PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES incotec
OPINIÓN



| 27/05/2018


Las heroínas del siglo XXI

Están dispuestas a vivir para ser libres, antes que a morir en nombre de cualquiera de tantas banderas. Aman sin límites ni cortapisas, engendren o no a sus propias criaturas. Saben lo que quieren y a quiénes quieren, y se entregan con alegría y determinación a sus querencias. Enfrentan riesgos, ganan y pierden batallas, las celebran y lloran con la misma pasión, conscientes de que nada es para siempre, aunque abracen momentos dejándolos pasar como si fueran eternos. Miran el futuro en los ojos del pasado, mientras saborean el hoy, aquí y ahora.

Lo efímero del instante las hace trascender y vencer al miedo.
Están de pie, orgullosas de sí mismas, aun cuando asientan sus rodillas en los intervalos obligados de la vida, doblegadas por el cansancio (inevitable, si se es humana) o el dolor (consecuencia, si se es corazón). Siguen en pie, felices de ser ellas mismas, incluso cuando la furia ajena les arrebata las piernas, en un intento desesperado y perverso de matar sus sueños. Lloran a cántaros, sin complejo alguno y a sabiendas de que el llanto sirve apenas de catarsis para librarse de verdugos y de penas que esos les infligen. Lágrimas de paso, nunca permanentes, se repiten a cada día, a toda hora, para tener lecciones aprendidas.

Miran de frente, con una valentía que asusta e incomoda a quienes quisieran verlas con la mirada clavada en el piso. Hablan en voz alta, aun con los labios sellados por la prudencia. Y van diciendo verdades que las liberan a ellas y a sus iguales; a ellas, y a sus distintas; a ellas, y a sus descendencias; a ellas, y al mundo todo. Que miradas y voces para pocos ya hay en demasía, se repiten, mientras se disponen a librar nuevas batallas, a vencer tantas amenazas como crueles se les crucen en el camino. ¡Y vaya si hay crueldad entre los vivos, exclaman, mientras sienten en la propia piel el dolor de las infibulaciones ajenas!

Pero nada es más poderoso que sus ganas de seguir yendo por la vida, largando risotadas y contagiando ansias de libertad, de amores varios y glorias propias o compartidas. Nada es más fuerte que la propia fuerza que les brota desde las entrañas, desde el útero al que le cabe tanta vida. Nada es más convincente que sus propias convicciones en el derecho que tienen a vivir en libertad y gozando a plenitud los roles que ellas mismas determinan para sí, sin el peligro de ceder a la pretensión de imponerlos a terceros. Una pretensión tan presente en todos los tiempos y tan nefasta para la humanidad. ¡Vade retro, satanás!

Así son las heroínas del siglo XXI. Determinadas. Más humanas que nunca. Más libres que nunca. Más irreverentes que antes. Están aquí y ahora, brotando en las pieles de tantas niñas, más jóvenes y mejores adultas. Algunas, muy visibles. Otras, la mayoría, medio en la sombra. No por voluntad propia, sino más bien ajena. Todavía proliferan las murallas levantadas a lo largo de tantos siglos de persecución, acoso y dominio. Aún están en pie los muros del falso moralismo, los de la subestimación. Murallas y muros sostenidos por quienes desde siempre han temido a las heroínas de cada época, incluso en la actual.

Las heroínas del siglo XXI son universales y polivalentes. Dan vida desde el útero y en una mesa de parto, pero también desde la razón y en mesones callejeros, improvisados en los parajes más insólitos. Libran batallas a diario, sin necesidad de vestir armaduras grises ni de empuñar armas letales. Ganan batallas mirando y hablando de frente, honrando cada pensamiento que predican y respetando a los que caen frente a ellas. No hay revancha, no hay afán de escarmiento ni venganza. En sus campos de batalla no hay campo minado, ni siembra de cruces; no hay prisioneros ni esclavos. No hay ama, patrona o mandante.

Las heroínas del siglo XXI también celebran el Día de la Madre, pero no esperan el 27 de cada mes de mayo para hacerlo. Lo celebran a diario, a cada instante, porque saben muy bien y mejor que muchos que cada mujer da luz en todo momento, genera vida a tiempo completo, sin reparar en nada, sin depender de nadie. Las heroínas del siglo XXI conocen muy bien la fuerza que poseen en sus corazones, que no caben en un solo pecho, y en sus entrañas, que son del tamaño del universo. Las heroínas del siglo XXI hace tiempo ya que bajaron de La Coronilla, salieron del calendario que las encasillaba en una fecha y se están dando la libertad de celebrar la vida que crean y recrean, sin límites ni fronteras. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Y aún hay quienes se sorprenden
Aplazo generalizado
Los sueños de Cristhian, mis sueños
La difícil misión de ser dignos sin libertad
Razones para desconfiar
Que el hastío libere nuestra voz
Antibolsonaros, entre la ignorancia y el cinismo
Sin lugar a excusas
El peligro de la abulia colectiva
La imposición de la mentira
Que la ignominia no se perpetúe
Un Santa Cruz con sentido común
Daniela y Nadia, para volver a creer
El drama detrás del drama de Sebastián
¿Hasta cuándo el aguante?
¿Quién le toma el pelo a quién?
Periodismo, de Morales a Trump
Lo Cortez tiene mucho de valiente
Bolivia, entre dramas e insurgencias
Incongruencias en el poder municipal
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


14/12/2018
El sello del Patujú de Bronce
14/12/2018
Narcisistas por la historia
14/12/2018
La basura es un error de diseño
14/12/2018
Derrotados
13/12/2018
Es golpe de Estado
13/12/2018
De la incertidumbre a la construcción de oportunidades


EL DEBER
 
Te puede interesar

crónicas

El maestro brasileño es especialista en música de los siglos XVII y XVIII
ESCENAS

Concierto navideño en San Roque, bajo la batuta de un maestro brasileño

El ángel se mueve en la mente del autor de 11 asesinatos y 42 robos
ESCENAS

Cuatro películas latinas compiten por los Goya

Diez
César Salinas (medio), en compañía de los miembros de comité ejecutivo. Foto: Prensa FBF
FEDERACIÓN

FIFA enviará informe sobre denuncia de partidos amañados

Bruno Miranda, nuevo refuerzo de Wilstermann. Foto: Archivo
FÚTBOL

Wilster cierra contrato con Miranda

En 2018 se jugó un torneo por serie y otro todos contra todos. Foto. Archivo
FÚTBOL

Temporada 2019 arrancará el 20 de enero

Sociales
SOCIALES

Sergio Méndez se hace un tremendo tatuaje

"Quiero trabajar hasta el término de mi embarazo, si se puede", dijo
SOCIALES

Érika Suárez Weise será mamá

SOCIALES

Las ganadoras de El Pasaporte se van a la playa