OPINIÓN



| 06/01/2017


Las dos palabras de 2016

La Fundación del Español Urgente (Fundeu) seleccionó la palabra ‘populismo’ como el término que “marcó la actualidad informativa” en 2016. Por su parte, los responsables del muy conocido diccionario Oxford de la lengua inglesa introdujeron el neologismo ‘post-truth’, traducido al español como ‘posverdad’. Ambas expresiones y los hechos sociales a los que aluden están, en buena medida, conectados.

En el diccionario Oxford se explica que el significado de post-truth denota “circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”. Según Javier Lascurián, coordinador general de Fundeu, de los muchos significados de la expresión populismo, uno de los más difundidos es el que alude al comportamiento de políticos de todas las ideologías que se caracteriza por la “apelación emotiva al ciudadano y la oferta de soluciones simples a problemas complejos”.

Tanto los autores de la iniciativa de seleccionar estos términos como muchos comentaris-tas conectan la selección con acontecimientos políticos que, a pesar de su disparidad, reflejan una misma tendencia: el plebiscito británico que resultó en el brexit, el No al acuerdo de paz con las FARC en el referéndum colombiano y el triunfo de Donald Trump en las elecciones en EEUU. Para un comentarista de El País, de Madrid, en estos comicios se votó “más con las vísceras y el instinto que con la razón o la lógica”.

El sentido conferido a la expresión posverdad no oculta la intención de estimar como me-nos conveniente el que la actitud de los ciudadanos que eligen esté motivada por sus emociones y creencias. Asimismo, el propósito de postular como más deseable una acti-tud más racional y razonada. Sin embargo, esta apreciación pasa por alto que, como señalan estudiosos como Stuart Sutherland, “las personas son mucho menos racionales de lo que se suele creer”. Asimismo, que no pocos sicólogos y sociólogos sostienen que el comportamiento electoral tiene claras motivaciones emocionales y responde a creencias a veces muy arraigadas y que no es extraño que, por esta circunstancia, produzca con frecuencia resultados considerados irracionales 
 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Elecciones en Colombia
Lugar y estilo de hacer política
La verdadera ruptura en Cataluña
De la certeza a la incertidumbre
La centroderecha gana terreno
Socialismo a lo chino
¿Es o no una declaración de independencia?
El Kurdistán aspira a ser un estado
Popularidad y reformas sociales
Alemania: el orden y la prosperidad
Una Asamblea sin legitimidad
Se despejan algunas incógnitas
Entre ambigüedades y contradicciones
Neurosis política
El fenómeno de las migraciones
Un ataque quirúrgico
Segunda vuelta sin resultado definido
Europa, en busca de sí misma
Europa, en busca de sí misma
El legado de Rafael Correa
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


19/01/2018
El discurso del odio
19/01/2018
Lo que no nos cuentan
19/01/2018
Cohesión social para una ciudad segura
19/01/2018
Enero caliente en Santa Cruz
18/01/2018
Los trasfondos del conflicto
18/01/2018
¿Clase media decadente?


EL DEBER
 
Te puede interesar
Ambos cuerpos son velados en la ciudad de La Paz. Foto Andrea Taboada
BOLIVIA

Los cuerpos de Carla y Jesús son velados y mañana serán sepultados en La Paz

Tarija vivió este viernes un paro cívico contra el código penal. Foto APG Noticias
BOLIVIA

Conade declara luto el Día del Estado Plurinacional

MUNDO

Exempleada acusa a Michael Douglas de acoso sexual

Diez
FÚTBOL

El ‘Tanque’ se calentó con los hinchas

Marco Bulacia es el mejor piloto boliviano en el Dakar 2018 en coches. Foto. Jorge Gutiérrez
RALLY

Bulacia está a un acelerón de hacer historia

Meza irá de titular en la delantera de Oriente. El venezolano se recuperó de una lesión y fue tomado en cuenta por el DT. Foto: Jorge Uechi
FÚTBOL

Meza comandará el ataque en Oriente

Sociales
Foto: Marco Velasco
SOCIALES

Hoy eligen a la reina del Carnaval chapaco

SOCIALES

Andrea Forfori, entre la arquitectura y la TV

SOCIALES

¿Tinelli irá a la boda de Alberto y Marilín?