OPINIÓN



Opinión | 23/12/2016


De los negocios a la Casa Blanca

El ascenso de Donald Trump a la Casa Blanca parecía misión imposible si se toma en cuenta que su oferta electoral central era echar a los inmigrantes indocumentados y construir muros en la frontera con México. Aunque ha bajado de tono después de los resultados, muy pocos saben a ciencia cierta qué piensa hacer —exactamente— el nuevo presidente de EEUU a partir del 20 de enero cuando tome posesión y comience su mandato.


La incertidumbre aumenta porque Donald Trump es un desconocido en el quehacer político de Washington. Será entonces el primer mandatario que en los últimos tiempos llega literalmente de la calle a la Casa Blanca. Lo que se sabe, en cambio, es que es un magnate de los negocios inmobiliarios, incluyendo concursos de belleza, etc. y que está buscando a la ‘crema del poder económico’ para conformar el nuevo Gobierno.


En la historia reciente será la primera vez que  se elige a un presidente que ha ofrecido convertir a la primera potencia en una suerte de ‘policía’ no solo de ese país sino también de sus vecinos y una buena parte del mundo. Aquí ha dicho por ejemplo que cambiará los acuerdos con Cuba y se ha mostrado necesitado de buscar alianzas estratégicas con Rusia y algunos otros países que no han tenido buena sintonía en el pasado. 


Donald Trump, en realidad, parece convencido de que puede hacer y hasta deshacer todo en EEUU. En este sentido, hay que recordar que ha ganado y por un tiempo fijo la Casa Blanca, pero no es el dueño de ese país como para ‘meterle nomás’ y después que vengan los abogados a arreglar los entuertos legales que supone toda decisión política. 


También hay que recordar que EEUU es lo que es, entre otras cosas, porque el presidente el 20 de enero no solo jura respetar y hacer respetar la Constitución, sino además porque es el primer ciudadano en cumplirla y dar el ejemplo. A diferencia de nuestros países donde en general gobiernan los hombres, en EEUU gobierna la Constitución y hay un respeto absoluto por la ley. Aquí funciona la clásica separación de poderes porque hay una cultura institucional y democrática consolidada, de modo que el presidente tiene límites que le impone el orden constitucional.


Aunque existe un sistema presidencialista que, en principio, pareciera que todo lo puede hacer el elegido, no es exactamente así, pues existen los controles cruzados y las grandes decisiones que se toman en la Casa Blanca tienen que ser homologadas por la Cámara de Senadores. En este plano, se hace sentir el peso de la institucionalidad, que marca la diferencia y ha convertido a EEUU en una verdadera potencia mundial. 


La independencia e imparcialidad del Poder Judicial es fundamental porque garantiza a la Constitución, aunque algunos de sus miembros sean designados por el partido gobernante. Los jueces son vitalicios y es un honor formar parte del sistema judicial, especialmente integrar la Suprema Corte de Justicia. Ellos no necesitan de la figura del Tribunal Constitucional, por la sencilla razón que todo juez garantiza los derechos fundamentales y la supremacía de la Constitución. Aquí no cabe la tradicional ‘viveza criolla’, típica de nuestros países donde algunos presidentes viven obsesionados buscando cómo burlar la ley (que han jurado respetar y hacer respetar) y eternizarse en el poder. En EEUU hay una sola reelección y todos los presidentes saben que, como máximo, pueden llegar a gobernar 8 años.


A todos estos controles institucionales cruzados, que han hecho grande a este país y constituye motivo de orgullo de su gente, se suma una irrestricta libertad de prensa y, por tanto, existe una opinión pública debidamente informada que se encarga de fiscalizar y controlar la cosa pública y evitar así hechos de corrupción. Por ello, en el momento en que el flamante presidente decida ‘meterle nomás’ y comience a echar a los inmigrantes y construir muros, saltándose la histórica institucionalidad americana, la opinión pública se encargará de frenar cualquier despropósito de Donald Trump 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Amityville : El despertar, otras maneras de abordar el horror clásico
Solo el 44% de vehículos en el país ya tiene la revisión técnica
El TCP revoca fallo que impedía el paro médico y galenos siguen movilizados
Revelan que Albacete decía ser dueño de LaMia
Tres sensores en África detectaron la implosión de la nave
Morales condecora a Obiang, acusado de corrupción y de torturas en Guinea Ecuatorial
La tapa de hoy
Productores exigen puestos y denuncian cobros en el mayorista
Elecciones y democracia
Artistas unidos para hacer un pacto por los bosques
Carrera solidaria para devolver la vista a más de 100 personas
La Virgen de Cotoca llega de visita el lunes para invitar a su fiesta
Cohesión social para una ciudad segura
Autor de crimen cae por usar celular de víctima para llamar a su novia
Crónicas corrosivas (Por Trond)
Más de una veintena de bandas en el Rock in Río Piraí 2017
Los siete pecados capitales de un lugar llamado Michelangelo
... Cara a cara
Evo entrega obras por Bs 15 millones en Ascensión
Suárez Riglos: “Moxos es más importante que Tiwanaku”
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/11/2017
Gasolinazo sin derecho a pataleo
24/11/2017
Voto nulo
24/11/2017
Cohesión social para una ciudad segura
24/11/2017
Elecciones y democracia
23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores


EL DEBER
 
Te puede interesar

Crónicas corrosivas (Por Trond)

Los artistas en Yvaga Guazú
ESCENAS

Artistas unidos para hacer un pacto por los bosques

El premio se lo entregó la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia-SC
CULTURA

Suárez Riglos: “Moxos es más importante que Tiwanaku”

Diez

La tapa de hoy

Los jugadores de Flamengo celebran el triunfo ante Junior. Foto. Reuters
COPA SUDAMERICANA

Flamengo remonta y toma ventaja en el Maracaná

FÚTBOL

Ligueros determinan romper contrato con la televisión

Sociales
Último momento

¡Hey! Gleisy, ¿qué te pasó?

Sociales

Ashley Graham consiguió sus alas de Victoria’s Secret

Sociales

Miss Ecuador criticada por su figura en el Miss Universo