PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 23/04/2018


Madre tierra, la trágica involución de la historia

En octubre de 2015, en mi condición de Defensor del Pueblo, afirmé públicamente que "pretender el desarrollo económico a costa de la depredación de la Madre Tierra, la invasión y colonización de los territorios de los pueblos indígenas y la negación de su derecho a la consulta previa, no es coincidente con la democracia que habíamos decidido construir".  Esa afirmación nos generó violentas agresiones del oficialismo y, de alguna manera, decidió la suerte que hoy sufre la institución.

Ya entonces, advertimos la intención del Gobierno de sacrificar a los pueblos indígenas, para profundizar el extractivismo y entregar las áreas protegidas a la voracidad de las transnacionales extranjeras, ante el rotundo fracaso de su política económica que, tras 12 años de control total del Estado y de ingresos superabundantes, no tuvo la capacidad de generar una alternativa de desarrollo.

Hoy, es evidente que este afán destructivo y depredador se ha convertido en una política de Estado, sustentada en los decretos 2366, 2400, 2992 y 2298 y en las Leyes 065, 083 y 084 que, a su turno, desnaturalizan y hacen inviables las consultas previas y permiten que las empresas extranjeras exploren y exploten hidrocarburos en áreas protegidas como Tariquía, entregada a Petrobras, Shell y Repsol, transnacionales responsables, por separado, de desastres medioambientales en Nigeria, Colombia, Brasil y Argentina.

Además de haber devuelto a las petroleras más de $us 4.000 millones, en los últimos años por gastos exploratorios, el Gobierno realizó en agosto de 2017, una ‘subasta’ de 100 campos hidrocarburíferos para atraer más inversión extranjera. Estas áreas, ubicadas en todo el territorio nacional, incluían comunidades indígenas, especies en riesgo de extinción, reservas de agua y plantas únicas en el mundo.

Una variable muy grave de esta política entreguista es la apertura a la utilización de tecnologías contaminantes como la exploración sísmica 3D o la fractura hidráulica (fracking) que, a pesar de conocerse estudios especializados que evidencian su potencial destructivo, no solamente las autorizaron, sino que las promueven como un gran logro.

Contra toda advertencia, el Gobierno ha decidido construir una serie de mega represas, entre las que están Rositas, el Chepete y El Bala; estas últimas destruirán gran parte de las reservas del Madidi y Pilón Lajas, consideradas entre las más ricas en biodiversidad del mundo y hábitat ancestral de 18 comunidades de tres pueblos indígenas.

Según investigaciones especializadas, Bolivia pierde anualmente 350.000 hectáreas de bosques, 20 veces más que el promedio mundial.  En lugar de reducir esta tendencia, el Gobierno de Morales busca destruir más bosques para ampliar la frontera agrícola, de 3 a 17 millones de Ha, y por si fuera poco, permitir el uso de transgénicos con el fin de multiplicar la producción de soya, maíz y sorgo, no para alimento humano, sino para producir biocombustible y ampliar el hato ganadero, lo que, de concretarse generará una erosión irreversible que puede convertir los fértiles suelos orientales, en eriales antes de 20 años.

Lo trágico de estos funestos planes es que el destino de los más de 20 pueblos indígenas, que habitan en 12 áreas protegidas, ni siquiera se ha considerado. Las brutales represiones como las de Chaparina y Takovo Mora, el avance del camino por el centro del Tipnis, la desintegración de la reserva de Guarayos y la desidia del Estado frente a la inminente extinción de los pacahuara, los chacobos, los canichanas y los sirionó , así lo confirman. De acuerdo a datos del Cedib, cinco áreas protegidas habitadas por indígenas están tan afectadas por los planes de expansión petrolera, que ya han perdido su condición de tales.

Quizá lo más indignante sea que esta política de devastación esté acompañada por un discurso que en los foros internacionales sigue defendiendo los derechos de la Madre Tierra y los pueblos indígenas, en una suerte de celebración de la hipocresía y la impostura que sería solo anecdótica si no escondiera un propósito tan destructivo que nos llevará a una involución histórica que sufrirán nuestros hijos y nietos.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Después de la paliza que recibió Pari, ordenan que salga de Chonchocoro
Evo dice que pidió ayuda a China para enfrentar la 'guerra digital' en las redes sociales
Mesa es el blanco de críticas de García Linera, Cárdenas y Doria Medina
La mujer que denunció el desfalco millonario de Pari consigue su libertad después de un año de prisión
La exnovia de Evo salió de prisión al menos tres veces y su exabogado ve privilegios
México mantiene en vilo avance de caravana de migrantes hondureños que va hacia EEUU
Rusia acusa a EEUU de 'inventar' acusaciones en la presunta injerencia rusa
Carlos Aragonés: “Mala fe no es reclamar lo que a uno por derecho le corresponde”
Demandan por agresión al DT de la selección, César Farías
El periodista Khashoggi, una piedra en el zapato para Arabia Saudí con influencia en EEUU
Agreden a policías con su propio gas pimienta en un parque de La Paz
crónicas
Ministro dio ambulancia y acabó acosado por pacientes con cáncer
El lenguaje camba, según la Academia
cara a cara
Queremos el cambio
La primera santa de Bolivia
La fuente de la creatividad
Un habitual de la novela histórica
El censo ‘madrugó’ a 30 personas en la ‘favela’ que hay en el cordón ecológico
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/10/2018
La fuente de la creatividad
20/10/2018
Queremos el cambio
20/10/2018
La primera santa de Bolivia
20/10/2018
¿Quiénes son los separatistas y racistas?
19/10/2018
Santo Romero de América
19/10/2018
Asalto al cuartel


EL DEBER
 
Te puede interesar
El exfuncionario de la entidad financiera guarda detención preventiva desde septiembre de 2017 I Foto: archivo.
BOLIVIA

Después de la paliza que recibió Pari, ordenan que salga de Chonchocoro

Imagen del presidente Evo Morales / Archivo
BOLIVIA

Evo dice que pidió ayuda a China para enfrentar la 'guerra digital' en las redes sociales

El equipo del expresidente se encargó de responder por él pasando por alto la polémica
POLÍTICA

Mesa es el blanco de críticas de García Linera, Cárdenas y Doria Medina

Diez
Benzema (der.) y Bale se lamentan de la derrota de su equipo ante su público. Foto: AFP
ESPAÑA

Levante ahonda la crisis del Real Madrid

Farías no quiso referirse a las acusaciones de agresión de Fernández. “No hablo de supuestos“, dijo el entrenador
DIEZ

Demandan por agresión al DT de la selección, César Farías

“Yo no quiero conflicto, quiero conversar como se tiene que conversar; hoy en el fútbol no se conversa”
ENTREVISTA

Carlos Aragonés: “Mala fe no es reclamar lo que a uno por derecho le corresponde”

Sociales
Sus influencias en el modelaje. Admira la disciplina de las top model Alison Roca y Mónica García
SOCIALES

“Ser cristiana no me prohíbe trabajar en las pasarelas”

Muy linda. La quinceañera, Grecia Núñez
SOCIALES

Celebró sus 15 como en los cuentos de princesas

Personajes. 25 cosplayers asistieron a la función
SOCIALES

Vuelve el terror; Michael Myers está de regreso