OPINIÓN



OPINIÓN | 26/12/2016


Las Jornadas Santa Cruz 2061

La realización de las Jornadas Santa Cruz 2061, organizadas por el Grupo de Investigación Jatupeando, el Museo de Historia UAGRM y el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, marcan sin duda un hito en los esfuerzos por alcanzar el desarrollo departamental. Se trata, sin embargo, de un evento que trasciende lo que puede circunscribirse a todo evento de planificación prospectiva; es, ante todo, un es-fuerzo que da cuenta de la vitalidad de la ciudadanía y la institucionalidad cruceña.

Indagar sobre el curso que los procesos de desarrollo pueden tomar en todos los campos que hacen a una ciudad de las dimensiones físicas y sociales de Santa Cruz de la Sierra es sin duda una tarea premonitoria, un acto democrático que, a tiempo de construir futuro, hace ciudadanía de verdad, una ciudadanía comprometida porque crea la conciencia en torno a la magnitud de los desafíos y los eventuales imponderables que esto supone. En este sentido, el valor de este tipo de esfuerzo planificador, intangible, pero evidente, estriba en la capacidad que muestra una sociedad cuando decide asumir su futuro con decisión, cuando sus ciudadanos y sus instituciones son capaces de pensar en tiempos largos.

Es posible que una parte de los procesos que se identifican como imperativos históricos para el desarrollo regional sean imposibles de materializarse; empero, su ejecución ya está en marcha desde el momento en que sus instituciones ciudadanas y los aparatos de gestión oficiales tienen la virtud de insta-larlos en el imaginario colectivo. En gran medida, las obras humanas son el producto de la unión de voluntades por encima de todo criterio que divida o de todo imponderable que limite. Una sociedad es capaz de vencer los escollos del presente cuando tiene el coraje de indagar su futuro. Las Jornadas Santa Cruz 2061 son una clara muestra de ello: sintetizan el espíritu de la modernidad cruceña, su indetenible impulso, su valor y su compromiso para con su pueblo y su país.

El curso de las exposiciones y discusiones realizadas en el evento permite reconocer los errores del quehacer cruceño e identificar sus soluciones. Son, en gran medida, un acto de honestidad ciudadana, una confesión de culpa o un reconocimiento honroso. Que sea lo uno o lo otro no importa, lo importante es que todos hicieron filas en el futuro. Es la síntesis de una férrea voluntad por superar el presente. Se trata de un esfuerzo que debiera ser imitado por todos los departamentos, no solo por el valor de sus aportes, sino, y sobre todo, por hacer ciudadanía de verdad 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Lula: crónica de una muerte anunciada
“Maduro, dale duro”
Subasta ideológica
La OEA y el ‘efecto Maduro’
El progreso de los progresistas
Historias entrópicas
Experimento fallido
Una declaración democráticamente demoledora
El Colegio Departamental de Sociólogos
Leopoldo y el ‘síndrome de encumbramiento’
¿Y si Evo perdiera?
El Comité Cívico, en su hora crítica
Estatutos y colonialismo interno
‘Racialización’ de la política
Las Jornadas Santa Cruz 2061
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


29/07/2017
Nostalgia de la URSS
29/07/2017
Vagancia no es felicidad
29/07/2017
Los menonitas se defienden
29/07/2017
Dos barreras y una pala
28/07/2017
La talla de un gigante
28/07/2017
Rehenes y delincuencia


EL DEBER
 
Te puede interesar

Tras la rendija

El director y la pianista actuarán esta tarde para todo público
CULTURA

Barenboim y Argerich, en vivo y gratis

El reguetonero J Balvin acaba de estrenar un video con Vacci
ESCENAS

J Balvin hará turismo en Santa Cruz

Diez

La tapa de hoy

Romel Quiñónez da instrucciones a la defensa de Oriente. Foto. Fuad Landívar
LIGA

Quiñónez sentó presencia en su debut

 Los aurinegros apuestan por Melgar, Rodríguez y Salinas. Foto: Archivo
FÚTBOL

Destroyers aseguró a cinco refuerzos

Sociales
SOCIALES

Denuncia a su hermano por una golpiza

SOCIALES

Cinco beldades dan cátedra de morenada

SOCIALES

Gianluca y Ariadna incendian las redes con su beso