OPINIÓN



| 28/07/2017


La obra literaria de Juan Rulfo

Juan Rulfo (San Gabriel, hoy Apulco, 16.05.1917 – Ciudad de México, 07.01.1986) tenía 36 años cuando vio la luz  su libro de cuentos El llano en llamas (1953), y 38, al ver publicada su novela Pedro Páramo (1955), escrita gracias a una beca concedida por la Fundación Rockefeller. Hasta entonces, se había ganado la vida vendiendo llantas por todo México y después como funcionario de inmigración durante la II Guerra Mundial y jefe de publicaciones del Instituto Nacional Indigenista. Tras una sequía literaria de 27 años, publicó –a los 63 años- el libro El gallo de oro (1980). En él, Rulfo publica tres ‘argumentos’ de los muchos guiones cinematográficos que se le atribuyen en calidad de colaborador o taquígrafo, como él solía aclarar: El gallo de oro (1964), El despojo (1960) y La fórmula secreta (1964). En La fórmula secreta se inserta un hermoso poema de Rulfo, en forma de letanía, que yo comenté hace años en Presencia literaria.
Hastiado del asedio de lectores, estudiantes y periodistas que lo acosaban en busca de datos sobre su vida, su obra y sus proyectos literarios, Rulfo reunió 13 estudios escritos por ensayistas hispanoamericanos, estadounidenses y europeos, bajo el título de Para cuando yo me ausente (México, Editorial Grijalbo, 1982). Puede decirse que se trata de una obra suya como antólogo. La antología lleva una presentación muy rulfiana de apenas 14 líneas. Fue todo lo que publicó en vida. Con carácter póstumo aparecieron tres libros: 1) Los cuadernos de Juan Rulfo (1998), apuntes literarios, entre ellos los esbozos de su frustrada novela La cordillera;  2) Aire de las colinas (2000), cartas de amor a su mujer Clara Aparicio, y 3) la versión rulfiana de las Elegías de Duino, de Rilke (2015).   

Dos libros, El llano en llamas y Pedro Páramo, lo convirtieron en un clásico de las letras hispanoamericanas, traducido a todos los idiomas cultos. “Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo…” ¿Comala existe o es una invención suya?, le pregunté. – Existe una Comala en el estado de Colima –me respondió -- colindante con el estado de Jalisco, al pie de un volcán y a 50 kilómetros de la costa del Pacífico”. -“¿Y La Media Luna?”, insistí– “La Media Luna –dijo- era el nombre de un rancho, al poniente del Volcán de Fuego, pero mi Comala es una Comala inventada, un pueblo de fantasmas que dialogan con los vivos, los lectores. Todo es una creación mental, como usted sabe…”

Nos vimos por última vez, en Madrid, un año antes de su muerte. Le entregué un ejemplar del libro Rulfo en llamas, del boliviano Raúl Rivadeneira Prada (+). Se alegró mucho. Lo demás es leyenda.  

Madrid, 28.07.2017.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Exequias de Arnaldo Lijerón Casanovas
Expoferia de gazapos
El magisterio de Roa Bastos
Centenario de Augusto Roa Bastos
Parrillada de gazapos
Los ‘tuipnis’ de la ministra
El Evo, el papa y el Tipnis
Duelo en el Tipnis
Un boliviano en el Consejo de Gobierno de la Soberana Orden de Malta
La obra literaria de Juan Rulfo
Rulfo y Octavio Paz en Berlín
Un retrato de Rulfo y los indios de México
Centenario de Juan Rulfo
Mártires, testosterona, ejes, temas y problemas
Un libro de homenaje a ‘Mago’ Baptista
Siringa no es una novela
Paul Ricoeur y el presidente Macron
Macron, literatura y filosofía
Réquiem por Raúl Rivadeneira Prada
Emmanuel Macron, tercer round
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


17/10/2017
Consulta urgente sobre la interpretación del Art. 23 de la CIDH
17/10/2017
Las ciudades intermedias en la revolución urbana de Bolivia
17/10/2017
Santa Cruz, ¿ciudad gremialista?
16/10/2017
Recordando a mi brigadier
16/10/2017
Don Hernán, el olvidado
16/10/2017
1917: la URSS


EL DEBER
 
Te puede interesar
BOLIVIA

Diputados aprueban artículo sobre Mala Práctica

Un camión en la ruta hacia Chulumani (Foto referencial: Youtube)
BOLIVIA

Tres personas pierden la vida en un accidente en los Yungas

Jolene Jones antes del cambio que dio en su vida (Instagram)
TENDENCIAS

Así cambió su cuerpo después del fisiculturismo

Diez
El volante verdolaga puede ser parte del onceno titular ante Bolívar. Foto: Archivo
FÚTBOL

Villarroel tiene luz verde en Oriente

Pizarro jugará su primer partido como titular en este campeonato. Foto: Archivo
FÚTBOL

Pizarro, una de las armas en Guabirá

Arce (izq.) y Raldes estarán en el onceno titular de la academia paceña. Foto: Archivo
FÚTBOL

Arce y Raldes, garantizados en Bolívar

Sociales
SOCIALES

Participante de Juga2, rumbo a certamen de belleza internacional

SOCIALES

La Fábrica de Estrellas: Vania estrena videoclip

SOCIALES

Oriana Arredondo vuelve a las tablas