PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 17/04/2017


Epopeya venezolana

Una región de poco relieve en el universo informativo surgió a las primeras planas de los medios estos días, cuando una multitud congregada para aplaudir expresó su rabia y empezó a proferir gritos y lanzar botellas, latas, ladrillos y huevos contra quien se creía que sería vitoreado, pues era el orador principal de una ceremonia cívica. 

Nicolás Maduro tuvo que escapar en medio del nerviosismo de sus guardias acosados por la ira de San Félix, una población del extremo sur venezolano, un trópico amazónico de las vecindades del Orinoco y el Caroní. El lugar se convirtió en la segunda mitad del siglo pasado, cuando fue fundado, en un polo de atracción de inversiones del estado. Al lado de Puerto Ordaz, forma ciudad Guayana, un epicentro industrial del acero y aluminio establecido hace poco más de medio siglo para servir de equilibrio al petróleo omnipresente de la vida venezolana. 

El 11 de abril, una multitud indignada con la carestía de la vida, escasez, servicios públicos deficientes, delincuencia e inseguridad expresó su repudio al gobernante en una de las manifestaciones públicas más elocuentes de las penumbras que avanzan sobre el régimen socialista del siglo XXI. El mandatario retornaba de Cuba, donde se habían reunido líderes de esa corriente, sobre la que navega también Bolivia.

Con una aprobación próxima a lo ridículo (el 80% lo reprueba, de acuerdo con encuestas por lo general confiables), muchos analistas y académicos tratan de determinar el origen de la resistencia de Maduro y su régimen a las embestidas populares. El factor más importante puede ser el de la fuerza militar, muchos de cuyos mandos estarían comprometidos con una administración impropia y caótica del mar de ingresos que bañó al país durante el auge de precios del petróleo. 

La generalización de las protestas de estos días, entre las cuales el repudio de San Félix fue muestra mayor, puede estar poniendo a prueba la lealtad de los militares. El dilema parece inescapable: apartarse de los elementos más radicales del régimen y exigirle aceptar normas democráticas elementales, como elecciones a corto plazo, o ahogarse en la riada social cuyo apaciguamiento luce cada vez más remoto.

La resistencia venezolana es vista como una nueva prueba del repudio a un régimen cada vez más aislado que luce empeñado solo en mantenerse. Una resistencia contemporánea similar para contener el derrumbe ha sido vista en el hemisferio solo en al caso de dictaduras como la de Somoza en Nicaragua o la que condujo Manuel Noriega en Panamá. Por el curso que ha tomado la turbulencia, muy pocos apostarían por una larga duración del régimen madurista 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Se llama opinión pública
Cuando más es menos
¿Hacia el final?
La prueba ciega
Salto a la incertidumbre
Que otro pague la cuenta
A la espera de las pruebas
Luchas de la prensa
La educación ante un espejo
Rastros de una entrevista
Límites de la propaganda
Aquí y allá
Volteretas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/07/2018
Diplomacia al garete
21/07/2018
La magia de la lectura y la XXIII FIL
21/07/2018
Nacionalización del auto fantástico
21/07/2018
Soberanamente irrelevantes
20/07/2018
Memoria obrera
20/07/2018
Salir de nuestra zona de confort


EL DEBER
 
Te puede interesar
Autoridades electorales presentaron la semana pasada el padrón nacional I Foto: archivo.
BOLIVIA

Expresidente del TSE dice que es imposible evitar la repostulación

Don Abelino Alcócer Vaca recibe la medala al heroísmo
SANTA CRUZ

Condecoran al último benemérito del Chaco, en San Ignacio de Velasco

La droga incautada fue expuesta por la Felcn
SANTA CRUZ

Detectan camión con más de 300 kilos de droga camuflada en doble fondo

Diez
Sebastian Vettel festejando su logro. Foto: AFP
MOTOR

Vettel logra la pole en el GP de Alemania de F1

McGregor, luchador irlandés. Foto: Instagram
CURIOSO

La foto obscena de McGregor explota Instagram

Billy Viscarra, que debutó con el cintillo de capitán, pasó un partido tranquilo. Foto: Jorge Gutiérrez
SANTA CRUZ

Viscarra le gana el cintillo de capitán a Román

Sociales
El míster Bolivia 2018, Cristian Rojo, de paseo por las calles de Santo Domingo. Muchos dominicanos se acercaron para pedirle una selfi. Es cruceño, tiene 26 años y mide 1.90
Concurso

¡Derretite con ellos!

SOCIALES

¿Los cuerpos de verano se logran en invierno?

SOCIALES

Shakira: “fueron los meses más duros de mi vida”