PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 13/06/2018


Fútbol, fútbol, fútbol

México. Estadio Azteca. 1970. Félix, Brito, Piazza, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y el emblemático Pelé hacían parte de la apoteósica Canariña. Jugaban la final del mundial de fútbol contra otro gran escuadrón, el italiano. Pero los brasileños mostrarían por qué fueron reconocidos como “la mejor selección de todos los tiempos”. El gol 1028 de su ‘10’; los tantos de Gerson y Jairzinho, así como el inolvidable pase que luego el capitán transformaría en la gloria del 4-1, fueron solo algunas muestras del recordado “jogo bonito”. El mundo entero lo presenció y, por primera vez, a color. 

Este inolvidable capítulo es parte de la historia de uno de los eventos más importantes para la civilización moderna: el Mundial de fútbol. A un día de su inauguración, en Rusia, con los álbumes de figuritas casi completos, los fixtures descargados, las apuestas a punto de concretarse y la expectativa latente, creo importante analizar ¿por qué este encuentro despierta un sentimiento colectivo tan particular? 

Como bien indicó N. Elias y E. Dunning (1992), el deporte –particularmente el fútbol- ha permitido el desarrollo de la civilización moderna, al compensar el orden racional de la misma, con un espacio para canalizar emociones y pasiones, de manera colectiva. Y, particularmente en el mundial, las selecciones no solo juegan un partido, sino su identidad nacional, tal como afirman distintos especialistas (Duarte, 2018; Murillo, 2004).

Las caras pintadas, el uso de una camiseta particular, los peculiares sombreros, las banderas y los famosos cánticos son solo algunas expresiones que reflejan un espacio habitado por los sujetos, paralelo a su cotidianidad: el fútbol. 
Mientras la rutina agobia, el juego permite alivianar esa sensación de agotamiento, al liberar las pasiones de los sujetos. Aun cuando estas sean negativas, como la derrota inesperada de los brasileros, en el último Mundial (2014). Las lágrimas son permitidas. 

Lo mismo ocurre con la sensación triunfal de un colectivo, representado por un equipo. Tal como se sintieron los franceses al jugar de local en la Copa de 1998. Una celebración recordada hasta hoy no solo por su magnitud deportiva, sino por su convocatoria nacional. 

Y es que el Mundial reúne a las mejores selecciones nacionales, disputadas en torneos continentales. Se genera el “alma colectiva” (Le Bon, 2013), que logra identificar a los sujetos con una nación, como pocos otros espacios lo pueden hacer, dadas las múltiples diferencias locales.  
Esto se refleja en equipos legendarios, como el brasileño, el alemán o el español. Pero también ocurrió con Irlanda y con su primera clasificación, en 1990; o, como recordamos todos los bolivianos, con la gloriosa llegada de la Verde a la Copa de 1994. Por un momento fuimos todos una nación. 

Por esto, amamos el Mundial. Y aunque haya críticas políticas al respecto, en más de una ocasión este parece no ser un espacio para la mente, sino para el corazón. A encender el televisor porque hay fútbol, fútbol, fútbol…








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Tribunal de Perú ordena liberar a opositora Keiko Fujimori
Periodista argentino pidió disculpas a Lampe y al país
'Tucho' dio de baja a dos jugadores más en Guabirá
La curiosa teoría de por qué se cayó YouTube el martes por la noche
Gigantescos centros comerciales: conozca los nuevos proyectos que estrenará Santa Cruz
El 'Chumita' luchó hasta el final junto a su madre, pero el cáncer le arrancó la vida
Gasto en salarios llega al 18% del PGE
Bolivianos en el extranjero podrán beneficiarse con subvención del combustible
Ronaldo la pasó 'chido' en el aniversario de El Tri en México
Romero ofrece garantías a opositores para registro de militantes
Bebé Abraham, perdió a su madre y precisa todo tipo de ayuda
Así suena el tenebroso “canto” de la barrera de hielo de la Antártida
Los empresarios privados piden ajustar o anular el pago del doble aguinaldo
Cronología del caso Khashoggi: el periodista que se cree fue descuartizado tras ingresar al consulado saudita
Tribunal se toma seis horas para decidir si deja en libertad a Keiko
Primarias: Carlos de Mesa sella alianza con más de 50 plataformas del 21F
Israel lanza ataques aéreos contra Gaza en represalia a un disparo de cohetes
Cardozo queda libre: juez determina que su aprehensión fue ilegal
Brasil: Bolsonaro firma un compromiso antiaborto con la Iglesia católica
Descenso del nivel de agua en el lago Poopó preocupa a pesqueros
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


17/10/2018
Dudas electorales
17/10/2018
¡Prepare $us 1.500 para fin de año!
17/10/2018
Bolsonaro y Cuba
17/10/2018
Sueños de libertad
16/10/2018
Jugándonos el futuro
16/10/2018
“De la órbita final”


EL DEBER
 
Te puede interesar
Tribunal de Perú ordena liberar a opositora Keiko Fujimori | AFP
CASO ODEBRECHT

Tribunal de Perú ordena liberar a opositora Keiko Fujimori

El supuesto video que provocó la caída de YouTube
TENDENCIAS

La curiosa teoría de por qué se cayó YouTube el martes por la noche

DINERO

Gigantescos centros comerciales: conozca los nuevos proyectos que estrenará Santa Cruz

Diez
POLÉMICA

Periodista argentino pidió disculpas a Lampe y al país

Víctor Hugo Antelo no perdona indisciplina ni bajo rendimiento en Guabirá. Foto. Archivo DIEZ
MONTERO

'Tucho' Antelo dio de baja a dos jugadores más en Guabirá

Edis Ibargüen, jugador de The Strongest.
FÚTBOL

Ibargüen dice que el Tigre demostrará por qué es líder

Sociales
SOCIALES

Mirá cuánto costó el anillo de compromiso de Lady Gaga

SOCIALES

Kendall Jenner confiesa que 'stalkea' a sus ex

SOCIALES

Carla Áñez se va a vivir a España