Los Flojonazos empiezan su carrera para ser coronadores en 2019