PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 13/06/2017


Ecología urbana

La ecología es una ciencia del ámbito de la biología, término acuñado por el alemán Ernst Haeckel (1834-1919), acérrimo seguidor del evolucionismo darwiniano. La ecología estudia la relación de los organismos con su ambiente. Existen varias especialidades de esta ciencia y en esta oportunidad nos referimos a la relación de los ciudadanos que coexistimos con nuestros congéneres, la flora y fauna, en una ciudad creada por nosotros mismos y que quisiéramos civilizada, educada, desarrollada y amigable para vivir. En otras situaciones, la naturaleza es la que construye, desarrolla y equilibra ambientes, y nunca se equivoca. 

En el ecosistema urbano somos los ciudadanos los que diseñamos el ambiente en el que quisiéramos vivir y, obviamente, la mayoría quiere hacerlo en un ambiente limpio, saludable y cómodo. Sin embargo, hay ciudadanos a los que solo les interesa predar y aprovecharse del espacio y esfuerzo de los que aportan a la ciudad y al país, y en retribución solo medran, ensucian, requieren y exigen servicios por los que nunca aportaron. Una ciudad es, en cierta forma, un sistema y este es un conjunto de funciones que operan en armonía o con un mismo propósito que debe ser el bien con efecto común. Por su propia naturaleza, un sistema posee reglas o normas que regulan su funcionamiento y, como tal, puede ser entendido, aprendido y enseñado. Por consiguiente, si hablamos de sistemas, podemos referirnos a cuestiones tan distintas como el funcionamiento de una nave espacial o de una ciudad. 

En general, lo ideal es que los elementos de un sistema interactúen y se interrelacionen entre sí para lograr la perfección, lo que en una ciudad sería un amplio bienestar común. Si solo uno de los elementos del sistema falla, todo el propósito colapsa y el caos se hace cargo de la situación. Se supone que la ciudad de Santa Cruz cuenta con todos los elementos legales, funcionales, logísticos, operativos, etc. Sin embargo, reina el caos en todo sentido. Algunos nos atenemos a las normas y reglas de civilidad, muchos están en el ‘no me importa’ y unos pocos son los que predan, ensucian y nos ultrajan en la otrora amable, acogedora y hospitalaria ciudad. ¿Qué es lo que pasa? En la naturaleza los disturbios en un sistema se corrigen brutalmente, lo vemos casi a diario cómo natura se hace sentir. Ojalá esa furia no nos sorprenda cualquiera de estos días por falta de haber implementado un sistema de educación ciudadana en la que se enseñe la importancia de la cultura de la civilidad. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Agrocombustibles
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


19/07/2018
Ley de creación de empresas sociales
19/07/2018
No y Evo ¡hasta en la sopa!
19/07/2018
Orfandad de las organizaciones políticas
19/07/2018
Asamblea contra el 21-F
18/07/2018
Los condicionamientos
18/07/2018
¿Quo vadis, Donald Trump?


EL DEBER
 
Te puede interesar
Más de 11 mil mujeres solicitaron los implantes subdérmicos entre enero y mayo, en Bolivia
SEGÚN UN INFORME

3 métodos anticonceptivos son los más utilizados por las bolivianas

Crónicas

 Cláudio Gil compartió sus conocimientos en un taller realizado el martes y ayer en la Casa Melchor Pinto
ESCENAS

Cláudio Gil presenta la muestra Kalligrápho et non Kalligrápho – Bruta

Diez
Juan Carlos Arce, enfrenta a Darwin Andrade, de Cali. Foto. AFP
SUDAMERICANA

Bolívar recibe cuatro 'cachetadas' en Cali

DE COLECCIÓN

El campeón del Mundial tendrá un especial en EL DEBER

CRISIS

La FBF anuncia que no tiene dinero y Fabol, que no habrá fútbol

Sociales
SOCIALES

Iciar Díaz, con nuevos proyectos musicales

SOCIALES

Mirá el nuevo look de Natalia Barulich, la novia de Maluma

SOCIALES

Arely Pérez busca un cupo en el reality Nuestra Belleza Latina