PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 09/05/2017


Historias entrópicas

La cantidad de factores que interviene en la actual situación venezolana supone un esfuerzo interpretativo fuera de lo normal; empero, en un intento heurístico podríamos sostener que ante nosotros tenemos un claro fenómeno de entropía social. La entropía, como se sabe, es –en términos generales– “la medida del desorden de un sistema”, fenómeno que se caracteriza por una progresión continua e irreversible. Políticamente hablando, una huida al desastre.

Parece que los regímenes que gestionan formas políticas basadas en la confrontación y la radicalización permanente como mecanismos de legitimación y conservación del poder, provocan lo mismo que da origen a una entropía termodinámica, una aceleración de sus componentes que termina autodestruyéndose o infligiéndose daños irreversibles.

En física, este proceso está determinado por la temperatura a la que se someten las partículas: cuanto más se calientan, más rápidamente transforman el sistema. En fenómenos de corte neopopulista pareciera que cuanto más se radicalizan, más acelerada es la descomposición y desorganización de las formas del poder. La entropía de los procesos termodinámicos alcanza un punto en el que es imposible que sus partículas reconstruyan ningún estado previo. Su transformación es definitiva. En política, el deterioro del poder puede alcanzar un punto en el que ninguna medida, por democrática y conciliadora que parezca, logrará frenar el movimiento y la orientación de la sociedad civil.

La situación venezolana muestra un grado de entropía que podría delinear –con las salvedades en cada caso– un horizonte posible de sucesos similares. De hecho, en todos los experimentos populistas latinoamericanos del siglo XXI la secuencia de los procesos y sus características son similares. Lo mismo cabe decir de la desorganización del poder que generan y que, eventualmente, termina con ellos. La lección venezolana desde este ejercicio meramente académico podría resumirse en una frase entrópica por definición: hay un momento en que la medida del desorden termina con el poder. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El final de los Castro
Evo y la CIDH
Cuando lo blanco es negro
Anamnesis a una izquierda decadente
Una derrota premonitoria
Un adiós anticipado
Conflicto médico, vencer o perecer
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


26/04/2018
El hit de la temporada
26/04/2018
Evo: ¡Sálvense como puedan!
26/04/2018
Facebook ¿un nuevo campo de disputa política?
26/04/2018
¿Servidores públicos o torturadores públicos?
25/04/2018
Con la economía no se juega
25/04/2018
Cuando se pierde prestigio


EL DEBER
 
Te puede interesar
Prohibido de hablar con los medios, el aún alcalde solo puede defenderse con memoriales
BOLIVIA

Leyes contraataca a Percy solicitando a la Fiscalía lo cite por caso mochilas

El dirigente de los trabajadores fue el primero en anunciar el reajuste de salarios
ECONOMÍA

Gobierno pacta alza salarial del 5,5% al haber básico y un 3% al mínimo

Crónicas

Diez
Equipo juvenil que presentó Universitario de Sucre ante Wilstermann. Perdió por 7-0 en 45 minutos. Foto. Archivo
ANÁLISIS

Tres incidentes diagnostican la salud del fútbol boliviano

César Farías, entrenador de The Strongest. Foto. EFE
LIBERTADORES

Farías: "Vi mucha rebeldía en mis jugadores, me voy orgulloso"

Robben salió lesionado del Allianz Arena cuando se jugaban apenas 5 minutos del partido. Foto. Reuters
CHAMPIONS

Mirá las imágenes del gran triunfo del Real Madrid ante Bayern Múnich

Sociales
SOCIALES

Moria Casán retorna a la TV con una particular prohibición a sus colegas

SOCIALES

Esposa del príncipe Carlos, aterrorizada por un fantasma

SOCIALES

Nieta de Rosita Hurtado llegará muy pronto; la familia se reúne para recibirla