OPINIÓN



| 28/07/2017


La talla de un gigante

Un motivo familiar, y la casualidad, hizo que mi llegada a tierras africanas coincidiera con el día de nacimiento de Nelson Rolihlahla Mandela (1918-2013). Madiba, apodado así por el nombre de un antiguo jefe del clan Tembu al que pertenecía, dedicó su vida al servicio de la humanidad: como abogado defensor de los derechos humanos; como preso de conciencia; trabajando por la paz; y como primer presidente democrático (1994-1999),  elegido por sufragio universal, de una Sudáfrica libre.

Un programa de consultoría para pequeños emprendedores, que trajo a mi hijo a Ciudad del Cabo, me permitió conocer de cerca la realidad de los ‘township’ (barrios de negros que viven en condiciones de hacinamiento y pobreza extrema), que contrasta con la infraestructura y modernidad de sus principales ciudades. Sudáfrica tiene la mayor economía africana, por delante de Nigeria, alberga el 75% de las principales empresas del continente. Sus ingresos dependen primordialmente del sector minero, agrícola y financiero; sin embargo, sigue siendo uno de los países más desiguales y con mayores asimetrías del mundo.

El actual presidente, Jacob Zuma, del Congreso Nacional Africano (CNA), ha enfrentado disturbios sociales debido a acusaciones de malversación y conspiración con el mundo empresarial. Una muestra del creciente descontento fue la histórica derrota que sufrió el CNA en las elecciones municipales de 2016, quedando por primera vez por debajo del 60% a nivel nacional, y la pérdida de ciudades estratégicas como Pretoria, Johannesburgo y Port Elizabeth, en favor de la Alianza Democrática, el partido liberal de la oposición.  Hay voces, dentro del oficialismo, que piden revisitar los valores y cualidades del que fuera padre de la Sudáfrica democrática y reencauzar el rumbo del proceso.  

Mandela fundó una nación, le dio identidad, la puso en el mapa del mundo y le borró de la cara la vergüenza de un pasado de ignominia. Terminó con 342 años de supremacía blanca, en un país de mayorías negras. Estuvo 27 años preso por luchar contra una segregación racial salvaje, brutal y sangrienta. Cuando llegó al poder, extendió la mano y construyó una impresionante alternativa de tolerancia. Antes que tomar revancha, fue el epítome de perdón, compasión y reconciliación. No buscó ser reelecto y se despidió del poder convirtiéndose en leyenda.

Mi intención inicial para esta columna era hacer un paralelismo entre Sudáfrica y Bolivia, comparando la talla de sus liderazgos, pero está claro que el masoquismo no es lo mío. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¡Felices fiestas!
Venezuela, un espejo
La novela del dictador
Apuesto a la vergüenza
Gasolinazo sin derecho a pataleo
A su querencia sabe volver
Cínico carisma
Lugar común la muerte
Finlandia sabe cómo hacerlo
Serrat, con voz propia
Voluntariado con rostro de mujer
La ‘U’ era una fiesta
Chamuscar el porvenir
52 semanas después
Nostalgias musicales
Los caminos del narcotráfico
Desde suelo ajeno
Empoderar al ciudadano
“Entra con franqueza...”
Inteligencia artificial
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


14/01/2018
Malas señales
14/01/2018
Las penas del jaguar
14/01/2018
Nuevo código y el ego de Evo
14/01/2018
La ‘trinidad destructiva’ en la dinámica revolución y contrarrevolución
14/01/2018
Código Penal y efervescencia social
14/01/2018
Dos libros


EL DEBER
 
Te puede interesar
En este lugar estaban los menores privados de libertad. Foto Reuters
MUNDO

Hallan a 12 hermanos encadenados y hambrientos en EEUU

SANTA CRUZ

Incendio en un local de pollos causa alarma entre los vecinos

Fuerzas especiales del Ejército de Venezuela combatieron al grupo del expolicia. Foto: Reuters
MUNDO

Maduro afirma que piloto rebelde planeaba atentado contra embajada 

Diez
El español, ídolo de la academia, volverá a jugar en Bolivia después de su paso por el fútbol de Arabia Saudita. Foto: AFKA
FÚTBOL

Claure confirma el regreso de Callejón a Bolívar

Daniel Nosiglia quiere terminar el Dakar entre los 10 mejores de la competencia. Foto: Jorge Gutiérrez
DAKAR

Nosiglia no bajará el ritmo en Argentina

Pablo Moreira ex The Strongest que interesa a Real Potosí. Foto: Internet
FÚTBOL

Real Potosí busca fichar a Moreira

Sociales
SOCIALES

Boulevard Carnaval, una fusión de color y belleza

SOCIALES

Claudia Tórrez es el nuevo rostro del noticiero de PAT en Santa Cruz

SOCIALES

10 canciones para recordar a Dolores O’ Riordan, de The Cranberries