OPINIÓN



| 05/10/2017


El Che y las mentiras

Ernesto Guevara de la Serna fue asesinado. Esa es la más grande verdad de lo ocurrido en Bolivia el 9 de octubre de 1967.

Y fue asesinado porque lo mataron a sangre fría, cuando estaba herido y desarmado en el cuartucho de la humilde escuelita de La Higuera, donde lo encerraron tras capturarlo, un día antes, en la quebrada del Churo.

Todo lo demás que gira en torno a la fecha es para debates cuya resolución tomaría días.

Se dice, por ejemplo, que la incursión del Che en Bolivia fue una invasión extranjera. Unos opinarán que una invasión es ‘irrumpir, entrar por la fuerza’, los juristas señalarán que es ‘la penetración bélica de las fuerzas armadas de un país en el territorio de otro’, mientras que los militaristas recordarán que una acción de esa naturaleza es una ‘operación bélica a gran escala destinada a la conquista de un territorio’. 

Otros responderán que Guevara no ingresó por la fuerza, sino que se infiltró, igual que la mayoría de sus dirigidos que, finalmente, solo resultaron un grupo reducido que, cuanto más, apenas podía considerarse una facción o guerrilla, ‘pequeña partida de fuerzas’, ‘partida de tropa ligera, que hace las descubiertas y rompe las primeras escaramuzas’ o ‘formación en orden disperso de pequeños elementos armados’.

Lo que iba a pasar con esa guerrilla es otra cosa. Habrá que recordar que el Che esperaba ser reforzado por los mineros, que entonces eran considerados la vanguardia del proletariado boliviano, pero el Gobierno de Barrientos, que operaba bajo instrucciones de la CIA, fue oportunamente alertado de que el respaldo a Guevara iba a considerarse en un ampliado a realizarse en Llallagua el 24 y 25 de junio de ese año. Debido a ello envió tropas a esa ciudad minera y desató la masacre de San Juan.

Se habla, también, de soberanía ultrajada, pero nadie recuerda que algunas de las tropas bolivianas enviadas a Ñancahuazú fueran previamente adiestradas por soldados estadounidenses como el mayor Ralph Shelton, los capitanes Fricke y Walender, además de 12 sargentos, todos excombatientes de Indochina y Centroamérica.

Se habla mucho, pero se informa poco porque no muchos estudiaron lo suficiente ese capítulo de la historia de Bolivia.
Incluso el presidente Evo Morales dijo que el asesino del Che fue el general Gary Prado, cuando, en realidad, quien lo mató fue el entonces sargento Mario Terán Salazar.

Junto al colega español Ildefonso Olmedo, yo encontré a Terán en 2014 y se lo ofrecí en bandeja al Ministerio Público. Nadie hizo nada. Pero ahora le van a rendir homenajes.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Los olvidados
Los peores
El voto
Cronistas de Potosí
Potosí: su gente
Cronistas
Guardianes
El Che y las mentiras
Antologías
Tapados y monedas
La ley
Verdades incómodas
Erratas
Bolivia y Perú
Nimiedades
‘Laris’
Humanitario
Identidad cultural
Balón
Mujeres machistas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


16/01/2018
Posesión de magistrados
16/01/2018
Un adiós anticipado
16/01/2018
“El que se mueve, no sale en la foto”
16/01/2018
Interpretación urbanística del paro ciudadano cruceño
14/01/2018
Malas señales
14/01/2018
Las penas del jaguar


EL DEBER
 
Te puede interesar
En este siniestro resultaron heridas tres personas. Las causas están siendo investigadas por el organismo policial. Foto: Archivo
SEGURIDAD

Tres muertos en un embarrancamiento en la ruta antigua a Cochabamba

Durante 2015 fue asesora de la Dirección del Fondo de Desarrollo Indígena para Pueblos Originarios y Comunidades. (Imagen de Justicia)
BOLIVIA

Leny Erika Chávez asume como Directora del Notariado

MUNDO

Francisco pide perdón por abusos a niños en la Iglesia

Diez
CURIOSO

La ex de Hamilton, al ataque

La atleta, de 20 años, anunció ser víctima de violación por parte del exmédico de la Federación Estadounidense de Gimnasia. Foto: Internet
ESCÁNDALO

Medallista Biles fue víctima de violación

Dalma Maradona y su novio Andrés Cardarelli. Foto: Internet
CURIOSO

Maradona no irá a la boda de su hija

Sociales
SOCIALES

Miss La Paz 2016 denuncia el robo de su auto

SOCIALES

Maradona no irá a la boda de su hija Dalma

El dato Mario Testino Silva es un fotógrafo de moda peruano, actualmente establecido en Londres  (Inglaterra)
SOCIALES

Mario Testino ya no fotografiará la boda de Harry