PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 31/10/2017


Lo que cuentan son los votos

Los argumentos contrarios al recurso de inaplicabilidad de los artículos de la Constitución que limitan la reelección presidencial son profusos e inapelables. En condiciones de normalidad democrática sería impensable que un Tribunal Constitucional, como guardián de la Constitución, diera curso a dicho recurso. Pero en la Bolivia de hoy todo es posible. Quienes plantan cara al prorroguismo tienen la legalidad y la fuerza moral de su lado, pero ello vale nada en ausencia de Estado de derecho y cuando la justicia está secuestrada. No es pues la razón jurídica lo que va a imponerse, para frenar el asalto a la legalidad constitucional y la democracia. 

Lo cual nos traslada al terreno de la lucha política, porque es ahí donde va a dirimirse el diferendo. La batalla clave es la de las urnas, el 3 de diciembre. Los sectores democráticos tendrán que demostrar que también tienen de su lado a la mayoría de los bolivianos, convocando y movilizando un voto masivo de rechazo a los candidatos judiciales oficialistas y, con ello, derrotando nuevamente en las urnas el afán reeleccionista de los gobernantes. De lo contrario, el régimen saldrá airoso de la prueba electoral y el prorroguismo habrá dado pasos adelante. 

Los procesos eleccionarios tienen su propia lógica y sus propias reglas. Sus resultados dependen del cruce de las campañas, de la organización y la fuerza de los aparatos políticos, de los mensajes y los mensajeros, de las estrategias electorales en juego. Estos factores y las circunstancias contingentes son gravitantes para el comportamiento de los electores, el cual es hasta cierto punto impredecible. La oposición haría mal creyendo que el descrédito de la selección fraudulenta de candidatos judiciales y el repudio que genera la idea de un poder vitalicio, bastan para que la gente emita un voto de rechazo contundente. Ninguna contienda electoral está ganada de antemano. ¿No es acaso la lección amarga para la oposición venezolana?  

Desde ya, las primeras encuestas sobre intención de voto para las elecciones judiciales del 3 de diciembre muestran que el Gobierno conserva una base importante y que eventualmente tiene margen de crecimiento. Los números indican que nada está definido y que el veredicto de las urnas dependerá en mucho de cómo transcurran las campañas y, lo que es tanto o más importante, de las condiciones en que se dé el recuento de votos. 

La jornada del 3 de diciembre será determinante en muchos aspectos, y no solo para la justicia, sino para el proceso político venidero. Los comicios judiciales serán un plebiscito sobre la reelección de Evo Morales y sus resultados habrán de condicionar los términos bajo los cuales tengan lugar las elecciones generales en 2019. O el Gobierno impone la habilitación de Evo y logra encauzar un proceso político y eleccionario bajo su férreo control, con la justicia sometida, el órgano electoral parcializado y la cancha despejada de adversarios potentes, o bien son la fuerzas democráticas las que emergen victoriosas y fortalecidas y en posición de asegurar para el 2019 un escenario propicio de elecciones libres, limpias y competidas, para un cambio legítimo de gobierno y el inicio de una segunda transición democrática.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Insólito: Real Potosí tiene dos equipos y ¡debuta mañana!
Royal Pari remonta y deja por los suelos a Bolívar
Investigan incumplimiento a solicitud de aborto por malformación congénita
¿Cómo sabemos que la Luna se está alejando?
Iglesia: "¿Exigir respeto a la decisión del pueblo es acaso hacer política?"
Esto hicieron 3 ganadores de la lotería con su premio
En 15 años, Chile registra 113 religiosos implicados en abusos
Expresidente del TSE dice que es imposible evitar la repostulación
Condecoran al último benemérito del Chaco, en San Ignacio de Velasco
Hallan 300 kg de droga camuflada en doble fondo de un camión
Los riesgos de tener menstruación temprana
Balconing, el reto que deja con heridas a turistas
Joselito: “Siempre apuntamos al título”
Sepa de algunos peligros en la tecnología del hogar
A un año de su recuperación, Mosul sigue devastada
Trump descalifica grabación en la que habla sobre una exmodelo de Playboy
El Gobierno rechaza declaraciones de una congresista de EEUU
La fascinante vida del héroe de guerra que se convirtió en “el mayor estafador literario de la historia”
Restringir el uso de plásticos
Crónicas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/07/2018
Diplomacia al garete
21/07/2018
La magia de la lectura y la XXIII FIL
21/07/2018
Nacionalización del auto fantástico
21/07/2018
Soberanamente irrelevantes
20/07/2018
Memoria obrera
20/07/2018
Salir de nuestra zona de confort


EL DEBER
 
Te puede interesar
BOLIVIA

Investigan incumplimiento a solicitud de aborto por malformación congénita

Activistas realizaron la noche del viernes un
BOLIVIA

Iglesia: "¿Exigir respeto a la decisión del pueblo es acaso hacer política?"

El excanciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, detenido y procesado por cinco cargos de abusos sexuales contra menores
MUNDO

En 15 años, Chile registra 113 religiosos implicados en abusos

Diez
Arias saliendo de la cancha tras ser expulsado. Foto: Hernán Virgo
BOLÍVAR

Desastroso debut de Arias en el Clausura

Imagen del entrenamiento del equipo que comanda Wálter Botto. Foto: El Potosí
BOLIVIA

Insólito: Real Potosí tiene dos oncenos para medirse a la ‘U’

Imagen de una de las jugadas del partido. Foto: AFP
AMISTOSO

El Bayern Múnich gana a un París SG liderado por Buffon

Sociales
Le fue mal

Roberto Palazuelos ofende a sus seguidores al no soportar la crítica

Este es uno de los grupos de indios que llegaron a la isla
Lo último

¡Oh, no! Unos indios juguetones y sensuales invaden República Dominicana

El míster Bolivia 2018, Cristian Rojo, de paseo por las calles de Santo Domingo. Muchos dominicanos se acercaron para pedirle una selfi. Es cruceño, tiene 26 años y mide 1.90
Concurso

¡Derretite con ellos!