OPINIÓN



| 01/07/2017


Los avasallamientos

Por lo que se sabe entre los afectados y lo que dicen los medios, los avasallamientos de propiedades privadas - campos y construcciones - suceden en todo el territorio nacional, pero con mucho mayor rigor en las zonas más amplias y productivas desde el punto de vista de la gran agricultura - con caminos y mercados próximos - como son las tierras de Santa Cruz. El despojo de propiedades privadas no es nuevo en Bolivia; data de cuando hace décadas el Estado -o el Gobierno mejor dicho- repartió extensiones en plena producción, en vez de distribuir los millones de hectáreas intactas que existían para quienes hubieran deseado trabajar la tierra de verdad y no asaltarla estando cultivada. 

Los avasallamientos actuales no son nuevos por lo tanto y se basan en el afán de liquidar a las maldecidas ‘oligarquías’, en quitarle poder económico a una clase social o a un modelo productivo que no les convence. Aún más, se trata de hacer la vista gorda a los avasalladores y así recompensar con lo ajeno a quienes se les debe favores de respaldo político. Es frecuente escuchar que ‘la tierra es para quien la trabaja’ y eso es absolutamente racional y justo, pero no es tolerable que bajo consignas políticas se arrebate la tierra y, justamente a quienes la trabajan y producen alimentos, para repartirlos entre quienes no tienen otro propósito que venderla porque en su vida han plantado ni un árbol. 

En Santa Cruz son muchas las propiedades agrícolas o tierras incultas que están siendo avasalladas o que están bajo amenaza de serlo. Existe la ley 477 del año 2013, que pena con 3 a 8 años de cárcel a quienes ocupen terrenos que tengan títulos saneados, pero las leyes en estos tiempos obedecen al Gobierno y entonces hay que estar bien con el poder, hacerle concesiones, o sufrir las consecuencias. Y las consecuencias son que llegan camionadas llenas de personas que no tienen absolutamente nada más que lo puesto y les dicen que se las busquen por donde sea para vivir.

 De esa manera, el avasallamiento, aunque luego sea revertido, provoca daños irreparables.  Al derribo de cercas y alambradas, al sacrifico sin ninguna contemplación de ganado de raza, se suma el robo de motores de agua, de luz, la destrucción de equipos de riego, la quema indiscriminada de monte, el desvío de arroyos y todo cuanto puede acabar con una buena agricultura. El paso destructivo de las langostas no es nada cuando arrasan la tierra los llamados ‘colonos’.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Dictadores tropicales
Cuando la calle ruge…
Las FFAA y una capitulación histórica
Respuesta a una curiosidad del MAS
Sobre abstracciones y demás
Santa Cruz atosigada
¡Ninguno!
El país de la anarquía
¿Alfombrilla o viruela?
El MAS y el gobernador
El MAS, el Tipnis y la Iglesia
Inaceptable postura
Los menonitas se defienden
Vestir dignamente
El oscuro reino del fiscalato
Busch, un cruceño ilustre
Se aproxima el final
Los avasallamientos
Montando a Eymi
Noticias telepoliciales
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/10/2017
... Cara a cara
21/10/2017
Dictadores tropicales
21/10/2017
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
21/10/2017
80-20: La importancia de invertir en ti mismo
20/10/2017
Serrat, con voz propia
20/10/2017
Nos despojan del don


EL DEBER
 
Te puede interesar
Dirigentes de la subcentral del Tipnis en la marcha del 9 de agosto. Foto: ANF
BOLIVIA

Dirigentes del Tipnis denunciarán al Gobierno

Protestas en Cataluña contra la medida del Gobierno español (Reuters)
x 9
MUNDO

Independentistas toman las calles de Barcelona

El presidente catalán Puigdemont y otras autoridades participan en la marcha (Reuters)
MUNDO

Exigen declarar la independencia en respuesta Rajoy

Diez
El Manchester United sumó su primer derrota de la temporada. Foto: Perú 21
INGLATERRA

Manchester pierde y se aleja de la punta

El fisioterapeuta Deymar Arce junto a Jorge Toco. Foto: Etzhel A. Llanque
CLAUSURA

San José con equipo completo

Andaveris delantero de Real Potosí. Foto: Archivo APG
CLAUSURA

Real con Andaveris en el ataque

Sociales
Las Malcogidas. Aclamada en varios países, pero el filme de Denisse Arancibia tuvo que esperar siete años para poder ver la luz, porque como a muchos, la falta de presupuesto la congeló
SOCIALES

Una tortuosa y larga espera para los cineastas por la Ley de Cine

Creativa al máximo. Tuvo la capacidad de educarse a sí misma en materia de trazos. Artista empírica, sus obras han gustado tanto que ya ha sido invitada a exponer en otros países
SOCIALES

Talento congénito, eso es Verónica Virreira

Emocionada. Sabine Hesselbarth en su agasajo, llevado a cabo en Chinga Decoraciones
SOCIALES

Sabine tuvo un agasajo sorpresa en sus natales