OPINIÓN



| 28/07/2017


La obra literaria de Juan Rulfo

Juan Rulfo (San Gabriel, hoy Apulco, 16.05.1917 – Ciudad de México, 07.01.1986) tenía 36 años cuando vio la luz  su libro de cuentos El llano en llamas (1953), y 38, al ver publicada su novela Pedro Páramo (1955), escrita gracias a una beca concedida por la Fundación Rockefeller. Hasta entonces, se había ganado la vida vendiendo llantas por todo México y después como funcionario de inmigración durante la II Guerra Mundial y jefe de publicaciones del Instituto Nacional Indigenista. Tras una sequía literaria de 27 años, publicó –a los 63 años- el libro El gallo de oro (1980). En él, Rulfo publica tres ‘argumentos’ de los muchos guiones cinematográficos que se le atribuyen en calidad de colaborador o taquígrafo, como él solía aclarar: El gallo de oro (1964), El despojo (1960) y La fórmula secreta (1964). En La fórmula secreta se inserta un hermoso poema de Rulfo, en forma de letanía, que yo comenté hace años en Presencia literaria.
Hastiado del asedio de lectores, estudiantes y periodistas que lo acosaban en busca de datos sobre su vida, su obra y sus proyectos literarios, Rulfo reunió 13 estudios escritos por ensayistas hispanoamericanos, estadounidenses y europeos, bajo el título de Para cuando yo me ausente (México, Editorial Grijalbo, 1982). Puede decirse que se trata de una obra suya como antólogo. La antología lleva una presentación muy rulfiana de apenas 14 líneas. Fue todo lo que publicó en vida. Con carácter póstumo aparecieron tres libros: 1) Los cuadernos de Juan Rulfo (1998), apuntes literarios, entre ellos los esbozos de su frustrada novela La cordillera;  2) Aire de las colinas (2000), cartas de amor a su mujer Clara Aparicio, y 3) la versión rulfiana de las Elegías de Duino, de Rilke (2015).   

Dos libros, El llano en llamas y Pedro Páramo, lo convirtieron en un clásico de las letras hispanoamericanas, traducido a todos los idiomas cultos. “Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo…” ¿Comala existe o es una invención suya?, le pregunté. – Existe una Comala en el estado de Colima –me respondió -- colindante con el estado de Jalisco, al pie de un volcán y a 50 kilómetros de la costa del Pacífico”. -“¿Y La Media Luna?”, insistí– “La Media Luna –dijo- era el nombre de un rancho, al poniente del Volcán de Fuego, pero mi Comala es una Comala inventada, un pueblo de fantasmas que dialogan con los vivos, los lectores. Todo es una creación mental, como usted sabe…”

Nos vimos por última vez, en Madrid, un año antes de su muerte. Le entregué un ejemplar del libro Rulfo en llamas, del boliviano Raúl Rivadeneira Prada (+). Se alegró mucho. Lo demás es leyenda.  

Madrid, 28.07.2017.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Duelo en el Tipnis
Un boliviano en el Consejo de Gobierno de la Soberana Orden de Malta
La obra literaria de Juan Rulfo
Rulfo y Octavio Paz en Berlín
Un retrato de Rulfo y los indios de México
Centenario de Juan Rulfo
Mártires, testosterona, ejes, temas y problemas
Un libro de homenaje a ‘Mago’ Baptista
Siringa no es una novela
Paul Ricoeur y el presidente Macron
Macron, literatura y filosofía
Réquiem por Raúl Rivadeneira Prada
Emmanuel Macron, tercer round
Salvar a El Salvador
Gazapos plurinacionales
Riberalta, la orquídea del Manutata
Centenario de Raúl Botelho Gosálvez
Desayuno sin diamantes
El patinazo diplomático plurinacional
Sed de mar
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/08/2017
La misma chola con la misma pollera
23/08/2017
Ley 247: una puerta abierta al abuso inmobiliario
23/08/2017
El terrorismo golpea otra vez
23/08/2017
El PIB de Bolivia no crecerá 4,7%
22/08/2017
El turismo sostenible como piedra filosofal
22/08/2017
Trampolines


EL DEBER
 
Te puede interesar
00:02:34
PARA ELLAS

Noche especial y de gala en Para Ellas

MUNDO

Netflix perdió un 10% de audiencia por el eclipse

00:02:52
ECONOMÍA

Cinco claves para añadir valor a tu empresa

Diez
FÚTBOL

'Wilster' remonta y golea en Potosí

Campos espera ser de la partida en el duelo ante Perú el 31 de agosto. Foto. DIEZ
SELECCIÓN

Campos llegó ilusionado a La Paz

Mojica (centro) fue felicitado por sus compañeros. Foto: Jorge Uechi
GUABIRÁ

Mojica marcó la diferencia en la ‘Caldera’

Sociales
SOCIALES

Las nuevas top de Leo Ville visitan EL DEBER

Antonella Ulloa
SOCIALES

No te podés perder la invitación de Antonella

 La francesa, Iris Mittenare, actual Miss Universo
SOCIALES

Phoenix será la sede del Miss Universo