PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 11/02/2018


Los ministros de Evo

Veo al ministro Javier Zavaleta, recién estrenadito, subirse rápido al montón: “Noo, el presidente estaba bromeando en Tupiza”. Sonrío (solo para no llorar). Y es que si algo de ciencia hay en el país, esta no tiene que ver con laboratorios de genética o electrónica funcionando a toda marcha, sino con el comportamiento repetitivo de los ministros, quienes, con la misma precisión científica de una manzana atrapada por la gravedad, se ven envueltos por estas talentosas destrezas interpretativas lingüísticas del presidente-monarca”: “Chiste era”. Ajá. 

Recuerdo como la historia nos regala especímenes ministeriales de todo cuño. El tirano bananero Trujillo, longevo dictador de Dominicana, alardeaba de tener en su gabinete a un divertido personaje cuyo rol ministerial consistía en “conseguirle hembras”. Un ministro-chulo o algo así. Una vez que al proveedor de mujeres le dio un cáncer en el rostro, Trujillo prohibió su entrada “por la impresión que le producía” y, seguramente, porque con una mancha en el cachete difícilmente el galán hubiese servido para la trascendental misión encomendada.

En el otro lado del mundo, el emperador Halie Selassie tenía en su gabinete un encargado de ponerle las sillas adecuadas. Su majestad era de corta estatura, razón por la que al ser invitado a un matrimonio y tener la obligación de ocupar la silla principal de la mesa de honor, se debía tener la certeza de que sus piernitas no colgaran. Vaya papelón descubrir que la celestial autoridad reflejaba más la imagen de un crío que la de un rey-dios. Este mismo caballero tenía en su gabinete al encargado de las puertas (no hay que apurarse mucho en abrir la puerta a la salida de su majestad, pues puede escabullirse alguien antes de él, ni tardarse mucho, pues el paso majestuoso podría verse alterado. Se requería la suficiente sapiencia para abrirla en el momento justo) o de los almohadones (para amoldarse a las mayestáticas nalgas).  

Pero, ¿para qué viajar a tan distantes países si este talante lúdico-irrelevante se manifiesta con furor en nuestro proceso de cambio? Ya vimos a las ministras que reían ante las coplas carnavaleras del pícaro del Evo, quien soñaba con quitarles el calzón y no sé qué delicias lujurosias más, o los ministros-Dakar, para quienes cuestiones sobre fomento al libro o al cine son herejías en un mundo de circo para que el jefe goce. Pero no nos engañemos. Hay otra gama de ministros. Los que atacan sin mucha estética, como la ministra López, la doctora Campero o el inefable Quintana; los que aunque te repitan su nombre ciento veinte veces, igual no existen, porque no existen. Nadie los conoce, ni extraña; los que son cuota sindical con un valeroso rol de turismo revolucionario, yendo a toda cumbre a apoyar al hermano Maduro, a la hermana Cristina o al hermano que te parió con algún pergamino de lucha.

En fin, si alguien esperaba ansioso un giro de timón en el cambio de gabinete, sepa que no hay espacio para eso. La rosca de Arce, Montaño, Romero, G.Linera y, ¿quién más?...¡nadie!, cambia para no cambiar nada. Pero y eso, ¿beneficia al ciudadano con pretensión monárquica, don Evo Morales? Ya me decía algún ingenuo: “Pero con esa gente no van a poder hacer gestión y el mismo Evo se va a quemar. No le conviene”.  En este tipo de modelos políticos de caudillismo laudatorio y vergonzante, el propósito del número uno es otro, alejado de la gestión: rodearse de gente que lo divierta, de ineptos de toda laya para lograr que la culpa sea de ellos (¿se acuerdan de esa famosa frase: “El Evo es bueno, la gente que lo acompaña es la que está mal”), de intrascendentes que dejen de ser revolucionarios y cobren o de profesionales ligeramente afectados en su educación que, sueltos de boca, “defiendan al hermano y al proceso de cambio de la derecha que quiere volver”. Ajá.       








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Lo peor de este “capitalismo azul”
Crónicas corrosivas (Por Trond)
Las heroínas del siglo XXI
La recuperación del derecho
Madres de carne y hueso en el siglo XXI
... Cara a cara
¿Funciona la Ley contra el racismo?
Radiografía de la deuda externa
Muertos andantes con autoridad
Si fuera solo una cosa...
Prevén un descenso del desempleo en Latinoamérica
Argentina pagará con menos crecimiento por crisis en política monetaria
Privados exhiben datos y retrucan optimismo del Gobierno en 2018
El turismo receptivo en Bolivia crece un 24%
La Paz vibró con la Entrada del Gran Poder
Día Mundial Sin Tabaco: lanzan campaña para dejar el mal hábito
La madre del bebé se fue con su tía, otra huyó, solo queda una
Vecinos serán informantes contra microtráfico y adictos
Las madres de hoy tienen nuevos roles, más espacios y menos hijos
Telefonía fija en el país pasa por una situación complicada
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


27/05/2018
¿Funciona la Ley contra el racismo?
27/05/2018
Muertos andantes con autoridad
27/05/2018
Lo peor de este “capitalismo azul”
27/05/2018
La recuperación del derecho
27/05/2018
Radiografía de la deuda externa
27/05/2018
Las heroínas del siglo XXI


EL DEBER
 
Te puede interesar

Crónicas corrosivas (Por Trond)

Mujeres devotas del Señor Jesús del Gran Poder oran frente a su imagen antes del inicio de la entrada folclórica por el centro paceño
ESCENAS

La Paz vibró con la Entrada del Gran Poder

La última vez que Alejandro Fernández estuvo en Bolivia fue en el año 2015
ESCENAS

"Hay muchas tentaciones en la farándula que te pueden desviar"

Diez
Ricciardo celebra el triunfo logrado en Mónaco. Foto. Reuters
FÓRMULA UNO

El australiano Ricciardo gana el Gran Premio de Mónaco

Ronald Raldes, líder y capitán de la selección boliviana. Foto. DIEZ
FÚTBOL

Raldes jugará su partido 100 en Filadelfia

Salah abandonó el campo de juego con lágrimas en los ojos. Foto. Reuters
FÚTBOL

Salah confirma a su familia que irá al Mundial tras lesión, según medio

Sociales
Influencers. Carolina Suárez, Sasha Vásquez, Ana Lucía Gutiérrez y Andrea Herrera
SOCIALES

Una mágica noche para las amantes de los relojes

Junto a su esposo, Federico Sánchez, celebrando sus bodas de plata de matrimonio
SOCIALES

Wilma Kohn de Sánchez cambió la vida de centenares de niños

SOCIALES

Las guerreras del amor, ejemplo de coraje y valor