PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 21/10/2017


María Antonieta, Nellis y Remberto

Nunca había escuchado sus nombres ni visto sus rostros. Pero un par de horas bastaron para descubrirlos como cantera de una energía transformadora pocas veces percibida y, por eso también, tantas veces desperdiciada. Pienso ahora en la pérdida irreparable que sufre Bolivia a diario por no saber que tiene en su seno a cientos de miles de María Antonieta, Nellis y Remberto como los que yo conocí en Samaipata hace un par de semanas, ávidos de aprender y de enseñar, de descubrir y transformar, de trabajar con ahínco por un ideal compartido con niños y jóvenes a los que les falta casi todo, menos ganas de vivir bien.

María Antonieta Prieto, Nellis Lijerón y Remberto Quispe son maestros de secundaria en las escuelas Bernardino Peña Vidal de Bella Vista, Timoteo Rondales de Bermejo y Santiago del Valle de Valle Abajo, todas en la provincia cruceña Florida. Enseñan lenguaje, lo que les permitió ser parte de Formando Formadores de Teatro, un proyecto de la Asociación Pro Arte y Cultura realizado este año en cinco poblaciones de Florida, con el apoyo del Gobierno Municipal de Samaipata y de la Fundación Solydes.

Los tres coinciden en afirmar que jamás pensaron que al término del proyecto sentirían tanta satisfacción y reconocimiento como el que comenzaron a recibir de sus alumnos y de padres de familia.
Los estudiantes tampoco imaginaron cuánto cosecharían a su favor después de ser parte de lo que al inicio parecía ser solo una locura, cuando no una pérdida de tiempo, según algunos papás y mamás, e incluso según una que otra autoridad educativa. Solo los 16 maestros seleccionados para ser parte del proyecto saben los que les costó sostenerse en pie durante los meses que duró la capacitación, a cargo de Ariel Muñoz y de Rafael Arteaga, ambos formados en la Escuela Nacional de Teatro de la Fundación Hombres Nuevos. Pero todo el esfuerzo valió la pena: sacrificar sus horas libres y el tiempo en familia. “Aprendí mucho”, me dijo Nellis luego de contarme que hasta entonces no había tenido la suerte de conocer teatro de verdad.

Y de repente, la “profe Nellis” tenía en su haber uno de los premios a Mejor Dirección dados en el Festival Intercolegial de Teatro Festilluno 2017, realizado en Samaipata como corolario del proyecto Formando Formadores. María Antonieta y Remberto ganaron, por separado, sendos premios a Mejor Obra durante la primera y segunda jornadas de las tres que se vivieron en el Festival. Estas últimas, de autoría de sus respectivos elencos, un plus destacado por el jurado invitado por APAC para calificar las 12 presentaciones hechas en tres noches de sala llena en el Centro Cultural Samaipata. La tercera Mejor Obra fue la presentada por los estudiantes de la escuela Gral. Agustín Saavedra II, un mérito especial de los propios adolescentes que hicieron derroche de entusiasmo y talento.

Cada uno de los 12 elencos, cada uno de los 12 maestros que los dirigió, cada uno de los 170 estudiantes que dieron vida a las 12 obras presentadas en Festilluno tenían historias de vida fantásticas para compartir. Historias de vida que podían quedar en el anonimato, pasar de- sapercibidas, si no hubiera sido la magia del teatro. La magia de APAC, añado yo, o la locura de APAC, dirán otros. Una magia o locura que debería estar ocurriendo a diario en cada rincón del país, para darles voz y visibilidad a talentos como el de estos tres maestros de los que hablo hoy, a los que no les acobarda recorrer cientos de kilómetros cada mes para llegar hasta alguna escuelita rural, ni los frenan insignificantes sueldos de entre dos mil y tres mil bolivianos al mes (estas cifras sí insignificantes, señor exministro) para cumplir con su labor de enseñar.

María Antonieta, Nellis y Remberto son apenas tres de otros tantos millones de bolivianos talentosos y honestos que entregan a diario su esfuerzo para construir un país que puede estar mucho mejor de lo que está. Tres de muchos que tienen derecho a realizar sueños y a ser tratados con respeto por un Estado aun ausente en sus vidas. Me quedo imaginando a estos tres profesores haciendo malabarismos para llegar a fin de mes con menos de tres mil bolivianos, enseñando en condiciones casi siempre adversas, combatiendo la falta de sentido común de sus superiores y mandamás; o imaginando a APAC haciendo magia con unos miles de dólares, ¡lo que lograrían con los millones despilfarrados por los gobernantes en monumentos y rituales del poder!








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Y aún hay quienes se sorprenden
Aplazo generalizado
Los sueños de Cristhian, mis sueños
La difícil misión de ser dignos sin libertad
Razones para desconfiar
Que el hastío libere nuestra voz
Antibolsonaros, entre la ignorancia y el cinismo
Sin lugar a excusas
El peligro de la abulia colectiva
La imposición de la mentira
Que la ignominia no se perpetúe
Un Santa Cruz con sentido común
Daniela y Nadia, para volver a creer
El drama detrás del drama de Sebastián
¿Hasta cuándo el aguante?
¿Quién le toma el pelo a quién?
Periodismo, de Morales a Trump
Lo Cortez tiene mucho de valiente
Bolivia, entre dramas e insurgencias
Incongruencias en el poder municipal
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


10/12/2018
¡Abajo cadenas!
10/12/2018
Mirada al universo
10/12/2018
Empleo informal y política salarial
09/12/2018
Evoeconomics: ¿Milagro o fraude?
09/12/2018
Santa Cruz, política y poder
09/12/2018
Sentido común, el menos común de los sentidos


EL DEBER
 
Te puede interesar

crónicas

El cantante mexicano realiza este tipo de encuentros con sus fans
ESCENAS

Poncho, de Mercurio, compartirá con sus seguidoras en Santa Cruz

ECONOMÍA

Trabajadores insisten en que doble aguinaldo se paga hasta fin de mes

Diez
Miles de fanáticos en el obelisco de Buenos Aires. Foto. AFP
COPA LIBERTADORES

Miles de personas abarrotan el centro de Buenos Aires tras triunfo de River

El arquero Jorge Araúz es felicitado por sus compañeros. Foto. APG noticias
FÚTBOL

Royal Pari vence a Real Potosí que mira el descenso

El presidente Evo Morales luce una camiseta de la selección. Foto: Internet
FÚTBOL

Evo felicita a River por el título de la Libertadores

Sociales
SOCIALES

Nicole Gutiérrez, la 'bomba sensual' de las redes

SOCIALES

Él es Gio Cadario, el cantante que te arrancará un suspiro

SOCIALES

Así es el lujoso avión de Lionel Messi