PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 12/07/2018


La estrategia fallida del poder indefinido

Todos los bolivianos sabemos perfectamente que Evo Morales hará todo lo que tenga que hacer para quedarse en el Gobierno a como dé lugar, así como también sabíamos que intentarían deshacerse, a la mala, de quien osara interponerse entre ellos y la indispensable impunidad del poder indefinido.

La vergonzosa acusación fabricada por el Gobierno contra Carlos Mesa no es entonces una sorpresa para nadie, lo que no significa que no se trate de un nuevo y colosal error de cálculo político del presidente Morales y de su entorno más cercano.

La estrategia del MAS para eternizarse en el poder tiene tres etapas: la primera fue el fallo del Tribunal Constitucional en noviembre pasado, que supuestamente habilita la candidatura de Morales; la segunda, en actual ejecución, es limpiar el camino electoral eliminando adversarios mediante el uso político del sistema judicial con acusaciones y juicios a diestra y siniestra. 

La tercera etapa implica enfrentar a una sociedad civil dispuesta a defender el voto del 21-F, y ya ha sido activada a través de una virulenta campaña de desprestigio de las plataformas ciudadanas, liderada por el propio presidente.

La decisión de quedarse por las malas y la manera de hacerlo están muy claras, pero el problema que enfrentan es que todo les está saliendo mal. Probablemente lleguen a donde quieren llegar en ese camino antidemocrático y antipopular, pero, de seguir así, llegarán pagando costos tan altos, que de cualquier manera pondrán en duda se descabellada apuesta.

El error de cálculo de los tiempos políticos cometido al juntar el fallo del TCP con las elecciones judiciales y la aprobación del Código Penal no solamente resultó en una tremenda derrota política, sino que desencadenó una nueva ola de resistencia ciudadana que se expresó en la potencia de las movilizaciones del último 21-F en todo el país.

El intento que hacen ahora de tapar el caso Quiborax, que no es otra cosa que uno de los episodios más escandalosos de negligencia y corrupción de la última década, aprovechando la ocasión para enjuiciar e inhabilitar a Carlos Mesa, es otra chambonada que los está conduciendo a una victoria pírrica e incluso a un callejón sin salida.

Nadie en su sano juicio hubiera podido escoger un camino más equivocado para intentar enlodar la robusta imagen del expresidente Mesa, y aun así el Gobierno entero se ha dejado arrastrar a ese terreno, en el que les será imposible demostrar de manera creíble la culpabilidad de los acusados.

Muy al contrario, lo que habrán conseguido es fortalecer aún más la popularidad y la intención de voto de Carlos Mesa y de paso blindar sus eventuales vulnerabilidades, en la medida en que nadie creerá las próximas acusaciones que puedan tener preparadas en su contra.
A estas alturas, está claro que el Gobierno ha perdido toda la sensibilidad y la capacidad política para ejecutar su estrategia de poder indefinido, y nos ofrece el triste espectáculo de un régimen agonizante, dando manotazos de ahogado.

No era este el final que se esperaba de un proceso que recogió lo mejor de la energía social acumulada durante tanto tiempo y que tuvo las mejores oportunidades posibles para escribir una historia distinta. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Presidente del sindicato cocalero
Declaró la anestesióloga y deja dudas sobre la cirugía
Porongueños piden dar ‘luz verde’ a más puentes
¿Gobernabilidad o impunidad?
Que el horror permita un cambio
Santa Cruz, vibrante y heterogénea como nunca
Atacar el contrabando
crónicas
... Cara a cara
Sempiternos, el espíritu de los pueblos indígenas en el lente de Joaquín Carvajal
Pionyang y Seúl firman histórico acuerdo de distensión militar
Cartas del cabo, rescate de la memoria boliviana
250 efectivos de Tránsito controlarán el tráfico
Empresas lucen sus estands previo a la inauguración de Expocruz
Piden la certificación de la forense Mora
Vizcarra vuelve a poner al Congreso contra la pared
Elección de fiscal general se politiza con aspirantes con pasado político y ‘barras’
El D-8 al fin podrá conectar su alcantarillado a 16.062 hogares
Dos extranjeros que trabajan por la niñez y la juventud
Incahuasi generará Bs 55,6 millones de regalías por ampliación de producción
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/09/2018
Presidente del sindicato cocalero
20/09/2018
¿Gobernabilidad o impunidad?
20/09/2018
Santa Cruz, vibrante y heterogénea como nunca
20/09/2018
Atacar el contrabando
19/09/2018
La aventura de escribir
19/09/2018
“Noviazgo sí, pero no así”


EL DEBER
 
Te puede interesar

crónicas

Sempiternos significa que durará siempre, que no tendrá fin, y eso es lo que quiere reflejar
ESCENAS

Sempiternos, el espíritu de los pueblos indígenas en el lente de Joaquín Carvajal

Ingreso libre para ver la obra
ESCENAS

Cartas del cabo, rescate de la memoria boliviana

Diez
Los jugadores de Boca celebran el triunfo conseguido ante Cruzeiros. Foto. AFP
FÚTBOL

Boca Juniors se acerca a semis de la Libertadores con buena victoria ante Cruzeiro

Las portadas de la edición impresa y de la sección de deportes un día después de la clasificación. Foto: Heremoteca de EL DEBER
FÚTBOL

Las históricas portadas de EL DEBER el día después de la clasificación al Mundial

Lucas Gaúcho (6) domina el balón ante la mirada de dos rivales. El brasileño marcó los tres goles de Wilstermann. Foto. APG noticias
FÚTBOL

Lucas Gaúcho somete a Aurora en el clásico valluno

Sociales
SOCIALES

Kourtney Kardashian, de novia con un modelo 19 años menor que ella

SOCIALES

Los Ositos: "La producción dio por terminado nuestro contrato"

Foto: Yingo
SOCIALES

Conocé a 'Maggi' Bienveniste, la chica Yingo 2018