OPINIÓN



| 17/09/2017


El enemigo en casa

El hijo de una amiga (he emborronado un poco los datos para que no lo reconozcan) está atravesando momentos amargos. Tiene 22 años y es un genio; bilingüe en inglés y español, fue número uno en selectividad y premio extraordinario de bachillerato. Tras empezar la carrera en Madrid, consiguió una prestigiosa beca internacional para continuar sus estudios en Estados Unidos. 

Se incorporó este curso a la universidad estadounidense y, de pronto, las cosas empezaron a torcerse. Fue enhebrando enfermedades una detrás de otra, gripe, bronquitis, gastritis; al final sufría mareos, taquicardias. Por primera vez en toda su vida obtuvo malas notas y cada día fueron empeorando. Le diagnosticaron depresión y ansiedad y volvió a casa sin terminar las clases. 

Aún podría regresar en septiembre y, haciendo un esfuerzo, salvar el año y la beca. Pero se siente incapaz: “No conseguía ni siquiera entender lo que me decían. Era como si no supiera hablar inglés”.

He aquí el maldito enemigo interior haciendo de las suyas. Qué extrañas, enfermas criaturas somos los humanos: por si la vida no bastara para aporrearnos; por si no tuviera ya toda existencia su cuota de conflictos, de sufrimiento, de adversarios tocapelotas y envidiosos malignos, resulta que además nos las solemos apañar muy bien para convertirnos en la peor compañía para nosotros mismos. 

Es lo que se llama la tentación del fracaso, una oscura atracción por el daño y la derrota, un resbaladizo coqueteo con los abismos. Como dice mi amiga la violinista Mirari: “Es eso que hace que, justo el día que te tienes que levantar a las seis, te acuestes la noche anterior a las dos de la madrugada”.
El enemigo en casa. Convivimos con un tirano íntimo que nos lo hace todo mucho más difícil. Y además actúa de una manera capciosa, de modo que muchas personas se pasan la existencia ignorando que son ellas mismas quienes se están saboteando. 

Por ejemplo, rechazan determinadas promociones laborales porque dicen preferir una vida más sencilla, cuando lo cierto es que el reto les aterra; o bien aseguran que en realidad no les gusta tanto escribir, o hacer teatro, o dedicarse a las carreras de motos; que sólo son aficiones juveniles y que prefieren ser, por ejemplo, abogados, cuando lo que sucede es que se mueren de miedo de probar y no valer, de querer y no llegar.

Por no hablar del terreno sentimental, en el que el autosabotaje llega a alcanzar niveles grandiosos. Y así, puede haber quien se queje amargamente de su mala suerte amorosa, sin advertir que siempre escoge al amante inadecuado: el que vive muy lejos, el que ya está emparejado y carece de futuro. 

Y luego está ese clásico que consiste en forzar una ruptura por miedo a que la otra persona rompa contigo, o porque estás demasiado bien con ella y, como esa dicha tendrá que acabarse algún día, prefieres, antes de sufrir más, pegarte un hachazo en el corazón ahora mismo. 
El miedo a la felicidad y la tentación del fracaso son las dos caras roñosas de la misma moneda.

Sé bien que no todo el mundo es igual de autodestructivo, pero ¿quién no ha sentido alguna vez cómo se ponía en marcha en su interior esa bola de nieve que poco a poco amenazaba con arrasarlo todo? Basta con ser demasiado perfeccionista, basta con fallar en algo que te interese mucho, basta con sentir tu propia fragilidad y no saber asumirla para que empieces a boicotearte, para que cada vez seas más incapaz de hacer las cosas bien, para desear salir corriendo hacia el precipicio, que el final sea rápido, morir ya para no tener que seguir soportando la agonía de la lucha, alcanzar la pasividad final de los vencidos, la congelada paz de los cementerios. 

Me encantaría poder decirle al hijo de mi amiga que su inseguridad se arregla con el tiempo, pero la verdad es que creo que esa línea de sombra nos acompaña siempre. Eso sí, podemos aprender a convivir con ella, a desdramatizar nuestros dramatismos, a no darle tanta importancia a las derrotas. 

Nadie fracasa en todo, de la misma manera que nadie triunfa en todo. La frustración forma parte de la vida, los miedos son siempre más grandes que las heridas reales y desde luego nadie tiene tan mala opinión de ti como tu maldito enemigo interior. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Sánchez invita a invertir en el país y analizan oferta boliviana
Policía aprehende a sujeto que pedía fotos desnudas en Facebook
Suman las diferencias en la relación Shakira-Piqué
Macri posterga reunión bilateral con Morales
En Santa Cruz se prescribe la marihuana contra la epilepsia
La Policía dio con los asesinos de un taxista por el GPS del celular
López llama 'comparsa de antipatrias' a grupo de líderes que votarán nulo
UPEA rechaza oferta de préstamo del Gobierno
Familiares no pierden la esperanza
¿Qué pudo pasarle al ARA San Juan?
Suspenden hasta enero de 2018 el juicio contra Costas
Sin rastros del submarino ARA San Juan
Violenta represión a gremiales del Abasto
'Kursk', la tragedia que nadie quiere repetir
Roa Bastos volverá al pueblo de su infancia en el año de su centenario
El 30 noviembre se reconstruirán los hechos en caso Eurochronos
Bolivia puede obtener $us 7 el BTU de gas en Brasil
"El reordenamiento de mercados no para porque ya está hecho"
Carlos Chávez no la pasa bien y puede ser operado
El Dakar se lanzó en París: mira el recorrido
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/11/2017
¡Gasolinazo en Bolivia!
22/11/2017
La dignidad suspendida
22/11/2017
¡Es la economía, estúpido!
22/11/2017
Los consensos del pacto fiscal
21/11/2017
Voto por una mejor justicia
21/11/2017
La gobernabilidad en juego


EL DEBER
 
Te puede interesar
La reunión de ministros se desarrolla en uno de los salones del predio ferial
ECONOMÍA

Sánchez invita a invertir en el país y analizan oferta boliviana

En el allanamiento del domicilio se encontró una laptop con material pornográfico. Foto referencial
SEGURIDAD

Policía aprehende a sujeto que pedía fotos desnudas en Facebook

ESCENAS

Suman las diferencias en la relación Shakira-Piqué

Diez
Marco Bulacia correrá en 2018 con el numeral 327. Foto. Archivo
RALLY

Conocé los números de los bolivianos en el Dakar

CHAMPIONS

CSKA vence a Benfica y sigue con vida

Philip Mulryne disfruta de su nueva vida.  Foto: Internet
INCREÍBLE

De futbolista del United a sacerdote

Sociales
La francesa Iris Mittenaere es la actual miss Universo. Ganó en 2016
En la mira

Estas son las 92 bellezas del Miss Universo 2017

Sociales

Shakira y Piqué protagonizaron una fuerte pelea en público

Sociales

Marcia Franco y Nelson Gutiérrez realizan una sensual sesión de fotos