PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 08/06/2017


La política: ¿bien público o mercancía?

El tema es controversial, pero urgente de debatir. No es fácil pronunciarse a favor del financiamiento público a las Organizaciones Políticas (OP) cuando el prestigio de la política va en picada y su futura ley está siendo objeto de una ronda de consultas a iniciativa del Órgano Electoral Plurinacional. Sin embargo, las OP son importantes y enfrentan el reto de adecuarse a un mundo cambiante y de reinventarse para recuperar la confianza de la sociedad. 

El periodo en el cual el financiamiento público entró en vigencia en Bolivia (1997-2008) fue demasiado corto para ponderar sus ventajas y limitaciones. La segunda década del siglo XXI pinta un panorama distinto. Además de la necesidad de asegurar mecanismos que prevengan la penetración de recursos de origen dudoso en las campañas, sobran argumentos para reponer el financiamiento público para tiempos electorales y no electorales. La consolidación de un sistema de partido político predominante con pulsiones hegemónicas como el MAS, el uso electoral del programa Bolivia cambia, Evo cumple y el Fondo Indígena son razones suficientes para buscar mecanismos urgentes para nivelar las condiciones de competencia electoral ahora desiguales. 

Otro poderoso argumento tiene que ver con la duda de que el Órgano Electoral tenga el físico para imponer sanciones de rigor a un partido oficial que veladamente destina gran cantidad de recursos públicos para reproducir el poder, tal como ocurre en varios países donde es prohibida la propaganda institucional con la imagen del candidato presidente, así como su presencia en inauguración de obras desde el momento de la convocatoria a elecciones.

La capacidad de un Estado democrático de responder a las demandas ciudadanas cuesta y depende, en gran medida, de la calidad de sus líderes políticos y de las OP. Desde esta perspectiva, el desarrollo y el fortalecimiento de estas instancias deberían asumirse como un bien público a promover, proteger y fiscalizar para evitar que sean concebidas como meras mercancías disputando la preferencia del mercado electoral, como si se tratara de gaseosas o detergentes. En otras palabras, así como en economía aplaudimos que el Estado corrija los efectos perversos del libre mercado, con mayor razón debiéramos promover el combate, vía fiscalización y financiamiento, a los efectos también nocivos de la competencia desigual en un mercado político altamente prebendalizado. No hacerlo, significaría apostar por la privatización de la política. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Del Evo, su fondo intocable
Corrupción y democracia en declive
Evo, de ignorancia y fobias personales
Evo: ¡Sálvense como puedan!
Un diccionario singular
Autocracia centralista
¿Clase media decadente?
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/06/2018
De la ortodoxia al despilfarro
22/06/2018
El mito de las cavernas, en Rusia
22/06/2018
Compañeros de ruta
22/06/2018
De carne y hueso
22/06/2018
El Bulo Bulo
21/06/2018
Primarias, ¿para qué sirven?


EL DEBER
 
Te puede interesar
El padre de familia fue imputado por el delito de violencia familiar. Foto: Tucuman
BOLIVIA

Envían a la cárcel al hombre que chicoteó a su hijo por sus malas notas 

ECONOMÍA

Evo: Se incrementará el IDH un 15% por repunte del precio del gas

El escritor abandonó el centro hospitalario, pese a que le recomendaron continuar internado. Foto archivo
ESCENAS

Vargas Llosa recibe el alta hospitalaria tras sufrir una caída en su casa  

Diez
El torneo en Bolivia se realiza con la participación de 12 clubes. Foto. Internet
BALONCESTO

Definen el rol de partidos para la Libobasquet

Cochabamba cuenta con campo deportivo de primer nivel, que se estrenó para los resientes Juegos Suramericanos. Foto. APG
COCHABAMBA

Bolivia solicitó la organización del mundial de gimnasia

Neymar se quebró en pleno campo de juego en el Mundial de Rusia 2018. Foto. Reuters
FÚTBOL

Neymar explica por qué lloró en Rusia tras ganar a Costa Rica

Sociales
SOCIALES

Así lucieron las misses en su entrevista con el jurado

SOCIALES

Una periodista colombiana es acosada en el Mundial

SOCIALES

10 cosas curiosas de Lisbeth Aranda