PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 25/04/2017


Experimento fallido

Venezuela ha llegado al límite posible de un experimento fallido. El socialismo del siglo XXI se desmorona al impulso de las mismas fuerzas que le dieron vida: el pueblo venezolano. Podría suponerse que su derrumbe se debe a la ausencia de su creador, Hugo Chávez, a la omnímoda presencia del imperio, a las fuerzas de una burguesía omnipresente o a cualquier recurso discursivo con apariencia de verdad, empero, si por algo se cae de la forma en que cae es porque el socialismo del siglo XXI venezolano partió de una terrible falacia: supuso que la vieja confrontación entre izquierda y derecha resolvería el destino de los venezolanos. La falacia consiste en que semejante lectura la hizo justo cuando por el propio desarrollo del capital ambas no eran más que conceptos vacíos. 

Mientras el chavismo inventaba un juego infinito de contradicciones y dividía la sociedad en derechas e izquierdas, el mundo entero se guiaba por los parámetros de la libertad y la democracia. La derecha y la izquierda habían pasado a mejor vida en el mundo entero, menos en Venezuela y en algunos pocos émulos tardíos.

Cuando los proyectos políticos afincan en premisas equivocadas, lo único que puede esperarse son resultados equivocados, de ello se desprende que esta ‘nueva izquierda’ es una equivocación epocal fundada en la falacia de que las clases sociales concebidas en la lógica del marxismo ortodoxo son la variable que ordena el mundo (como fueron durante el siglo XIX) cuando en realidad el factor que hoy decide el curso de la historia es la vigencia democrática, la libertad y los derechos ciudadanos,  herederos todos de la única Revolución victoriosa: la revolución Francesa.

Con Maduro la falacia adquirió la categoría de estupidez. En política y en la historia este terrible síndrome por lo general se expresa como dictadura, y la dictadura es el recurso de la fuerza ante la soberanía de la razón, por eso la brutalidad del régimen es, por donde se vea, irracional en dimensiones patológicas. 

No se trata ya de un último esfuerzo por defender un ideario, un proyecto o una ideología, es simplemente el despliegue de la estupidez. De una estupidez ya ni siquiera agazapada en el afán de perpetuarse en el poder (esto, está claro, ya no es posible), si no detrás del profundo temor de pagar las culpas y sufrir las consecuencias de haber llevado al abismo un país entero. De pagar el precio, inmenso, de haber sacrificado Venezuela. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Evo y la CIDH
Cuando lo blanco es negro
Anamnesis a una izquierda decadente
Una derrota premonitoria
Un adiós anticipado
Conflicto médico, vencer o perecer
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/04/2018
Huyendo para adelante
22/04/2018
Injusticias, y no es por falta de colchones
22/04/2018
Otro capítulo en Cuba
22/04/2018
Algunas crisis geopolíticas del momento
22/04/2018
Hugo José Suárez
22/04/2018
Chiquitos. Las raíces compartidas


EL DEBER
 
Te puede interesar
Las campañas están orientadas a enseñar sobre el lavado de manos | Foto: Fuad Landívar
ENFERMEDADES

Santa Cruz logra reducir los casos de rabia y ahora lucha contra la epidemia de gripe

La mayoría de los aparatos que se acopiaron eran equipos fregados de computación, de música y DVD | Foto: Rolando Villegas
Reciclatón

Incentivan el reciclaje de la basura electrónica para no contaminar 

Felipe Tejerina, junto con sus familiares en la vigilia en el nuevo mercado | Foto: Rolando Villegas
EXPROPIACIÓN MUNICIPAL

Familia del anciano al que la Alcaldía expropió su predio sigue en vigilia

Diez
En el Toro aseguran que actuaron bien. Foto: APG
FÚTBOL

¿Sport Boys infringió el reglamento?

Cesar Farías, técnico de The Strongest. Foto. Internet.
CÉSAR FARÍAS

“No quiero un dólar por ayudar a la selección”

Soria cerró su segundo ciclo con la Verde. Foto: Archivo
FÚTBOL

Soria pidió irse de la selección boliviana

Sociales
SOCIALES

Andrés Barba será papá de un niño

SOCIALES

Calle 7: Yuvinka Áñez vuelve a Bolivia

SOCIALES

Sale el primer reporte policial de la muerte de Avicii