OPINIÓN



| 16/07/2017


Inseguridad ciudadana estructural

Los hechos dramáticos del pasado 13 de julio nos han dejado con una mezcla de impotencia y desamparo, la ciudadanía se siente desvalida. Entre las obligaciones de cualquier Estado organizado figuran como prioritarias la seguridad, la salud, la educación y la justicia. El Estado boliviano falla con gravedad en los cuatro campos. Eso lo convierte en un Estado semifallido, incapaz de proteger a su propia gente y de proporcionarle servicios fundamentales. Hoy el tema puntual es la inseguridad en Santa Cruz de la Sierra, ahora la urbe más peligrosa del hinterland sudamericano. En distintas escalas, la inseguridad cunde en el país entero. 

La inseguridad boliviana es estructural, no es de coyuntura ni fruto de oscuras conspiraciones ni imaginarios complots. Es la falla de un Estado donde su Gobierno no supo hacer lo que debió hacer en sus ya largos años de administración, pese al auge que hubo y que ahora entra en un cono de sombra ante la amenaza de una recesión. Se dilapidó en cosas banales, no en lo que había que gastar para mejorar la calidad de vida del pueblo boliviano. Las escuelas se caen, la justicia es tragicómica, la salud pública está copada por falencias y en materia de seguridad cualquier banda de delincuentes puede enfrentarse con un cuerpo policial sin mayor preparación ni tácticas especiales y, para colmo, en el marco de un centralismo absorbente que llega a niveles de antipatía.

Para una región como la cruceña, que representa más del 30% del PIB, el nivel policial es esmirriado. Ante cualquier urgencia o ‘peritaje’ debe venir gente del interior, como si esta tierra oriental fuera una lejana colonia poblada por retardados mentales, no la zona más productiva del país y con mayor número de universidades. Encima de ello, la Policía no dispone de armamento moderno para enfrentar criminales peligrosos, aunque sí está provista de herramientas ultramodernas para reprimir manifestaciones populares internas.

Existe un déficit estructural general. No hay buena formación de los encargados del orden público, un dañino centralismo impide que se formen cuerpos de protección departamentales y así sucesivamente. Tanta carencia -en una ciudad de dos millones de habitantes- nos lleva como la miel hacia un mayor nivel delincuencial. Por poco tiempo habrá charlas o ponencias, luego las cosas se olvidarán hasta la próxima tragedia. No, esta vez no será así. Por respeto a muertos y heridos exigimos que tanto el Gobierno central como las autoridades departamentales acuerden en conjunto un plan que supere las deficiencias que incompletamente hemos señalado.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El TCP revoca libertad de Carmelo Lens y vuelve a la cárcel por tercera vez
Gobierno pide a empresarios ser eficientes y usar más tecnología
Corea del Norte acusa a Trump de “declarar la guerra”; EEUU protesta
Marcelo Raña Bravo: “Era iluso pensar que íbamos a seguir con el crecimiento exponencial”
Chihuahua dice que pagó más dinero por las acciones de Soboce
Cuatro solicitudes de rechazo avivan debate de repostulación de Evo
La tapa de hoy
Fiscalía ordena a la policía catalana intervenir urnas
El salario máximo de un gerente top en Bolivia supera los $us 30.000
Cede la esperanza y el temor se asoma entre víctimas de terremoto
Solo en el eje troncal, Bolivia genera 30 t de basura electrónica
Las condiciones para vivir en ciudades
Piden reforzar zapatas en mercado y vuelve el descontrol a la rotonda
Una boliviana se luce en premio de dibujo
México solidario
Una planta con robots y un museo con historia
Ponchos Rojos expulsan al ‘Mallku’ y a otros dirigentes
La gestora pública se hará cargo de la administración de la renta Dignidad desde 2018
Dos muertos y 16 heridos en accidentes viales en largo feriado
Restringirán giros a la izquierda en la av. Paraguá
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


26/09/2017
Del trono a la tumba
26/09/2017
El vicio contemporáneo
26/09/2017
Chile en la Expocruz 2017
26/09/2017
Las condiciones para vivir en ciudades
24/09/2017
Aguanten las feministas
24/09/2017
Deserciones disimuladas


EL DEBER
 
Te puede interesar
ENTREVISTA

Marcelo Raña Bravo: “Era iluso pensar que íbamos a seguir con el crecimiento exponencial”

DINERO

El salario máximo de un gerente top en Bolivia supera los $us 30.000

Fabricación. Cada día, una combinación de máquinas y de actividad humana
DINERO

Una planta con robots y un museo con historia

Diez
Zamora definirá este martes su equipo titular para visitar al Tigre. Foto: DIEZ
FÚTBOL

Zamora busca al reemplazo de Torres

FÚTBOL

Mira los tres mejores goles de la fecha

TORNEO CLAUSURA

El show de goles de la novena fecha

Sociales
SOCIALES

Una nueva Alenir Echeverría: rubia y con 33 kilos menos

SOCIALES

Conoce la nueva faceta de la modelo Camila Lepere

Foto: Julio González/ Arreglo Personal: Javier Delgado
SOCIALES

Nicole y Éricka, listas para ganarse tu voto