PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



OPINIÓN | 01/01/2018


Destroyers, una historia de película

Hace muchos años, un hincha de un equipo de fútbol sin nombre salió de la sala de cine del centro de Santa Cruz con la palabra Destroyers amarrada en la punta de la lengua. Había acabado de ver una película sobre la Segunda Guerra Mundial y quedó maravillado con un acorazado que entraba en escena, pavoneando sus características de destructor blindado y dueño de cañones de gran calibre. En la proa, el nombre: Destroyers. Y la imagen de un tigre con su brutal mirada felina. El hincha corrió por la ruta serpenteada, para reunirse con otros hinchas y con la dirigencia para proponer bautizar al equipo con el nombre de aquel buque que no podía sacárselo de la cabeza.  


Pedro Rivero Jordán lo cuenta con alegría desbordante. Tiene un motivo para recordar y celebrar, para remontarse a una historia de película y de la que él es parte activa desde la presidencia del club que asume con solvencia desde hace siete años: Destroyer acaba de ascender al Olimpo del fútbol nacional. Ocurrió el miércoles 27 de diciembre del año pasado. En una noche perfecta empató 1-1 ante un herido Petrolero que descendió de categoría y el decano del fútbol cruceño retornó a la Liga del Fútbol Profesional después de 10 años de navegar en las aguas del deporte local. Y lo hizo con todas sus credenciales, portando su historia que empezó a eternizarse el mismo día que nació, hace 69 años y en un acto alumbrado por la luz de una vela, cuando varios vecinos amantes a la pelota decidieron formar una institución a prueba del tiempo.  


Años después, Pedro Rivero Jordán era un niño cuando su papá, don Pedro Rivero Mercado, que era parte del primer directorio, lo llevaba de la mano a las reuniones del club que se desarrollaban en la casa de don Alejandro Carrasco, sobre la calle Aroma, a media cuadra de la iglesia San Francisco.  Fue ahí cuando el pequeño Pedro empezó a percibir la pasión con la que los grandes discutían, como si se tratara de temas de Estado, los asuntos relacionados con el equipo de fútbol.  Pero también bebió de las mieles que emana la cancha, vistiendo la camiseta amarillo y negro y jugando en todas las categorías, desde pibes hasta la primera división, como marcador o volante central. 


El ascenso empezó a hacer su primer trabajo: blindar para siempre lo que a Destroyer nadie le puede quitar: ha sido el primer campeón del fútbol profesional cruceño, logró un bicampeonato entre el 65 y 66 del siglo pasado y fue capaz de proyectar a las grandes figuras del fútbol boliviano, como al ‘Maestro Chichi’ Romero y al trío de oro, integrado por Erwin Sánchez, Mauricio Ramos y Marco Antonio Etcheverry.


El presidente de Destroyers también recuerda que el equipo es reconocido por un gesto de lealtad que tuvo con la Asociación Cruceña de Fútbol, cuando en 1977 se fundó la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y provocó un cisma en el país.  Destroyers era uno de los clubes invitados para formar parte de la naciente institución, pero sus dirigentes rechazaron la invitación por una cuestión principista: “Nosotros somos leales con nuestra asociación y nos quedamos aquí”. 


En 1984 ascendió a la Liga haciendo méritos y no por invitación. Hay otro detalle que Pedro Rivero Jordán recuerda con nitidez: “Éramos un club tan precario en recursos que la concentración para esos partidos de ascenso los jugadores se concentraban bajo las graderías del estadio Tahuichi Aguilera, donde dormían en catreras. Mientras que el equipo rival, Guabirá, estiraba el cuerpo en camas de un hotel de varias estrellas”. 


Y como suele ocurrir en una historia de película, Destroyers ganó en una definición dramática de tiros penales, desatando la locura monumental, tal como ocurrió hace pocos días, cuando también en el Tahuichi el equipo cuchuqui lució su linaje de destructor acorazado. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La eterna compañía de la radio
Darwin Pinto revela las resurrecciones de Jesús
Jhonnatan Tórrez despierta a un lobo vestido de oveja
Adiós, don Sergio Antelo
Los cuadros que cuentan de Ejti Stih
La rebelión de la crónica
La música del tren
Las tormentas del subsuelo
La hoguera de Tom Wolfe
La hoguera de Tom Wolfe
A los viajes no se los lleva el viento
Cuando muere un dictador
Los mundos de José López Pérez
Pasajeros pagan precio del hambre, el estrés y los castigos a choferes
Domingo de la guarda
El mundo negro de un proxeneta
El VIH se llevó la vida de cinco ayoreas en un año en la comunidad Degui
Las noches de Franz Kafka
Masterclass para viajar por el mundo del submundo
Ha nacido el libro de un gran historiador
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/07/2018
Diplomacia al garete
21/07/2018
La magia de la lectura y la XXIII FIL
21/07/2018
Nacionalización del auto fantástico
21/07/2018
Soberanamente irrelevantes
20/07/2018
Memoria obrera
20/07/2018
Salir de nuestra zona de confort


EL DEBER
 
Te puede interesar
BOLIVIA

Liberan a hombre que fue encarcelado siendo inocente

BOLIVIA

Investigan incumplimiento a solicitud de aborto por malformación congénita

Activistas realizaron la noche del viernes un
BOLIVIA

Iglesia: "¿Exigir respeto a la decisión del pueblo es acaso hacer política?"

Diez
Arias saliendo de la cancha tras ser expulsado. Foto: Hernán Virgo
BOLÍVAR

Desastroso debut de Arias en el Clausura

Imagen del entrenamiento del equipo que comanda Wálter Botto. Foto: El Potosí
BOLIVIA

Insólito: Real Potosí tiene dos oncenos para medirse a la ‘U’

Imagen de una de las jugadas del partido. Foto: AFP
AMISTOSO

El Bayern Múnich gana a un París SG liderado por Buffon

Sociales
Le fue mal

Roberto Palazuelos ofende a sus seguidores al no soportar la crítica

Este es uno de los grupos de indios que llegaron a la isla
Lo último

¡Oh, no! Unos indios juguetones y sensuales invaden República Dominicana

El míster Bolivia 2018, Cristian Rojo, de paseo por las calles de Santo Domingo. Muchos dominicanos se acercaron para pedirle una selfi. Es cruceño, tiene 26 años y mide 1.90
Concurso

¡Derretite con ellos!