OPINIÓN



| 19/05/2017


Masacre judicial

Hace días, la magistratura destituyó a aproximadamente 130 jueces y vocales que tenían procesos (ninguno con sentencia ejecutoriada), agradeciendo sus funciones bajo una curiosa justificación de transitoriedad de los cargos del Poder Judicial (por sus acólitos mediante una sentencia constitucional, alguna ley plurinacional y las conclusiones de la Cumbre de Justicia), con la venia del ministro de Justicia, que determinó que este actuar “dignificará la justicia boliviana”.

Empero, no se trata de ser defensor de oficio de los jueces y vocales destituidos por esta masacre judicial, se trata del manoseo y la injerencia política que se ha agudizado al llegar a los más altos niveles (abusivos). Y nuestra justicia no ha mejorado, al contrario, está mucho peor que antes, se contaminó el sistema tanto que las mismas autoridades de Gobierno manifiestan que “la justicia apesta”.

Indudablemente esta masacre judicial agredió la institucionalidad e independencia del sistema judicial del derecho, que cumple su función de racionalizar el ejercicio del poder político y garantizar el Estado constitucional de Derecho y la convivencia pacífica protegiendo los derechos fundamentales, que se refleja en la actividad profesional de los abogados. Sean cuales sean las intenciones, y sin descubrir las verdaderas pretensiones del Gobierno, detrás de esta masacre hay dos cuestiones que reflexionar. La primera es que el Gobierno, después de más de 11 años en el poder y considerando que en ese tiempo nuestro sistema judicial ha sido despreciado, luego de haberlo manipulado a su antojo, ahora se preocupa por tener un sistema judicial confiable. La segunda es que se pretenda su reestructuración sin una comprobación pública, transparente, imparcial, sin el cumplimiento de las propias normativas creadas por él, vulnerando derechos fundamentales, la presunción de inocencia, el debido proceso, etc. 

Esta masacre judicial nos hace preguntar: ¿qué diferencia a la autoridad del delincuente cuando la autoridad viola la ley? 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Alternancia política y democracia
Investigación jurídica plural
El nuevo enemigo
Esfuerzos estériles
Nuestra justicia es un best seller
Asedio penal contra particulares
Estado social de derecho
Masacre judicial
Evolución de la política legislativa penal
Nefasta designación de vocales cruceños
Reformar la Carta Magna es una ‘aberratio legis’
La moral en el ejercicio de la abogacía
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/10/2017
El pecado original
23/10/2017
Alternativas al modelo estatista
23/10/2017
El sol nuestro de cada día
23/10/2017
Cuatro hipótesis sobre el desfalco del Banco Unión
22/10/2017
Los derechos humanos
22/10/2017
Por 15 minutos


EL DEBER
 
Te puede interesar
BOLIVIA

Crece la desaprobación a la gestión de Evo Morales

00:32:26
MUNDO

Informe especial revela participación de sicarios en muerte de Rosalva

REPORTAJE ESPECIAL

Solo dos de cada 10 infanticidios que se registran en el país logran sentencia

Diez
FÚTBOL

Dirigencia de Guabirá respalda a ‘Tucho’

Néculman anotó sus primeros goles con la camiseta de la academia. Foto. Fuad Landívar
FÚTBOL

Néculman marcó la diferencia en el Tahuichi

Tres jugadores de Blooming rodean al Can, que interrumpió el partido. Foto. Fuad Landívar
CURIOSO

Un perro interrumpió el duelo Blooming - Nacional

Sociales
Sociales

Una boliviana en video de Luis Fonsi

Sociales

Maluma se negó a besar a una fan en un concierto

Sociales

¿Cómo se ve Jennifer López al despertar y sin maquillaje?