OPINIÓN



| 31/08/2017


La ley

No se puede poner al pueblo por encima de la ley por la sencilla razón de que una ley debe ser la expresión del pueblo.

La aclaración viene a propósito de las confusas palabras del presidente del Estado en el acto de entrega de personería jurídica a la Asociación de Mujeres Asambleístas Departamentales. “Por encima de la ley están las reivindicaciones sociales, la ley hay que acomodar al pueblo”, dijo pero luego complementó al señalar que la ley se debe “acomodar al pueblo, a la necesidad del pueblo y no es que la ley va a estar por encima. Una vez aprobada (la norma) hay que respetar, hay que aplicar la ley”.

Las afirmaciones del jefe de Estado confirman su incomodidad con la camisa de fuerza que el ordenamiento legal es para los gobernantes. Aparentemente, él quisiera hacer las cosas a su manera o, como lo dijo, a la mejor conveniencia del pueblo.

Después de tanto tiempo en el poder, algún abogado, o por lo menos alguien de su entorno, debería haberle dicho que la doctrina jurídica enseña que la ley debería ser fiel expresión de la voluntad popular. Después de todo, para eso existen los sistemas democráticos que incluyen a los parlamentos en su andamiaje institucional. Para llegar a ese punto, al del parlamentarismo, fue necesaria una larga evolución histórica e incluso sociológica.

Todavía en tiempos de la ley de las XII tablas del imperio romano, en una época tan tardía como el 410 antes de Cristo, la gente creía que las leyes eran la voluntad de los dioses. Por eso existía una división entre el “ius”, que era el derecho humano, y el “fas” o derecho divino.

La función de las leyes era poner orden al caos de las sociedades tribales. La voluntad o intereses de unos colisionaban con los de otros así que había que poner normas. Para que la gente las obedeciera, se utilizaron sus creencias o supersticiones. Era más fácil decir que una norma era una orden divina que un recurso para evitar controversias.

El parlamentarismo vino con los enciclopedistas y el sistema de contrapesos. Para evitar que un gobernante incurra en excesos, se crearon otros dos tipos de autoridad, el Poder Legislativo, que hace las leyes, y el Judicial, que las aplica. El Ejecutivo debe hacerlas cumplir. Para que el sistema funcione, es necesario que el Poder Legislativo esté integrado por representantes del pueblo que generalmente son elegidos por voto popular.

En los últimos años, la mayoría del Legislativo está integrado por representantes del partido en función de Gobierno. Son ellos quienes deberían hacer leyes que expresen la voluntad popular. El Ejecutivo debe hacerlas cumplir. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Los olvidados
Los peores
El voto
Cronistas de Potosí
Potosí: su gente
Cronistas
Guardianes
El Che y las mentiras
Antologías
Tapados y monedas
La ley
Verdades incómodas
Erratas
Bolivia y Perú
Nimiedades
‘Laris’
Humanitario
Identidad cultural
Balón
Mujeres machistas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/01/2018
Aún estamos a tiempo
20/01/2018
Viajes con propósito: alimento para el alma
20/01/2018
Las razones de tres consignas nacionales
20/01/2018
Sistemas electorales y vida política
19/01/2018
El discurso del odio
19/01/2018
Lo que no nos cuentan


EL DEBER
 
Te puede interesar
La bella Carla Áñez agradece al público que la recibe con aplausos durante el recorrido de la preca. Foto: Fuad Landívar
SOCIALES

Tradición y protesta en la tercera precarnavalera

Hernán Hurtado Chávez (derecha) fue presentado este sábado en la Felcc
Seguridad

Cae sospechoso de matar a un hombre el 1 de enero

BOLIVIA

Emotiva despedida para Carla y Jesús

Diez
RALLY

Jugadores de Blooming cobran a una semana del debut

Azogue trata de burlar la marca de Ovando. Foto: Etzhel A. Llanque
FÚTBOL

San José salva el empate ante Bolívar

Hernán Paredes, fue uno de los dos bolivianos que terminó el Dakar en cuadriciclos. Foto. Jorge Gutiérrez
DAKAR

Paredes llega a la meta en su debut en el rally

Sociales
Unidos. La cumpleañera junto con su esposo, Mariano Aguilera, y sus hijos, Mariano e Ingrid Aguilera
SOCIALES

A Ingrid la sorprendieron con una gran celebración

Kevin  Spacey. Comenzó su carrera como actor durante los 80 con papeles secundarios en cine y televisión
SOCIALES

Kevin Spacey enfrenta una tercera denuncia

Elegancia que acoge. No existe un rincón descuidado, el jardín, la casa de muñecas, la piscina, en todo se nota el cuidado de la dueña de casa y anfitriona. Los juntes son de grupos pequeños
SOCIALES

La casa soñada es compartida solo con los más allegados