OPINIÓN



OPINIÓN | 26/12/2016


Más choclo chino

Bolivia importó un 14% más de alimentos que el año anterior y ya importamos cerca de 419 millones de dólares en alimentos este 2016. Lo lamentable del caso es que un 30% de los alimentos importados son productos que, en diferente escala, son producidos e industrializados en el país. Otro tanto son alimentos no importantes, absolutamente prescindibles, ‘de lujo’; el resto justificaría su importación porque no se produce ni procesa en el país. 

El colmo de los colmos es que encontramos en el mercado latas de choclo de procedencia china y piñas tailandesas, entre otras aberraciones. Bolivia concentra 77 variedades de maíz y fue parte importante de su domesticación y diversidad; la piña es originaria del área chaqueña, que compartimos con Argentina, Brasil y Paraguay. Aun así, hay empresas legalmente establecidas que aprovechan oportunidades como el bajísimo salario de los trabajadores de esa parte del mundo (25 centavos de dólares la hora), sin aguinaldo, sin derecho a la huelga, etc. Son alrededor de 20.000 km que nos separan de Tailandia y un poco más de China. ¿Cómo es posible que esos productos tengan un precio un 40% más bajo que los producidos en el país o en los países vecinos? 

Nuestra sociedad se aleja cada vez más de sus raíces cuando se basa en una economía virtual cuyos vaivenes dañan cada vez más severamente a los agricultores y a la población en general. Por el bien de todos se deben decretar medidas paraarancelarias para frenar la importación de alimentos que sean producidos localmente y de aquellos prescindibles, de manera de incentivar su producción localmente. 

La agricultura es la madre de todas las industrias y ha sido la base de la riqueza de países que hoy lideran el mundo. La miopía de empresas importadoras que aprovechan coyunturas de un capitalismo salvaje -que debe ser domesticado, aunque sea por la fuerza- no debe amenazar a nuestra agricultura, ya demasiado golpeada por factores climáticos, económicos y políticos. En estos momentos difíciles debe resaltarse la economía real, la productiva, sobre todo la que cubre la primera de las necesidades básicas del ser humano: la alimentación 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Los agroquímicos
Evolución agrícola, ¿sí o no?
Cuidemos nuestra Tierra
Caña para La Paz
Ecología urbana
La Universidad Gabriel René Moreno y el agro
Sombra y agua fresca
Más choclo chino
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/01/2018
Lo que incluye el nuevo Código del Sistema Penal
21/01/2018
Dylan y el muro
21/01/2018
Cincuenta años del movido 68
21/01/2018
Abrogar el Código, revocar la sentencia
21/01/2018
Verdades develadas
21/01/2018
Racismo, discriminación y violencia


EL DEBER
 
Te puede interesar
El canciller de Chile, Heraldo Muñoz
DEMANDA

Muñoz: 'Chile siempre ha estado dispuesto al diálogo'

El papa durante la celebración de una misa en el aeropuerto peruano de Las Palmas (Reuters)
POLÍTICA

Papa: ¿Qué pasa en Perú que todos los presidentes acaban presos?

Carlos Mesa en una anterior entrevista en un canal chileno (Archivo)
BOLIVIA

Mesa descarta diferencias en el equipo de la demanda

Diez
Al-Attiyah se siente cómodo corriendo por territorio boliviano. Foto. Reuters
RALLY

Príncipe catarí recomienda que el Dakar siga por Bolivia

Luis Suárez y Lionel Messi, dos figuras sudamericanas en el Barcelona. Foto. Reuters
FÚTBOL

Messi comanda el festival goleador del Barcelona

Jhasmani Campos, de The Strongest va tras el balón. El cruceño es uno de los refuerzos del equipo de Achumani para esta temporada. Foto. APG
FÚTBOL

Ischia preocupado por la falta de ritmo

Sociales
En la 24.ª edición de los SAG Awards se entregarán 16 estatuillas
SOCIALES

¿Por qué son tan importantes los SAG Awards de esta noche?

El autor. Edmundo Paz Soldán muestra orgulloso su nueva novela
SOCIALES

Paz Soldán nos vuelve a encantar

Organizadores. Juan Pablo Arteaga, Leonardo Eyzaguirre, José Parada, Samadi Martínez, Hugo Zumarán, Ricardo Tarabillo y Rodrigo Olmos
SOCIALES

Ni la lluvia paró la fiesta Summer de ‘Mambo’