PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



Opinión | 22/12/2016


El precio de la ignorancia

  

Si manejas un país lleno de ignorantes, no puedes esperar que tu economía mejore. Lo que estás haciendo ahora en educación de tu país tendrá repercusión en los siguientes 80 años en todo, incluso en el PIB. Esa es la conclusión de un análisis que publica Siglo 21 en su última edición de 2016, a propósito de las deficiencias en inversión tanto en salud como en educación en el país, ahora que estamos en días de balance.

El Gobierno de Bolivia se ha negado a que las cifras de la educación sean incorporadas a las estadísticas universales sobre la materia, el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés). El argumento de las autoridades nacionales es que los exámenes propuestos por PISA “son mandatos del imperialismo”, probablemente aludiendo a EEUU.

Si Bolivia mejorara un 25% su nivel de educación ahora, con las mediciones de PISA, su crecimiento económico de los próximos 80 años tendría un plus del 0,5% anual en el desempeño del PIB. Las sociedades con menos recursos son las más sensibles a los cambios en los niveles y en la calidad de la educación. Todo esto a propósito de que Bolivia invierte ahora $us 148 per cápita en educación mientras Ecuador invierte 2.314; Brasil, 618; Chile, 603; Argentina, 596 y Perú, 179.

El problema, como recuerda Siglo 21, es que Bolivia se ha retirado en los últimos años de las estadísticas de educación, salud, inflación y también de la deuda interna. Un avestruz que se oculta de las estadísticas, pero sobre todo las comparaciones. Esas comparaciones han permitido comprobar que aquellos países donde la educación ha mejorado tienen mejores posibilidades de progresar porque sus habitantes están más capacitados para llegar a las universidades o para trabajar en tareas más complicadas pero muy rentables.

Todo esto pone incómodo al Gobierno de Bolivia, que se niega a someter sus datos a estas comparaciones internacionales. Es como si tuviera vergüenza y quisiera ocultar sus deficiencias en materias que tienen que ver con el progreso de la gente y del país entero. Un desafío muy difícil para el Gobierno, que ha manejado, para decirlo de alguna manera, $us 180.000 millones provenientes de los ingresos generados por los altos precios de las materias primas, y nada más 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Llanto por el gas
Llanto por el gas
El poder del PCC
Aplausos para Pompeo
Las razones de Unasur
Evasores en competencia
Juegos con gas
Compras chinas obligadas
Los tiempos del gas
Privatizar Bulo Bulo
Urea y vergüenza
Puente a lo ancho
Las garrafas del terror
Delicadas finanzas
Transnacionaldel delito
Malas señales
Crítica de Moody’s
Una rendición a medias
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/05/2018
No es Odesur el problema
24/05/2018
Evo, de ignorancia y fobias personales
24/05/2018
La política y las nuevas generaciones
24/05/2018
Un cardenal simbólico
23/05/2018
Madre, lo más parecido a Dios
23/05/2018
¿El anarquismo es caos?


EL DEBER
 
Te puede interesar
Doria Media criticó
POLÍTICA

Samuel asegura que la 'suite' de Evo es 8 veces más grande que la casa del príncipe Harry

Mesa asegura que se distorsiona la investigación para implicarlo en actos de corrupción
POLÍTICA

Mesa ya no descarta ser candidato; rechaza denuncias de comisión

La avenida Grigotá mostrará un nuevo rostro. Foto: Gobierno Municipal de Santa Cruz
VIDEO

Así se verá la av. Grigotá tras su remodelación

Diez
Guerrero fue suspendido por el TAS. Foto: Reuters
RUSIA 2018

Miguel Trauco aún tiene esperanzas de que Guerrero juegue el Mundial

FÚTBOL

Ronaldinho se casará con dos mujeres en agosto

Carlos Lampe y su familia, además la ecografía de su segundo bebé. Foto: Internet
CHILE

Carlos Lampe será papá por segunda vez

Sociales
SOCIALES

Morgan Freeman rompe el silencio y pide perdón

Foto: Internet
SOCIALES

Acusan a Jared Leto de acoso sexual a menores

SOCIALES

Filtran un video de Meghan Markle en topless