OPINIÓN



| 27/07/2017


Libertad de empresa

Algo no ha entendido bien el Gobierno, de todas las evaluaciones que se hacen dentro y fuera del país, sobre la falta de seguridad jurídica para la actividad económica en Bolivia.

Cuando se esperaba que comience un mea culpa y un proceso de enmienda de todos los errores que debilitan la libertad económica, el Gobierno propone la aplicación de sanciones penales para las empresas.
No es, ciertamente, un modo muy eficiente para alentar nuevas inversiones, internas o externas, que fortalezcan la economía del país.

Cuando el sector informal representa el 78% de las empresas del país, lo que refleja cómo son perseguidas las empresas del sector formal, se crea una nueva figura para ahuyentarlas, para amedrentarlas.
Si esto no es un error, es que la iniciativa forma parte de un plan dirigido a acabar con el sector privado formal y legal, quizá para cumplir algún plan específico.

Con las empresas estatales recibiendo respiración artificial y sometidas a ‘reingenierías’ que equivalen a un programa de despido de empleados, amenazar a las empresas formales parece un plan coherente, pero coherente con un propósito de destruir la economía.
Ningún cultivo de Santa Cruz ha crecido en los últimos 11 años debido a la falta de seguridades sobre la tenencia de la tierra. En cambio, según dice la ONU, los cultivos de coca aumentaron un 14% solo en el último año.

En ese detalle está la clave para entender lo que está pasando. Las actividades económicas legales son perseguidas mientras que las ilegales son alentadas mediante el incremento del área de cultivo de coca, incluido en la nueva ley. Los ilegales de Chapare se hicieron legales porque bloquearon carreteras y pusieron a su líder en el Gobierno. Quizá los nuevos ilegales aspiran a repetir la hazaña.

La propiedad de los cocales de Chapare está garantizada por una ley, mientras que la propiedad de los campos de cultivo de Santa Cruz está bajo la amenaza permanente de la FES (Función Económica y Social).
Los cocales, en cambio, cumplen una no todavía admitida “función económico-política”.

Por honestidad, habría que expresar estos principios en leyes, y definir, abiertamente, cuáles son las actividades económicas privilegiadas y cuáles las perseguidas.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Una nueva etapa
Una nueva etapa
Populistas impopulares
Nuestros aliados
Nuestras milicias
Un elefante líquido
A 500 metros
Filigranas de gas
Filigranas de gas
Libertad de empresa
A contar los muertos
Un elefante líquido
Desenlaces previsibles
Los chilenos no entienden
Las dudas de Brasil
Las dudas de Brasil
Importar noticias
Nacionalizar la corrupción
¿Qué hacer sin Arce Catacora?
Pecados de frontera
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/08/2017
Quiero escribir, pero me sale espuma
21/08/2017
Una nueva etapa
21/08/2017
Llorar por Barcelona
21/08/2017
Poesía amazónica contemporánea
20/08/2017
La ciudad martirizada
20/08/2017
70 años de partición en la India eximperial


EL DEBER
 
Te puede interesar
00:09:25
TENDENCIAS

¿Qué harías si ves a una mujer siendo acosada?

CULTURA

Cuando sacarse una selfie se convierte en arte

El atentado en Barcelona dejó 15 muertos y una centena de heridos
MUNDO

Identifican a los 15 muertos en ataques en Cataluña

Diez
CLAUSURA

Mirá los goles del empate en el Tahuichi

Mayweather y McGregor están calentando el ambiente para su pelea del 26 agosto. Foto: Internet
BOXEO

McGregor será multado si golpea ilegalmente

El estadio  donde Destroyers espera jugar sus partidos de local. Foto: Jorge Gutiérrez
FÚTBOL

Destroyers tendrá un moderno estadio

Sociales
SOCIALES

Margot Robbie... ¡otra víctima de los hackers!

SOCIALES

El Miss Warnes tendrá un tinte solidario

SOCIALES

Hijo de Juan Gabriel ¿tras los pasos de su padre?