OPINIÓN



| 30/08/2017


Madre Tierra, santa coca y malograda justicia

Pobladores y dirigentes de la aguerrida Achacachi, inclaudicables defensores del Tipnis y cocaleros yungueños hacen una triada que pone en evidencia la descomposición ideológica del MAS. La formidable y monolítica alianza de los sectores campesinos y originarios que le aseguraban al Gobierno una larga y pacífica estadía parece que no posee ya las fortalezas que se manifestaron con la abrumadora victoria de Evo Morales.

El dato es significativo no porque vaya a poner en crisis terminal el régimen, dado que esto no va a pasar, sino, porque expresa el declive de los contenidos ocultos del Estado, esos que Zavaleta llamaba “sus secretos”, esos secretos que el IPSP-MAS develaba en su mal castellano para negar lo que la historia habían callado en su español refinado. El régimen de Morales más allá de los sujetos que lo hicieron posible, mostraba una consistencia histórica avasalladora porque tomaron el poder en nombre de un conjunto de culturas que desde siempre habían sido protagonistas instrumentales de los procesos políticos nacionales. Aunque siempre estuvieron en el Estado (nadie se salva de esto) la virtualidad de su presencia solo se hizo poder cuando Morales refundó un Estado en nombre de la raza, la etnia y la cultura ancestral. El tejido del poder se tiñó con el color de las nacionalidades culturales.

Achacacheños andinos, productores de coca paceños y defensores del medio ambiente orientales, se aliaron en los marcos de una ciudadanía más allá de su filiación étnica, de su delimitación territorial o de su propia identificación política. Si apreciamos este acuerdo tripartito como la defensa de recursos naturales, la vigencia del derecho y la justicia social, y el derecho a condiciones equitativas y legales de producción, que son los tres motivos de la protesta, emerge la figura de una Nación más allá de sus diferencias étnico-culturales o de raza, en gran medida se trata del retorno de un mestizaje que el gobierno del MAS quiso, con malos resultados, borrar de la historia. Un acto de soberbia que ahora empieza a pasar elevadas facturas. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Un adiós anticipado
Conflicto médico, vencer o perecer
La guerra acaba de empezar
Una derrota que presagia días difíciles
La gobernabilidad en juego
Halloween y colonialismo interno
¿Qué país quieres para tus hijos?
Brevísima historia de la democracia
Del trono a la tumba
Diferentes, pero parecidos
Madre Tierra, santa coca y malograda justicia
Dios nos libre
Lula: crónica de una muerte anunciada
“Maduro, dale duro”
Subasta ideológica
La OEA y el ‘efecto Maduro’
El progreso de los progresistas
Historias entrópicas
Experimento fallido
Una declaración democráticamente demoledora
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/01/2018
Lo que incluye el nuevo Código del Sistema Penal
21/01/2018
Dylan y el muro
21/01/2018
Cincuenta años del movido 68
21/01/2018
Abrogar el Código, revocar la sentencia
21/01/2018
Verdades develadas
20/01/2018
¿‘Él’ o el código?


EL DEBER
 
Te puede interesar
EL grupo especial DACI DE LA FEL...

Banda de ‘Camana Camán’ delinque con identidades falsas hace 15 años

La bella Carla Áñez agradece al público que la recibe con aplausos durante el recorrido de la preca. Foto: Fuad Landívar
SOCIALES

Tradición y protesta en la tercera precarnavalera

Hernán Hurtado Chávez (derecha) fue presentado este sábado en la Felcc
Seguridad

Cae sospechoso de matar a un hombre el 1 de enero

Diez
RALLY

Jugadores de Blooming cobran a una semana del debut

Azogue trata de burlar la marca de Ovando. Foto: Etzhel A. Llanque
FÚTBOL

San José salva el empate ante Bolívar

Hernán Paredes, fue uno de los dos bolivianos que terminó el Dakar en cuadriciclos. Foto. Jorge Gutiérrez
DAKAR

Paredes llega a la meta en su debut en el rally

Sociales
Unidos. La cumpleañera junto con su esposo, Mariano Aguilera, y sus hijos, Mariano e Ingrid Aguilera
SOCIALES

A Ingrid la sorprendieron con una gran celebración

Kevin  Spacey. Comenzó su carrera como actor durante los 80 con papeles secundarios en cine y televisión
SOCIALES

Kevin Spacey enfrenta una tercera denuncia

Elegancia que acoge. No existe un rincón descuidado, el jardín, la casa de muñecas, la piscina, en todo se nota el cuidado de la dueña de casa y anfitriona. Los juntes son de grupos pequeños
SOCIALES

La casa soñada es compartida solo con los más allegados