PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 25/04/2017


Experimento fallido

Venezuela ha llegado al límite posible de un experimento fallido. El socialismo del siglo XXI se desmorona al impulso de las mismas fuerzas que le dieron vida: el pueblo venezolano. Podría suponerse que su derrumbe se debe a la ausencia de su creador, Hugo Chávez, a la omnímoda presencia del imperio, a las fuerzas de una burguesía omnipresente o a cualquier recurso discursivo con apariencia de verdad, empero, si por algo se cae de la forma en que cae es porque el socialismo del siglo XXI venezolano partió de una terrible falacia: supuso que la vieja confrontación entre izquierda y derecha resolvería el destino de los venezolanos. La falacia consiste en que semejante lectura la hizo justo cuando por el propio desarrollo del capital ambas no eran más que conceptos vacíos. 

Mientras el chavismo inventaba un juego infinito de contradicciones y dividía la sociedad en derechas e izquierdas, el mundo entero se guiaba por los parámetros de la libertad y la democracia. La derecha y la izquierda habían pasado a mejor vida en el mundo entero, menos en Venezuela y en algunos pocos émulos tardíos.

Cuando los proyectos políticos afincan en premisas equivocadas, lo único que puede esperarse son resultados equivocados, de ello se desprende que esta ‘nueva izquierda’ es una equivocación epocal fundada en la falacia de que las clases sociales concebidas en la lógica del marxismo ortodoxo son la variable que ordena el mundo (como fueron durante el siglo XIX) cuando en realidad el factor que hoy decide el curso de la historia es la vigencia democrática, la libertad y los derechos ciudadanos,  herederos todos de la única Revolución victoriosa: la revolución Francesa.

Con Maduro la falacia adquirió la categoría de estupidez. En política y en la historia este terrible síndrome por lo general se expresa como dictadura, y la dictadura es el recurso de la fuerza ante la soberanía de la razón, por eso la brutalidad del régimen es, por donde se vea, irracional en dimensiones patológicas. 

No se trata ya de un último esfuerzo por defender un ideario, un proyecto o una ideología, es simplemente el despliegue de la estupidez. De una estupidez ya ni siquiera agazapada en el afán de perpetuarse en el poder (esto, está claro, ya no es posible), si no detrás del profundo temor de pagar las culpas y sufrir las consecuencias de haber llevado al abismo un país entero. De pagar el precio, inmenso, de haber sacrificado Venezuela. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El MAS en su laberinto
Plataformas: cada cual en su burbuja
Evo y el zar de Rusia
Pérdida del poder
La larga noche de los museos
La imaginación al poder
El final de los Castro
Evo y la CIDH
Cuando lo blanco es negro
Anamnesis a una izquierda decadente
Una derrota premonitoria
Un adiós anticipado
Conflicto médico, vencer o perecer
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


19/07/2018
Ley de creación de empresas sociales
19/07/2018
No y Evo ¡hasta en la sopa!
19/07/2018
Orfandad de las organizaciones políticas
19/07/2018
Asamblea contra el 21-F
18/07/2018
Los condicionamientos
18/07/2018
¿Quo vadis, Donald Trump?


EL DEBER
 
Te puede interesar
Romero fue más conciliador al hablar de los activistas. Zavaleta en cambio usó calificativos duros
POLÍTICA

Las plataformas del 21F causan contradicciones entre ministros de Evo

Momento en el que los rescatistas trasladan al joven hasta un hospital
BOLIVIA

Rescatan al adolescente que estuvo 8 días atrapado en una mina

Imagen referencial de la hoja de coca
SANTA CRUZ

Nace nuevo negocio: coca machucada a domicilio

Diez
El piloto británico firmó su renovación por dos años más. Seguirá en Mercedes hasta la temporada 2020. Foto: Internet
FÓRMULA UNO

Hamilton renueva con Mercedes hasta 2020

Saucedo, Vaca, Peña Y Escobar son algunos de los jugadores que mantienen vigencia pese a los años que llevan encima
FÚTBOL DE BOLIVIA

Pisan los 40 años y mantienen vigencia en primera

Llop tiene amplio recorrido y con Oriente quiere llegar lejos. Foto: Ricardo Montero
LLOP

“Tenemos un equipo para ser protagonista”

Sociales
SOCIALES

Annabelle Neilson: El adiós a la musa de McQueen

SOCIALES

Ana María Campbell es la reina de los abuelitos

SOCIALES

Está muy orgullosa de su tierra colorada y de su feria