OPINIÓN



| 19/06/2017


El tormento de Elena

Hay una mujer que tiene nueve hijos y está enferma. Se llama Elena Corcuy y vive en una habitación pequeña que alguna amiga se la ha prestado por poco tiempo. En ese cuarto, que es su casa, hay dos camas de plaza y media, y ahí se tienden todos a la hora del sueño. Cada uno se acomoda como puede y permanece petrificado hasta el día siguiente. La única norma no escrita, implícita, es no darse vueltas para no perjudicar a los otros, pero los más pequeños aún no entienden de ciertas leyes familiares. 

Elena tiene 38 años y parece que tuviera muchos más. Hay quienes le ponen 45 y otros hasta 50. Elena es delgada y ahora tiene un pie hinchado y una ecografía ha descubierto que hay piedras en sus riñones. Cuando ya no daba más de dolor, cuando el aliento le estaba quitando incluso las fuerzas para hablar, llamó a una amiga y le dijo que estaba al borde de la muerte, que no tenía dinero para ir al médico ni para comprar remedios que la sacaran de la agonía.

A Elena han logrado calmarle el dolor, pero su problema de salud sigue ahí, latiendo como una bomba de tiempo. Sus riñones solo son una punta del iceberg de su vida atormentada. Si uno mira con atención el cuarto donde vive, de inmediato siente que la pobreza muerde: la puerta está remendada con cartones y por su ventana sin vidrios se entran los mosquitos. Dentro hay pocos platos y pocas tazas. Nunca han podido desayunar o almorzar todos juntos porque deben hacer turno para utilizar los utensilios. A veces los hijos se pelean porque nadie quiere ser el último en llevarse la comida a la boca. La cena en la casa de Elena no existe. 

Elena se siente sola. El padre de sus hijos aparece de vez en cuando, pero no lleva dinero. El alcohol lo está convirtiendo en un fantasma. Eso dice ella las veces que se acuerda de él y para no amargarse la vida nunca pronuncia su nombre. Elena no ha perdido sus sueños. Sueña que llegará el momento en que esté completamente sana y también sueña con un lote propio donde pueda construirse varios cuartos. Sueña con camas de dos plazas y muchos platos y tazas, cucharas y una mesa larga donde todos puedan comer juntos y a la misma hora, sin que nadie se pelee. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La mafia le arranca los colmillos al gran felino de América
Las penas del jaguar
En la calle y más allá de la calle
Destroyers, una historia de película
Libros que uno busca y los que lo buscan a uno
Por los territorios de Tribus de la inquisición
El llamado de los almendros
La lluvia del Cervantes
El lenguaje de la madrugada
Campesinos de Pando se reunirán en el Sena para definir precio de castaña
Luis Arce Gómez
Crónica de un encuentro fugaz con Juan Pari en Chonchocoro
El antiguo arte de caminar
El sol nuestro de cada día
Ojos bien cerrados
Marcha ciudadana exige se respete la democracia
El cine y su luna buena
La Higuera, donde el Che reina hace medio siglo
Caminito de tierra
Caminito de tierra
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


18/01/2018
Los trasfondos del conflicto
18/01/2018
¿Clase media decadente?
18/01/2018
“Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!” *
18/01/2018
El atronador paro cruceño
17/01/2018
Mandatarios en pie de guerra
17/01/2018
¡Nos falta el amor de Dios!


EL DEBER
 
Te puede interesar
Chávez abandonó la clínica Incor y fue trasladado en ambulancia hasta el aeropuerto Viru Viru. Foto: Rolando Villegas
SALUD

Carlos Chávez se va a San Pablo

TENDENCIA

Iglesia desarrolla una App para recoger ofrendas

x 7
FOTOGALERIA

El Carnaval ya se siente en las calles de Río de Janeiro

Diez
Momento exacto cuando Chávez sale de la clínica Incor al aeropuerto Viru Viru. Foto: Rolando Villegas
SALUD

Carlos Chávez se va a San Pablo

Selección boliviana sub-20 que participa en el Sudamericano en Ecuador. Foto. Prensa FBF
FÚTBOL

Bolivia da la sorpresa del Sudamericano

El papa Francisco dará la bendición a Ricardo Gareca. Foto. Internet
MUNDIAL

Papa recibirá a su compatriota que clasificó a Perú

Sociales
SOCIALES

La boda de Marilín y Alberto: así cobra uno de los grupos musicales

En una presentación en el desfile Moda Green
SOCIALES

Fernanda Fuentes, del Bailando por un sueño, lleva sus diseños a España

SOCIALES

Dylan Farrow habla sobre los abusos sexuales de Woody Allen