OPINIÓN



| 06/06/2017


La OEA y el ‘efecto Maduro’

La frustrada reunión de la OEA dejó en claro algunos elementos que los pueblos de la región deberían tomar en cuenta. La imposibilidad de aprobar una resolución que condenara al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela deja ciertas dudas sobre la vocación democrática de los gobiernos que la componen. Se suponía que 60 muertos, miles de heridos y más de dos mil detenidos, habida cuenta de las denuncias de tortura al mejor estilo de las dictaduras fascistas que experimentamos no hace mucho en el continente, constituían elementos por demás elocuentes para adoptar una clara posición democrática y forzar una salida pacífica a un conflicto que, a claras luces, cuenta con un apoyo masivo en la sociedad venezolana. 

Si tuviéramos que formarnos un juicio lineal de lo que ha pasado, podríamos sin mucho esfuerzo concluir que la conciencia democrática del continente es aún una asignatura pendiente capaz de ser manipulada incluso ante evidencias absolutas. De hecho, la noción de dictadura tiene en el Gobierno de Maduro un muestrario práctico nunca antes visto de forma tan flagrante y documentada; empero, ni las más objetivas evidencias pudieron cristalizar como una decisión democrática veraz. Exceptuando la firme posición del secretario general, Luis Almagro, que finalmente aparece como un gladiador solitario en medio de una jauría de indecisos y calculadores diplomáticos de oficio, el foro internacional fue una grotesca representación de subterfugios a los que la firme posición de los países de la ALBA terminó derrotando sin mucho esfuerzo.

En el imaginario de Latinoamérica se ha sembrado la duda no solo sobre la eficacia de una organización de ese nivel, sino sobre la vocación democrática de los actuales gobiernos en cada uno de sus países miembros. Si ante una crisis tan evidente y devastadora como la venezolana es incapaz de movilizar principios democráticos elementales, es poco probable que actúe de forma eficiente frente a estas democracias despóticas que se han apoderado de algunos países en la misma perspectiva y con los mismos fundamentos del chavismo. 



Notas Relacionadas








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La gobernabilidad en juego
Halloween y colonialismo interno
¿Qué país quieres para tus hijos?
Brevísima historia de la democracia
Del trono a la tumba
Diferentes, pero parecidos
Madre Tierra, santa coca y malograda justicia
Dios nos libre
Lula: crónica de una muerte anunciada
“Maduro, dale duro”
Subasta ideológica
La OEA y el ‘efecto Maduro’
El progreso de los progresistas
Historias entrópicas
Experimento fallido
Una declaración democráticamente demoledora
El Colegio Departamental de Sociólogos
Leopoldo y el ‘síndrome de encumbramiento’
¿Y si Evo perdiera?
El Comité Cívico, en su hora crítica
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/11/2017
Gasolinazo sin derecho a pataleo
24/11/2017
Voto nulo
24/11/2017
Cohesión social para una ciudad segura
24/11/2017
Elecciones y democracia
23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Justicia eleva a 13 años la condena contra Oscar Pistorius

MUNDO

Los cambios en Cuba a un año de la muerte de Fidel

El premio se lo entregó la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia-SC
CULTURA

Suárez: “Moxos es más importante que Tiwanaku”

Diez
Quintana también es un jugador determinante en la academia. Foto: Hernán Virgo
BLOOMING

Vaca o Quintana, la duda de Campos

La tapa de hoy

Los jugadores de Flamengo celebran el triunfo ante Junior. Foto. Reuters
COPA SUDAMERICANA

Flamengo remonta y toma ventaja en el Maracaná

Sociales
Miss Grecia. María Psilou fue una de las ausentes. La enviaron al Miss Mundo y no se le buscó suplente
SOCIALES

Curiosidades y anécdotas del Miss Universo 2017

Anfitrión. Nino Gandarilla Guardia, autor del libro
SOCIALES

Nino Gandarilla desveló su nueva obra

Dos obras. A la dcha.: La historia sin fin. A la izq.: Lámina y Pintura
SOCIALES

Bolivia se expresa en ocho días; Nosotros Dos sigue innovando