OPINIÓN



| 20/04/2017


Nuestros aduaneros olvidados

Está detenido en Chile un grupo de aduaneros y soldados bolivianos. Han caído en las peores circunstancias y previsiblemente estarán allá por largo tiempo. Por un lado, Chile, molesto por la presión diplomática y dolido por la agresividad boliviana, descarga en ellos la tensión, su malestar. Los toma como parte de la gran batalla que vive con Bolivia. Por su parte, Bolivia los exhibe como símbolo de la beligerancia y del abuso de poder chileno. Los muestra como un detalle más del avasallamiento total de nuestros vecinos.

Los que salen perdiendo son nuestros compatriotas presos. Por el bien de ellos, debió aislarse este problema de todas las tristes circunstancias de nuestra agonizante relación bilateral. Es la única manera de darle su dimensión real, de despojarlo de pasiones irreconciliables, de odios incubados por más de un siglo, de venganzas. Pero no. Policías y aduaneros se han convertido en campo de batalla en los días más álgidos de enfrentamiento.

¿Qué sentido tenían los homenajes y condecoraciones a los que habían caído prisioneros antes y que liberó Chile? Eran una bofetada a Chile. Era descalificación del accionar de su Policía, de su justicia y de su diplomacia. Era descalificación de su gobierno y de su pueblo. A más de uno le pudo parecer necesaria aquella bofetada, pero para nuestros compatriotas detenidos significa que ahora el carcelero se lo pensará muy largamente antes de liberarlos.

Seguramente el sistema judicial chileno tiene limitaciones y debilidades, pero no se parece en nada al nuestro. Allá no se maneja a los jueces desde Palacio. Los jueces chilenos no son dependientes sumisos de su poder ejecutivo y son varios kilómetros más profesionales. En eso debió basarse nuestra estrategia. La batalla debió darse exclusivamente en el campo legal, con suave respaldo de una diplomacia conciliadora y educada. En el primer minuto del incidente se debió contratar el mejor bufete chileno de abogados, darles todos los medios y tenerles preparadas las pruebas más contundentes. Debieron callarse los calificativos, las agresiones, las amenazas. El incidente debió separarse de la larga guerra que nos separa. Debieron evitarse los shows de visitas del mayor nivel y de discursos.

Las consecuencias de nuestra agresiva estrategia son que nuestros compatriotas siguen presos y seguirán por un tiempo y que nuestra diplomacia nos ha dejado mal parados a todos los bolivianos. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
No nos pidieron disculpas por la parte del ridículo que nos toca
Malditos gastos reservados
¡Qué falta de incomprensión!
La Policía no acudirá más
Genios de la economía
Las garras del narcotráfico
Viene el coco
¿Apagaron o atizaron el fuego?
El laberinto de las mentiras
Viva mi patria Bolivia
No se vende ni se alquila
No son ningún vende ambaibas
El nuevo palacio de Gobierno
El derecho a delinquir
Cadena perpetua para el juez
El atrevimiento de Marco Peredo
Dime con quien andas…
Economía de la mezquindad
Universidades en venta
Golpes de Estado
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


16/10/2017
Recordando a mi brigadier
16/10/2017
Don Hernán, el olvidado
16/10/2017
1917: la URSS
16/10/2017
Ojos bien cerrados
16/10/2017
Reveses
15/10/2017
10 de octubre, Bolivia dijo ¡No!


EL DEBER
 
Te puede interesar
El tráfico fue desviado para evitar accidentes. Foto Cristian Arauz
SANTA CRUZ

Vecinos piden tapar un boquete en la avenida de la radial 13

Productores se beneficiarán de la urea que produce YPFB
ECONOMÍA

Agropecuarios comprarán a $us 335 la tonelada de urea

Un avión militar turco auxilia a heridos que serán tratados en hospitales de Turquía (Reuterse)
x 8
MUNDO

Sube a 315 cifra de muertos por doble atentado en Somalia

Diez
Bulacia Barba levantando el polvo por la ruta de la segunda etapa. Foto: Jorge Gutiérrez
INTEGRACIÓN

Bulacia, no afloja en la Chiquitania

ITALIA

La mujer de Totti protagonizó un polémico beso

INGLATERRA

Holly, cautivada por el City de Guardiola

Sociales
SOCIALES

Yéssica Mouton espera a una niña

SOCIALES

La agrupación Jarana Carnavalera volverá a saltar en las calles en 2018

SOCIALES

¿Qué le preguntarías a Oriana Arredondo?