PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 21/07/2018


La magia de la lectura y la XXIII FIL

Leer es para unos una actividad placentera que se realiza en momentos de recreo. Para otros es ya algo compulsivo, y cuando estos no tienen a la mano un libro o algo que leer, entran en un estado de ansiedad que les hace morderse los labios y las uñas y pensar que están echando por la borda los minutos más valiosos de sus vidas por no estar adquiriendo conocimiento. Para estos todo vale, incluso un panfleto partidista o un libelo vulgar. Para estos todo momento es propicio, incluso cuando están sumidos en la depresión más incontrolable. Pero lo cierto es que no importa cuál sea el móvil, si el placer o la compulsión, lo importante es abandonarse a la lectura siempre que se pueda.

Recuerdo que el primer libro que cogí con verdadero interés, teniendo yo tres años, fue una enciclopedia de prehistoria. A esa edad, enseñado por mi padre dentro de las cuatro paredes de mi casa, ya había aprendido a descifrar el magnífico idioma de Cervantes; pero la verdad es que, a pesar de la habilidad que había logrado, la única actividad que realizaba era pasar mil veces mis ojos por las coloridas ilustraciones de los fósiles, dinosaurios y plantas milenarias que tenía esa mi vieja y gorda enciclopedia. Cada ilustración llevaba una leyenda que explicaba sintéticamente lo que era o representaba la imagen. Y ese fue el inicio de lo que luego hice parte esencial e inextirpable de mi vida: el libro.

Fue un momento mágico, quizá el más importante de mi vida hasta ahora, porque pocas cosas en esta vida son tan valiosas como el adquirir un hábito tan digno y tan fructífero como el de la lectura. De no haber caído en 1997 aquella enciclopedia de dinosaurios en mis pequeñas manos de niño, mi vida hoy tendría otro rumbo.

¿Es lo mismo leer que estudiar? Unos dicen que no, pero yo creo que sí. Estudiar no es otra cosa que leer. Quizá estudiar es leer dos, tres o incluso cuatro veces, pero es leer al fin. Los grandes genios e intelectuales no hacían otra cosa que tomar un libro y leerlo, quizá más concentrados que otros y más veces que otros, pero la actividad no variaba, solo leían.

Un buen libro es, aunque decirlo parezca un cliché, un portal mágico. Una novela es un prodigio y un par de poesías un bálsamo para el alma. Pero no solo hablo de arte; un tratado de filosofía hace al ser humano vislumbrar el sistema que se esconde en el devenir; una obra jurídica nos hace entender el orden que el hombre se ha impuesto a sí mismo para convivir en civilización. ¿Qué cosa mejor que un libro, una taza de café y un ambiente cargado por buena música?

Entre el 1 y el 12 de agosto se ha de llevar a cabo, en la ciudad de La Paz, la XXIII Feria Internacional del Libro (FIL). La FIL es un evento cultural en el más amplio sentido de la expresión. Se han de exponer libros ya publicados, pero también han de ser presentados unos nuevos. Es una verdadera vitrina de arte y saber, porque allí se pueden encontrar no solamente novedades, sino también obras clásicas de la literatura y el pensamiento universales. 

Si queremos apuntalar un país civilizado, no tenemos otra opción que la de pararnos en el umbral de la puerta mágica: la lectura.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Evo garantiza tierras a bolivianos que retornen de Argentina
La esperanza renace con la Pascua de la Resurrección
Distinguen a tres directores y llegan los primeros grupos
Siembra de algodón creció de 1.800 a 7.000 hectáreas en verano
Censo descubre presos por robar botellas o un par de chinelas
El contrabando pone en riesgo la vida de pacientes con cáncer
Política al estilo de Maquiavelo
A propósito del cordón ecológico
El Robo y el futuro de las empresas
La corte de Chapare
Pedro Miguel Redondo, hombre de Dios
Ciudadano como “animal político” y la ciudad
Blooming y sigue prendido en la lucha por el título
El mundo condena la matanza del Domingo de Resurrección en Sri Lanka
Denuncian ‘tráfico’ de pases directos para indígenas de la Cidob a la Universidad
Oriente logró una ansiada victoria ante Wilstermann
Evo se reunió con residentes bolivianos en Buenos Aires
Un militar muere por hantavirus y se busca confirmar la causa de segundo deceso
Mujer muere al dar a luz a mellizos; su pareja denuncia negligencia
El pacto de silencio entre el aborto clandestino y los fármacos falsos
En Facebook


21/04/2019
Política al estilo de Maquiavelo
21/04/2019
A propósito del cordón ecológico
21/04/2019
El Robo y el futuro de las empresas
21/04/2019
La corte de Chapare
21/04/2019
Pedro Miguel Redondo, hombre de Dios
21/04/2019
Incontenible avance de la tecnología y la inteligencia artificial


EL DEBER
 
Te puede interesar
Evo Morales en Argentina. Foto: ABI
BOLIVIA

Evo garantiza tierras a bolivianos que retornen de Argentina

“Jesús nos acompaña y espera, no para condenarnos sino para volver a empezar. En momentos de desolación, nos devuelve la fuerza y la esperanza”, dijo Francisco, que también expresó su dolor por las víctimas de los atentados en Sri Lanka. Asimismo, pidió poner fin a las injusticias sociales, a los abusos y a la violencia que existe en Venezuela
SANTA CRUZ

La esperanza renace con la Pascua de la Resurrección

Jorge Enrique de Lassaletta, Carlos Ureña y Yovinca Arredondo serán distinguidos el lunes por APAC
ESCENAS

Distinguen a tres directores y llegan los primeros grupos

Diez
Sánchez está preocupado por los laterales. Foto: Archivo
BLOOMING

Los laterales, un dolor de cabeza para ‘Platiní’

Portugal dirigió su último partido con el aviador este domingo. Foto: APG
COCHABAMBA

Wilstermann rescindió contrato con el técnico Miguel Ángel Portugal

Arano (dcha.) festejando su tanto marcado a los 3 minutos. Foto: Ricardo Montero
BLOOMING

Arano dio un golpe tempranero que permitió el triunfo

Sociales
SOCIALES

¡Conejitos y chocolates!: Las Pascuas de los famosos en las redes sociales

Foto: Internet
SOCIALES

Mon Laferte confesó que sufre depresión

SOCIALES

Bolivia es finalista en el Miss Piel Dorada Internacional