PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 05/11/2017


Miedo. A propósito de It

Unas semanas atrás fui a ver It (Muschietti, 2017). No fue mi voluntad: resulta que mi hija de 13 años quería hacerlo y perdió la ocasión para ir con sus amigas. Ante la insistencia, no me quedó otra que acceder a la solicitud y acudir al cine. Pero le advertí: “No me gustan las películas de miedo porque me dan miedo; en los peores momentos, mi vista estará clavada en la pantalla de mi celular consultando mi ‘Face’”. Ella solo respondió: “No se te ocurra taparme los ojos cuando haya una escena especial”. Las condiciones del contrato estaban claras.

Durante una buena parte de la película hice lo prometido, cerraba los ojos o los desviaba hacia mi teléfono, mientras que ella no se perdió un minuto. Al final le pregunté si se había asustado, me dijo que no. No entendía. Indagué qué película le había causado miedo en los últimos años y me dijo, “¿así como cosita?”, “sí, miedo pues” -insistí yo- El orfanato, respondió. ¡No lo podía creer, ahí no hay sangre ni monstruos! “No”, argumentó, “pero hay suspenso y angustia”.

 Recordé aquella vez que fui a ver Miss Peregrine y los niños peculiares (Burton, 2016) con mis dos niñas. Yo estaba también aterrado arañando mi butaca con tantas escenas brutales: los ojos salidos de algún personaje, dientes vampirescos, cosas espantosas. Pero mis hijas ni se inmutaron, esa noche durmieron como cualquier otra.

 Me puse a pensar en lo que provoca miedo, en cómo se lo construye socialmente. En mi generación (nací en 1970), tal vez el filme más tenebroso fue El Exorcista (Friedkin, 1973), hasta el día de hoy no me he animado a verlo -y menos en la noche-. Lo que sucede es que nuestra idea de la realidad era diferente. Acudir a una proyección cinematográfica era un acontecimiento ritualizado, se lo planeaba con antelación, y al pasar por la puerta de entrada a la sala estábamos en otra dimensión. 

La película creaba una atmósfera única; estar ahí era vivir la historia. Era fácil olvidar que todo aquello era ficción, que los actores estaban haciendo su trabajo y que el director iba a decir “¡corte!” en cualquier momento. Esa era la realidad, y por lo que sentíamos todas las emociones intensamente (miedo, pasión, amor, heroísmo, dolor). Por lo mismo, importábamos lo visto a nuestra vida cotidiana y no podíamos dormir bien si el filme había sido de terror; en sentido contrario, después de haber visto Grease, con John Travolta (1978), no pocos adolescentes copiaron el estilo de galán norteamericano al caminar por San Miguel. 

Para la actual joven generación, la ficción no está tan alejada. El mundo de los videojuegos, el internet, YouTube y tantas cosas más provocan que los niños puedan transitar por la fantasía y volver a la realidad sin mediación. Eso cambia la idea de la vida, de la muerte, de lo posible y lo imposible; en suma, de lo real. Varias películas -como Matrix, por ejemplo, pero hay más- han puesto el tema sobre la mesa. Es cada vez más fino el velo de la realidad y la ficción. 

Claro que esto tiene su lado oscuro. Recuerdo que en una de las tantas guerras de Estados Unidos en Oriente Medio, un piloto norteamericano que bombardeaba escuelas y hospitales en Irak decía que creía estar jugando videojuegos. La facilidad del ingreso a la virtualidad como el ‘Face’ 7 hace que uno pueda escribir cualquier comentario, agresivo, irresponsable y destructor sin sentir la menor culpa o responsabilidad. Como si fuera una situación paralela sin vínculo con la vida ordinaria.

La tecnología está empeñada en construir una ‘realidad virtual’, aunque los sentimientos ahí no funcionen igual. Por lo pronto, a mí me da tanto miedo ver una película macabra como abrir el periódico. Cosas de mi generación.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Minibús embiste a policías en el bloqueo de San Julián, hay seis heridos
Jueza reduce millonaria multa a Monsanto
México permite ingreso de cientos de migrantes
Nuevos contactos avivan búsqueda del ARA San Juan
Torneo Clausura 2018: Blooming vuelve a festejar gracias a Britos
Arranca la competencia por la corona hispana
Así fueron las últimas horas de la funcionaria de la Presidencia que murió en Villa Tunari
Mesa anticipa una crisis de Estado y ve que salida de Uriona somete al TSE
Abogado de Juan Pari: 'Lo están mandando a matar a Cochabamba'
5 cifras del espectacular puente más largo del mundo sobre el mar
'Una m...', la respuesta de Samuel a cómo le fue en los negocios en Bolivia
Pacheco asume como nuevo gobernador en Palmasola
Vizcarra veta ley que excarcelaría al expresidente Fujimori en Perú
SIP exhorta a Bolivia a dejar sin efecto leyes contra los medios
Jaime acepta postulación y propone 'federalismo'
Las 14 señales para identificar a un patán
Exjueza Pacajes presentó bajas médicas 'fraudulentas'
Un joven muere en la caravana migrante al caer de un vehículo
Ortiz: 'Vocal que dirá si Evo es candidato pintó paredes para el MAS'
La polémica campaña de Marlboro para que dejes de fumar (sí, leíste bien)
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/10/2018
Ideologías R.I.P.
22/10/2018
Violación del principio de legalidad
22/10/2018
Es ley del cruceño la generosidad
22/10/2018
Los brazos fuertes y solitarios de Alejandro Fuentes
22/10/2018
Nada que confiscar
21/10/2018
Los días pasados y los que vendrán


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los transportistas piden la presencia de autoridades del Gobierno en Guarayos. Foto Archivo
BLOQUEO EN RUTA A BENI

Minibús embiste a policías en el bloqueo de San Julián, hay seis heridos

Bayer insiste en que “el glifosato es seguro y no causa cáncer”. Foto archivo
MUNDO

Jueza reduce millonaria multa a Monsanto

Los inmigrantes agradecen el gesto de los mexicanos. Foto: AFP
MUNDO

México permite ingreso de cientos de migrantes

Diez
Britos anotó el primero a favor de la academia celeste. Foto: Fuad Landivar
CLAUSURA 2018

Blooming vuelve a festejar gracias a Britos

Raldes minutos antes de ser homenajeado como paceñisimo de oro. Foto: Daniel Suazo
LA PAZ

Raldes no descarta que Bolívar sea el último club donde juegue

Antonio Conte, técnico italiano. Foto: Archivo AFP
FUERA DE JUEGO

Wikipedia puso a Antonio Conte como nuevo técnico del Real Madrid

Sociales
Fotos: Jorge Uechi
SOCIALES

Arranca la competencia por la corona hispana

SOCIALES

Emma Watson y su nuevo novio, de vacaciones en la playa

SOCIALES

¡Aitana Tufiño es la mejor arquera!