OPINIÓN



| 13/10/2017


Gill no es un gil

Hace quinientos años éramos colonia en tiempos de Carlos V; hace 100 años éramos colonia anglosajona en tiempos de Churchill y Roosevelt; ahora somos colonia china, rusa y venezolana en tiempos de Maduro y del socialismo del Siglo XXI. Cambia el estilo, no las ambiciones.

Carlos Gill (1956, paraguayo venezolano) representa claramente cómo Bolivia pasó de una dependencia a otra, aunque ahora de forma más salvaje y ordinaria, porque la nueva rosca (clase emergente la llaman en otros países), no trae tecnologías.

Carlos Gill, esposo de una comunicadora, compró y hundió uno de los más sólidos periódicos paceños al ponerlo al servicio del oficialismo, a pesar del capital inyectado, a pesar de la publicidad estatal, a pesar de heredar un producto diverso y profesional. Lo hizo en silencio, escondido.

Después figuró como presidente de las empresas ferroviarias bolivianas, capitalizadas en los años 90, tanto la oriental como la andina. Empresas que el Estado Plurinacional decidió no ‘nacionalizar’ ni salen en informes congresales sobre la capitalización. Hace poco, los transportistas cruceños se quejaban porque esos vagones acaparan la producción soyera.

En sus directorios aparecen Mauricio Eloy Etienne Solares, a la vez relacionado con la obra civil para el teleférico, dueño de 224.500 hectáreas en Pando para explotar madera con su empresa Mabet; Leonor Montiel Parra de Bedoya, (venezolana) esposa de un alto ejecutivo bancario y representante de Pdvsa (Etienne declaraba hace años que ese banco y el Banco de la Unión lo ayudan en sus millonarias exportaciones); Mauricio Costa du Rels Flores, suplente del director titular (vicepresidente) Julio Augusto Montes de la Ferroviaria Andina, en 2015; Montes fue el primer embajador bolivariano de Venezuela en tiempos de Evo Morales (destituido intempestivamente el 2009), comprador de Gravetal a los colombianos.

Accionistas de Gravetal: Inversiones Inversoja (99%), Katarina Gumucio Stanbuck (ligada a Abya Yala y a la fundación Evo, Juan Ramón Quintana les donó tres vehículos del Estado), Juan Valdivia Almaza. El socio mayoritario de Inversoja es Juan Valdivia Almaza (excongresista masista). La empresa funciona en el edificio del BNB en Santa Cruz. Es familiar de compradores de hoteles en Santa Cruz y Cochabamba con varios procesos por incumplimiento de contratos. Socio minoritario era Sebastián Rivero Guzmán, hermano de Susana Rivero Guzmán, novia de Julio Peñaloza Bretel de Abya Yala.

Gill y Montiel Bedoya aparecen como socios de una empresa constructora paraguaya Gómez Nuñez, contratada por Thales Air Systems para construir las torres para los radares que el Ministerio de Defensa compró a Francia en 2016. La filial boliviana fue inscrita cinco días antes del principal contrato sobre la base de una empresa con capital de Bs 1000 (Bogen SA) cuyo socio es Mauricio Costa du Rels Flores, y es “autorizada” a contratar a Mauricio Etienne (Cottiene SA), en un negocio de 23 millones de euros.

Carlos Jorge Gómez Nuñez aparece en 2015 como suplente del director titular Mauricio Etienne en Ferroviaria Andina.

Gill publica muchos de sus negocios en su portal empresarial, pero no está esta nueva inversión. 

En toda esta información, disponible en Internet, aparecen además datos sobre los problemas impositivos y de manejos bancarios de varios de estos personajes y de procesos que enfrentan por diversas causas. ¿Alguna entidad los investigará?








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España
Al menos 15 muertos en un ataque en Kabul
Evo lamenta la muerte de Santiago Maldonado
Alemania: Cinco heridos en ataque con cuchillo
España aplica el artículo 155 y convocará a elecciones en Cataluña
Peritos creen que Pablo Neruda no murió de cáncer
Destinan Bs 3 millones para atender desastres naturales
Ferrier y Suárez chocan por alusión a Quintana en caso Andrade
Tras la rendija
Estaba a punto de graduarse y lo mataron con un tiro en la cabeza
80-20: La importancia de invertir en ti mismo
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
Dictadores tropicales
... Cara a cara
Expo Aladi cierra con $us 213 millones en intenciones de negocios
Inversiones pública y privada
Un hospital y varios hogares sufren daños por la fuerte lluvia
Felcn secuestra droga y químicos valuados en $us 1,5 millones
Heridos y detenidos por erradicación de coca alarma a los Yungas
La energía eléctrica llega a 13 comunidades de El Torno
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/10/2017
... Cara a cara
21/10/2017
Dictadores tropicales
21/10/2017
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
21/10/2017
80-20: La importancia de invertir en ti mismo
20/10/2017
Serrat, con voz propia
20/10/2017
Nos despojan del don


EL DEBER
 
Te puede interesar
Afganos en una mezquita que también fue blanco de ataques suicidas y que acabó con la vida de 56 personas la semana pasada (Reuters)
MUNDO

Al menos 15 muertos en un ataque en Kabul

Imagen de una de las marchas que exigía el esclarecimiento del caso Maldonado (Foto: El Destape)
BOLIVIA

Evo lamenta la muerte de Santiago Maldonado

Luego del ataque, se intensificó la seguridad policial en los lugares públicos (Reuters)
MUNDO

Alemania: Cinco heridos en ataque con cuchillo

Diez

La tapa de hoy

Ambas selecciones se midieron como preparativo al sudamericano sub-15 que se jugará en Argentina. Foto: Prensa FBF
SUB-15

Bolivia empató contra Perú

Bulacia tiene una ventaja de 43 minutos sobre el segundo, Cronenbold. Foto: Jorge Gutiérrez
INTEGRACIÓN

Bulacia quedó a un acelerón de ganar

Sociales
Las Malcogidas. Aclamada en varios países, pero el filme de Denisse Arancibia tuvo que esperar siete años para poder ver la luz, porque como a muchos, la falta de presupuesto la congeló
SOCIALES

Una tortuosa y larga espera para los cineastas por la Ley de Cine

Creativa al máximo. Tuvo la capacidad de educarse a sí misma en materia de trazos. Artista empírica, sus obras han gustado tanto que ya ha sido invitada a exponer en otros países
SOCIALES

Talento congénito, eso es Verónica Virreira

Emocionada. Sabine Hesselbarth en su agasajo, llevado a cabo en Chinga Decoraciones
SOCIALES

Sabine tuvo un agasajo sorpresa en sus natales