OPINIÓN



| 27/07/2017


Libertad de empresa

Algo no ha entendido bien el Gobierno, de todas las evaluaciones que se hacen dentro y fuera del país, sobre la falta de seguridad jurídica para la actividad económica en Bolivia.

Cuando se esperaba que comience un mea culpa y un proceso de enmienda de todos los errores que debilitan la libertad económica, el Gobierno propone la aplicación de sanciones penales para las empresas.
No es, ciertamente, un modo muy eficiente para alentar nuevas inversiones, internas o externas, que fortalezcan la economía del país.

Cuando el sector informal representa el 78% de las empresas del país, lo que refleja cómo son perseguidas las empresas del sector formal, se crea una nueva figura para ahuyentarlas, para amedrentarlas.
Si esto no es un error, es que la iniciativa forma parte de un plan dirigido a acabar con el sector privado formal y legal, quizá para cumplir algún plan específico.

Con las empresas estatales recibiendo respiración artificial y sometidas a ‘reingenierías’ que equivalen a un programa de despido de empleados, amenazar a las empresas formales parece un plan coherente, pero coherente con un propósito de destruir la economía.
Ningún cultivo de Santa Cruz ha crecido en los últimos 11 años debido a la falta de seguridades sobre la tenencia de la tierra. En cambio, según dice la ONU, los cultivos de coca aumentaron un 14% solo en el último año.

En ese detalle está la clave para entender lo que está pasando. Las actividades económicas legales son perseguidas mientras que las ilegales son alentadas mediante el incremento del área de cultivo de coca, incluido en la nueva ley. Los ilegales de Chapare se hicieron legales porque bloquearon carreteras y pusieron a su líder en el Gobierno. Quizá los nuevos ilegales aspiran a repetir la hazaña.

La propiedad de los cocales de Chapare está garantizada por una ley, mientras que la propiedad de los campos de cultivo de Santa Cruz está bajo la amenaza permanente de la FES (Función Económica y Social).
Los cocales, en cambio, cumplen una no todavía admitida “función económico-política”.

Por honestidad, habría que expresar estos principios en leyes, y definir, abiertamente, cuáles son las actividades económicas privilegiadas y cuáles las perseguidas.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El tren cocalero
El tren cocalero
La guerra de Santa Cruz
Calma, presidente
El satélite chuto
La alarma argentina
Negocios y favores
El pecado original
1917: la URSS
Promesas y deudas
Singapur y Bolivia
Deserciones disimuladas
Arremetida cocalera
Arremetida cocalera
Transnacional de la coca
Transnacional de la coca
Los expresidentes
Cosecha de errores
Una nueva etapa
Una nueva etapa
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


11/12/2017
A tus pies Madre India
11/12/2017
El caos poético
11/12/2017
El tren cocalero
11/12/2017
No me arrepiento
11/12/2017
Dilema
10/12/2017
¿Por qué no funciona el nuevo mercado La Ramada?


EL DEBER
 
Te puede interesar
El presidente Evo Morales reiteró su mensaje a través de su cuenta en Twitter
POLÍTICA

Medios chilenos hacen eco del mensaje de Evo a FFAA

La semana pasada los galenos protagonizaron una masiva marcha de protesta en Santa Cruz
SALUD

Médicos dialogarán con el Gobierno el martes

Rueda de prensa de Santa Cruz Para Todos
POLÍTICA

Sigla de Percy dice que fallo del TCP vulnera la soberanía del pueblo

Diez
Mourinho, armó la polémica tras la victoria del Manchester City ante el United. Foto. Reuters
INGLATERRA

Mourinho causó escandalosa pelea en Old Trafford

SANTA CRUZ

Mario Chávez: “Lo están matando a mi hermano”

Gualberto Mojica es uno de los hombres claves en el esquema de
LIGA

Guabirá va por la renovación de Mojica

Sociales
SOCIALES

Anabel Angus debutó como cantante

SOCIALES

Vivian Serrano por la corona del Miss Tourism Queen of the Year

SOCIALES

Los Flojonazos empiezan su carrera para ser coronadores en 2019