OPINIÓN



| 02/11/2017


Los abnegados trabajadores de salud

Como si no fuera el pan diario, hace muy poco era noticia un paro de los trabajadores del área de la salud. Siempre tienen un pretexto los sindicatos para dejar tirados a los enfermos rumiando su malestar. Porque han nombrado un ejecutivo sin pedirles permiso previo o porque no lo han nombrado, porque no les han consultado algún detalle que no les importa, porque creen que sobra un médico o porque faltan tres escobas, porque les da la gana. El objetivo es nunca trabajar la jornada completa, nunca atender todos los dolores. Es mal endémico. Es parte esencial del acervo de los trabajadores de postas y hospitales.

Las plañideras eran mujeres a las que se contrataba para que lloraran en velorios y entierros. Se les pagaba por la duración y la intensidad de su llanto. Partían el alma con sus falsos alaridos. Hay tropas de militares que no pertenecen a un ejército ni tienen un ideal. Venden sus servicios. Están disponibles para luchar cualquier batalla y para matar a quien se les encomiende. Son mercenarios que matan por contrato. Los sindicatos de salud son mercenarios para las batallas sindicales de todos los gremios y son plañideras disponibles para cualquier paro. No importa que el conflicto sea ajeno. No necesitan que sea justo. Si es conflicto se apuntan. Les encanta. Solo cobran el descanso laboral y ser noticia en todos los canales. Exigen lo que no les corresponde, piden lo que no les toca pedir. Se quejan de lo que no les afecta. Están en todas y siempre son los enfermos su escudo humano.

Tenemos jurisprudencia y hay normas que se debieran aplicar, pero alguna faceta de  la mediocridad de nuestras autoridades hace que nadie se atreva jamás a poner límite a estos sindicatos de la muerte. El trabajador de salud que abandona a un enfermo sin atenderlo debiera ser castigado por la muerte que pudiera causar o por aquella de la que pudiera ser cómplice. Se los debe sancionar de infinitas maneras, pero los tristes ministerios de Salud y de Trabajo son sus padrinos absurdamente generosos.

¿Es poesía barata aquello de que salud y educación son derechos humanos inviolables? Se puede protestar siempre, pero nunca hay razón para agredir a la población. No se debiera bloquear nunca a nadie, como no se debiera dejar a un niño sin escuela ni se debiera permitir que el dolor torture a un enfermo. Por nada del mundo se puede aceptar que sufra ni que muera nadie que tenga un mal que se pueda controlar. Por eso se han prohibido los paros médicos. ¿Por qué no pueden parar el servicio los médicos y sí las enfermeras? ¿Acaso no matan igual? ¿En qué se escudan las autoridades para ser castigadores de unos y cómplices de los otros? Hace cerca de 30 años tuvimos que actuar los ciudadanos para encarcelar a aquel tristemente famoso ‘Pepe Lucho’, dirigente de salud de la calaña de los actuales. Ahora toca a las autoridades.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El atronador paro cruceño
¡La oposición que no se une!
Calentamiento global
Bello año nuevo
La inútil huelga médica
Otro muerto político
Violación constitucional con premeditación, alevosía y estupidez
Hacen nuestro amigo a Obiang
Corrieron a los veedores
Prohibido votar nulo
Perro del hortelano
Los abnegados trabajadores de salud
Escuela de bloqueadores y de políticos
Democracia bloqueando
No nos pidieron disculpas por la parte del ridículo que nos toca
Malditos gastos reservados
¡Qué falta de incomprensión!
La Policía no acudirá más
Genios de la economía
Las garras del narcotráfico
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/01/2018
Aún estamos a tiempo
20/01/2018
Viajes con propósito: alimento para el alma
20/01/2018
Las razones de tres consignas nacionales
20/01/2018
Sistemas electorales y vida política
19/01/2018
El discurso del odio
19/01/2018
Lo que no nos cuentan


EL DEBER
 
Te puede interesar
La bella Carla Áñez agradece al público que la recibe con aplausos durante el recorrido de la preca. Foto: Fuad Landívar
SOCIALES

Tradición y protesta en la tercera precarnavalera

Hernán Hurtado Chávez (derecha) fue presentado este sábado en la Felcc
Seguridad

Cae sospechoso de matar a un hombre el 1 de enero

BOLIVIA

Emotiva despedida para Carla y Jesús

Diez
RALLY

Jugadores de Blooming cobran a una semana del debut

Azogue trata de burlar la marca de Ovando. Foto: Etzhel A. Llanque
FÚTBOL

San José salva el empate ante Bolívar

Hernán Paredes, fue uno de los dos bolivianos que terminó el Dakar en cuadriciclos. Foto. Jorge Gutiérrez
DAKAR

Paredes llega a la meta en su debut en el rally

Sociales
Unidos. La cumpleañera junto con su esposo, Mariano Aguilera, y sus hijos, Mariano e Ingrid Aguilera
SOCIALES

A Ingrid la sorprendieron con una gran celebración

Kevin  Spacey. Comenzó su carrera como actor durante los 80 con papeles secundarios en cine y televisión
SOCIALES

Kevin Spacey enfrenta una tercera denuncia

Elegancia que acoge. No existe un rincón descuidado, el jardín, la casa de muñecas, la piscina, en todo se nota el cuidado de la dueña de casa y anfitriona. Los juntes son de grupos pequeños
SOCIALES

La casa soñada es compartida solo con los más allegados